Universidad | Institucional | Correo | Sergionet | Directorio | Mapa del sitio


 

 

Año 6 No 1
Marzo 2011
ISSN: 2216-005

  Inicio | Comité Editorial | Contactos | Secciones: Opinión | Editorial | Altus Recomienda | Crónica | Cultivarte | Cuentos y relatos

  Correo lectores Deporte | Los especialistas | La Checho | Personajes | Música | Versos en el limbo | Cine | Foros de opinión |















 

 

EL CULTO AL SER HUMANO COMO FUENTE DE SABIDURÍA
Inmersión en la Cienciología
Por Alejandro Bustamante Moreno
Reportero Universidad Sergio Arboleda

“Respetamos al hombre y creemos que es digno de ayuda. Le respetamos a usted y creemos que usted, también puede ayudar"


© Souzajorge | Dreamstime.com

De la Cienciología se dice que es una secta potencialmente dañina para el ser humano y la iglesia no la reconoce como religión. Lo cierto es que es una creencia del siglo XXI que se expande por el mundo con gran rapidez. Curiosamente cuando la iglesia católica atraviesa su peor momento después de la inquisición, llega esta nueva forma de percibir el mundo para llevarse sus propios seguidores.

Cuando salió al mercado el stand up comedy “La pelota de letras”, llamó mucho la atención, primero por ser único hasta el momento en su género, pero también la elocuencia y la facilidad de Andrés López para expresar sus ideas. Al final de la presentación agradeció a “su maestro” por todo lo que le había enseñado y por todo lo que ha cambiado su vida desde el momento en que él conoció la Cienciología.

Hasta ese momento, la mayoría de las personas desconocían a que se refería con “Maestro”. Se trata de Ronald Hubbard, creador y fundador de la Cienciologia. Luego de varios años y de varias presentaciones a lo largo del planeta, Andrés López llevó consigo una ideología difícil de esconder, se había convertido en Cienciologo.

Para entender este nuevo fenómeno, se tomó la decisión de investigar en qué consistía y qué giraba alrededor de este nuevo mundo.

Antes de llegar a la iglesia, la fuente oficial y real de esta religión, se indagó a personas que con un criterio mayor al de la persona de a pie, pudieran dar luces de lo que podía el inicio a la Cienciología. Para el padre Campo Elías Robayo: “la Cienciología no es una religión. Es una forma de vida que le dice a las personas lo que quieren escuchar, le elevan al máximo su ego y su confianza y cuando se sienten plenamente “dopados” se convierten en cienciólogos” y así mismo agregó que “La iglesia católica no la reconoce como una religión”.
Esta religión ha superado muchas batallas legales, incluso en contra de países que no le permiten la entrada como religión. De hecho, en Bélgica es considerada como “una secta potencialmente destructiva para el ser humano”. No en vano, está considerada como una de las organizaciones que más pleitos legales ha disputado en la historia, en la cual se han gastado miles de dólares. Ella se defiende diciendo que "No somos una religión que pone la otra mejilla". En todas y cada una de esas batallas la Cienciología ha salido victoriosa, Según el portal de la oficial de la religión.

Uno de los aspectos más interesantes de esta nueva religión, es que la Cienciología no es excluyente de ninguna otra. El amor y la fe en Dios pueden seguir vigente en las mentes de las personas que decidan iniciar ese nuevo rumbo.

Una de las causas más prominentes de la cantidad de adeptos que se “afilian” diariamente, es la crisis institucional de la Iglesia Católica, la cual se ha visto envuelta por múltiples denuncias de toda índole. Como por ejemplo el Vaticano, que se enfrenta a uno de sus más difíciles momentos de los últimos años, por los escándalos de pedofilia que sacuden a Alemania, Irlanda, Austria y Holanda, a lo que se suma que ha resultado salpicado el hermano del papa Benedicto XVI, el obispo Georg Ratzinger, en cuyo coro en Ratisbona, que dirigió durante 30 años, ha habido serias denuncias de abusos sexuales.
La iglesia de la Dianética y Cienciología está ubicada en uno de los sectores más prósperos de Bogotá, en la carrera 15 # 87-44. Toda la decoración es acorde con el perfil que los cienciólogos le quieren dar a sus seguidores. Puertas grandes, con chapados en metal, y letras con mensajes grandes en materiales brillantes y llamativos.

Al llegar a la sede en Bogotá, junto al parque el virrey, la puerta tenía un aviso grande que decía “Respetamos al hombre y creemos que es digno de ayuda. Le respetamos a usted y creemos que usted, también puede ayudar”. Con ese recibimiento, las personas que llegan allá sienten que las cosas que estuvieran más apegadas a la razón, la lógica y que fueran tangibles, tenían más sentido que aquellas que solo dependen de la fe de la personas, de lo intangible.

Lo primero que hay que hacer para iniciarse como cienciólogo es someterse a un extenso test de personalidad que consta de 200 preguntas hechas por la universidad de Oxford en Inglaterra. Allí preguntan varias veces lo mismo de forma distinta. Las preguntas buscan saber qué tan dispuesta está la persona en tomar decisiones, en saber la capacidad de la persona en relacionarse con las demás, y en saber qué tan emocionalmente está preparado para un cambio.

Después de 37 minutos, que es lo que en promedio demora el test, envían a la persona a una sala de espera mientras salían los resultados del examen. La sala estaba finamente decorada con un sofá de cuero color madera, un televisor de pantalla plana de 42 pulgadas, una foto enmarcada del fundador de la religión, Ronald Hubbard , un mueble de madera de cedro de pared a pared, llena de libros, DVD, cursos y todo tipo de artículos que buscan hacer extensiva la Cienciología.

La espera la hacían menos larga, para ir aprovechando el tiempo proyectan en el televisor un video con la información primaria sobre lo que es y cómo se concibió esta religión, en el cual a grandes rasgos decía lo siguiente: “Es aprender más sobre ti y el mundo, así tiene más y más sentido”. Esta religión fue fundada en 1955 por el escritor, ingeniero, arquitecto, físico, entre otras 25 profesiones más, estadounidense Ronald Hubbard, quien investigó, redactó y profesó el manual que así mismo sirve como el credo de lo que se hoy en día se denomina llama Dianética y Cienciología.

Para muchos la palabra Cienciología es desconocida, ya que es una filosofía religiosa relativamente joven, esa viene de la palabra latina scio: conocimiento y la palabra griega logos: estudio de dicha filosofía plantea que “todos los hombres son creados con los mismos derechos” y que ningún agente por debajo de Dios tiene el poder para superar o apartar los derechos abierta o encubiertamente.

Del mismo modo esa afirmación se soporta de la teoría que postula que el hombre es básicamente bueno y está tratando de sobrevivir, pero su supervivencia depende de sí mismo y de sus semejantes, de su logro de la fraternidad con el universo.

Pero tal vez lo que más llama la atención del video fue que el fundamento más importante de la Cienciología es que el espíritu puede salvarse y el por si solo puede salvar y curar el cuerpo .Algunas de las premisas de la religión plantean como tal una contrariedad para los creyentes católicos como lo es el encontrar propias respuestas a las preguntas de la vida, propias verdades sobre la vida y uno mismo.

En una entrevista por la emisora W radio, detractores de la Cienciología hablaban del impedimento en ellos mismos por usar medicinas hechas en un laboratorio, exponiéndose tal vez innecesariamente a un dolor injustificado. A lo que responden que no es que el cuerpo humano no necesite de medicamentos hechos en un laboratorio para superar sus quebrantos de salud, es solo que la mente por si sola muchas veces puede aliviar el dolor físico. Otra cosa bien distinta es según explica Clara Buitrago, directora de asuntos especiales de la iglesia, “las medicinas siquiátricas no atacan la enfermedad como debe ser sino que por el contrario atacan al ser humano dejándolo mas indefenso de lo que estaba al principio”.

Luego de 12 minutos de espera, una señora de baja estatura, de contextura gruesa, ojos pequeños que se hacían mas pequeños aun con las gafas que usaba; de origen caribeño (por su acento) y vistiendo toda de negro, pero no por propia elección sino porque ese día el color negro predominada en las oficinas de la iglesia, muestra los resultados del test.
Hasta acá, nada cuesta un solo peso.

Para convertirse en practicante activo, sugieren leer un libro, que fue uno de los primeros que escribió el maestro Ronald Hubbard, “Dianética y Cienciología” en el que explican fundamentalmente la base de esta nueva región y en cual se encuentran todas las respuestas que al respecto puedan surgir.

También es recomendable asistir a una serie de conferencias cuyo valor es de 37.000 pesos. Valor que cubre las sesiones que sean necesarias para mejorar los bajones anímicos de la personalidad de uno como ser humano libre. El ciclo de conferencias se llama “Altibajos de personalidad en el ser humano”.

Como el proceso de iniciación lo determina la persona en sí. Se tuvo el testimonio de la máxima dirigente nacional, Clara Buitrago, quien desde hace más de 8 años hace parte activa de la Cienciología; se pudo percibir un ambiente de cordialidad que lo lleva en sus actitudes, desde el portero de la iglesia, hasta el resto de los trabajadores.
La conversación que sostuve con ella, al principio parecía más un interrogatorio de un acucioso fiscal, pero con el paso de los minutos y de mis respuestas, las palabras se tornaron más amenas. En ella sentí una aprobación instantánea.

En medio de la conversación y con mis escasos pero definitivos conocimientos acerca de esta religión, le volví a lanzar la pregunta que por estos días más me inquieta ¿Cómo se que ya soy un cienciológo? A lo que inmediatamente respondió con una frase que todavía retumba en mi cabeza “Un cienciólogo profesional es alguien que utiliza la Cienciología para promover las actividades del vivir, para el mismo y sus semejantes”. Seguido a eso me dijo “Alejandro, solo tú puedes proclamarte como Cienciólogo y te voy a dar una pista. Cuando alguien te pregunte sobre tus preferencias religiosas y por tu cabeza lo primero que pase sea nuestra iglesia, ahí ya eres un Cienciólogo”

Luego de este recorrido por este nuevo camino llegué a dos conclusiones básicas. La primera es que no hay poder en la tierra que me haga dejar de creer en la existencia de Dios y la segunda es que voy a seguir el camino de la Cienciología más como una forma de vida, la cual se interesa por mí y mi entorno.

-El hombre siempre ha soñado que él mismo, como individuo, y el mismo, como sociedad, podía ser libre- Ronald Hubbard.
 


 

Share |

su opinión sobre este artículo

Nombre:

E-mail:

Su Comentario:

   

 


Luego de un breve recorrido por este nuevo camino llegué a dos conclusiones básicas. La primera es que no hay poder en la tierra que me haga dejar de creer en la existencia de Dios y la segunda es que voy a seguir el camino de la Cienciología más como una forma de vida, la cual se interesa por mí y mi entorno.
 

Royalty Free Images

 

Universidad Sergio Arboleda
Bogotá - Colombia

Calle 74 no. 14 - 14  PBX: 3257500/81
Línea gratuita de Servicio: (Toll Free)  01-8000 120026
e- mail: info@usa.edu.co
2000 - 2007
Webmaster:
Grupo Internet
Diseño estratégico y visual: