Inicio | Comité Editorial | Página Universidad | Contactos   















 

> Regresar a la sección Intercambio

Espacio para el intercambio ínter universitario de artículos

Pensar la prensa
La Prensa como motor de la opinión pública

Jaime Andrés Benavides.
Cuarto semestre de Comunicación Social de la Universidad Santo Tomás


Haciendo frente a todos los hechos que cubren un país, a las decisiones que se toman en instituciones, a las órdenes de tipo legislativo y judicial que realiza un gobierno están los medios, estos son los encargados de dar a conocer esta cantidad de eventos a quienes puedan estar interesados. De este modo prensa, radio y televisión se han convertido en interlocutores directos de realidades precisas y humanas, la radio develando un instante, la televisión espectacularizando un evento y la prensa profundizando y analizando cada hecho.

La televisión y la radio son muy importantes, pero la prensa no sólo es importante, es también necesaria; sin ella la opinión pública de un país quedaría resuelta en un millón de matices y por ende seria imposible hablar de identidades o esquemas colectivos –opinión pública-.

Es justamente la prensa quien da coordenadas precisas llenas de fundamento, para la toma de posición con respecto a los aconteceres, es decir, sin la prensa no cabría dentro de un país, esa identidad que genera siempre una opinión sólida y pública, sin la prensa existirían un millón de opiniones distintas, cada una de ellas carente de análisis, fundamentos y argumentos.

En un mundo sin prensa, es decir, en un mundo sin análisis ni fundamentos, la gente no tendría el timonel que hoy día tiene, no tendría un mapa que seguir, ni una postura que tomar, sería como si la conciencia de un espacio o de un grupo de personas se perdiera y diera paso a la falta de proyección. Si se perdiera esto –la prensa- el análisis de nuestro futuro inmediato y también lejano, quedaría postrado a la suerte y a la peligrosa improvisación.

Viéndolo de este modo, lo que se trata no es negar la capacidad del individuo a la hora de tomar conciencia y tomar posición o decisión, lo que se trata y se dice, es que la prensa con su maravillosa capacidad de agrupar pensares, opiniones y posturas, a través del metódico análisis, lo que hace es generar una conciencia que se construye desde lo individual y se resuelve hacia lo colectivo, formando así y dividiendo también, lo que conoceríamos como la opinión pública.

La prensa como estructura de poder, esta mediada por ese hecho –formar opinión pública- y no estamos hablando que controle, ni mucho menos persuada, es más bien, que ella partiendo desde lo que las personas piensan y dicen, lo que hace es demostrar, que es la voz oficial y general de ellos mismos, agrupando pequeños pensares individuales para así convertirlos en posturas comunes y en posiciones que un principio fueron individuales y poco grupales –debido al sin fundamento- y que ahora son posturas estructuradas, globales y llenas de fundamento, es decir, las opiniones parten desde el individuo; se generalizan, agrupan y masifican en la prensa; y finalizan nuevamente en las personas a manera de opinión pública.

La prensa crea o construye la opinión pública.
Como ya lo hemos mencionado anteriormente, la prensa desempeña un papel importante en lo que hoy conocemos como opinión pública, pero creemos pertinente en este momento, justificar si es que acaso la crea o la construye.
Crear y construir nunca serán lo mismo, debido a que uno es sinónimo de establecer y fundar, y el otro distinto en virtud, es sinónimo de edificar y levantar.

Que la prensa cree opinión pública, seria como decir qua la prensa es quien toma postura con respecto al sin fin de cosas que hoy día suceden; sería como afirmar que las personas cada mañana esperan a la prensa, para saber que piensan y que dirán durante este día; sería tan insensato, como decir que el individuo dentro de una sociedad conformada por el mismo, no existe. En cambio, decir que la prensa construye la opinión pública, es afirmar que el individuo es quien piensa, quien toma postura.

La diferencia esta en que la prensa no tiene conciencia, las personas si, pero curiosamente es la prensa quien genera una conciencia, por esto es que son las personas quienes crean opinión y es la prensa quien construye opinión pública.
Quien o quienes están detrás de la prensa.
Hay un fenómeno, este consta en que la prensa, siempre esta dirigida por un grupo económico y esto debido a que los medios se han convertido también en un negocio.

Gracias al capitalismo que acecha cada uno de los gobiernos de nuestro planeta, el mundo ha entrado en un equilibrio cuyo fin es el de no decaer con respecto al otro, este equilibrio es lo que hoy denominamos como producción, distribución y venta, dicho de otra manera oferta y demanda, lo que esto ha ocasionado, es que hoy en el mundo todo sea negocio y todo dependa de una venta para subsistir. Incluso la prensa.

Muchas veces se ha llegado a decir que este medio es un órgano propaganda de gobiernos, campañas políticas, grupos y sectores económicos, esto es cierto, en la medida de que internamente cada prensa del mundo tiene un filtro veedor, encargado de ver que se publica y que no se publica, dicho de otro modo, a quien perjudicamos y a quien favorecemos. Viéndolo de esta manera se podría decir que la prensa ha atendido y ha desatendido su principal función, la de informar objetivamente. Por otro lado, hoy día en donde no priman intereses particulares y como lo mencionamos anteriormente, -que no se olvide- la prensa también ha tenido que entrar al obligado modo de funcionamiento mundial –producción, distribución y ventas-.

Sin embargo, también es cierto que detrás de cada gran periódico siempre esta la oposición y la contra cara, internamente, y si es cierto que la prensa favorece en ocasiones a los gobiernos y a los sectores económicos, también es cierto y por el mismo modo de funcionamiento de ellos, que el que escribe bien y el que tiene buenas ideas, escribe para un periódico, es decir, si existe en el mundo un columnista excelente y hay en el mundo un diario que pueda pagarlo, pues no importa que este piense o no piense igual, que el dueño del periódico.

Vemos entonces como hay dos formas de entender la prensa nacional y mundial; una que es la de la prensa como medio –también- propaganda de; y otra que se encarga de poner en publico, a todo aquel que piense y escriba de forma exquisita.

Un necesario final.
Si bien es cierto que hoy en el mundo todo es negocio y todo depende de un equilibrio económico, también es cierto que ahora todo aquel personaje que piense y escriba de una forma realmente apasionante, puede hacerlo en cualquier prensa del mundo. No importa quién sea el dueño o a quien se intente apoyar, lo importante en la presa es qué se escribe y cómo se escribe.

Tan necesario como el individuo que piensa en soledad, es la prensa, quien retoma las conclusiones del individuo y las lleva con argumentos y fundamentos, a esas posturas que construyen la opinión pública. Sin individuos no se generaría la opinión pública y sin prensa jamás existirían las comuniones que construirían la opinión pública.

Más importante que el papel, la circulación, el tiraje, la locación, la diagramación y los dueños, es el escritor, el columnista y el periodista, ellos en general constituyen el espíritu y la esencia misma de la prensa, son ellos el motor principal de los diarios y sin ellos no habría tan maravillosa comprensión que la prensa nos ofrece de esta realidad.



Lea las opiniones a este artículo >>
 
su opinión sobre este artículo

Nombre:

E-mail:

Su Comentario:

   

 

 

Universidad Sergio Arboleda
Bogotá - Colombia

Calle 74 no. 14 - 14  PBX: 3257500/81
Línea gratuita de Servicio: (Toll Free)  01-8000 120026
e- mail: info@usa.edu.co
2000 - 2005
Webmaster: Grupo Internet
Diseño estratégico y visual:



 eXTReMe Tracker