Universidad | Institucional | Correo | Sergionet | Directorio | Mapa del sitio


 

 

Año 6 No 1
Marzo 2011
ISSN: 2216-005

  Inicio | Comité Editorial | Contactos | Secciones: Opinión | Editorial | Altus Recomienda | Crónica | Cultivarte | Cuentos y relatos

  Correo lectores Deporte | Los especialistas | La Checho | Personajes | Música | Versos en el limbo | Cine | Foros de opinión |















 

 

Perfil de un columnista gráfico
Cómo exagera Vladdo la realidad
Por Paula Delgado
Comunicación Social y Periodismo

Hace 25 años es caricaturista, periodista y dibujante crítico colombiano. Siempre ha proyectado la misma línea ideológica, esa que defiende y ejerce el derecho a opinar como una “cuestión básica y universal”.

“Una cosa que me gusta de Uribe es la finca”, dice cuando le preguntan su opinión por las cosas positivas del gobierno del ex presidente colombiano. La frase es la muestra perfecta de su método para exagerar irónicamente la realidad sin caer en el error de inventarla.

“Para hacer oposición hay que conocer muy bien al enemigo, esos puntos débiles; uno debe saber lo que critica, debe estar bien documentado y escoger minuciosamente las palabras tanto para defender como para atacar” aconseja, lo cual se ha reflejado en su impecable investigación que aunque no es tan evidente en las caricaturas como a la hora de escribir columnas, conlleva una importante carga de fuentes que le dan un enfoque.

Su trabajo refleja la intención y el interés en patrocinar y proteger el derecho a opinar como cualquier ciudadano, aún cuando, en su caso, el hacerla pública y venderla comprometa su independencia. Ve claramente la línea que cruza entre independencia de opinión y objetividad de información, explica la primera como la descripción de lo que cada cual ve y la segunda como la imparcialidad que genera opiniones con base en elementos de juicio. “Si se defienden convicciones se han de asumir posiciones”, asevera.

La especialidad de Vladdo es esa opinión gráfica, parcializada y subjetiva en la que tanto se esmera y mediante la cual ha escalado importantes posiciones en el periodismo. Desde 1986 su expresión crítica ha ocupado un espacio en las revistas y periódicos de Colombia y ha recibido reconocimientos como el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, el Premio Nacional de Periodismo del Círculo de Periodistas de Bogotá, el premio de Excelencia otorgado por la Sociedad Interamericana de Prensa y en dos ocasiones el premio de Excelencia de la Society for News Design, por su trabajo como diseñador de periódicos. Hoy en día trabaja en una de las revistas más influyentes del país: Semana, dónde desde 1994 publica la sección Vladdomanía.

En su carrera no ha permitido la censura, intenta interpretar el sentir de los lectores (con los que comparte su punto de vista y con los que no), ha ganado muchos admiradores pero también opositores, se considera una persona repentista que no planea su vida y no se pone metas, planea retirarse cuando encuentre algo que le permita asumir económicamente sus responsabilidades, define su carrera como grata y reconoce que ha trabajado duro.

La libertad de prensa la compara con la justicia, conoce pero no aprueba su privatización por parte de las empresas mediáticas que la controlan desde sus dueños y reprocha la falta de vigilancia del gobierno que es, al menos constitucionalmente, el ente encargado. Como periodista opina que la libertad de prensa es un espacio que se gana mediante una gestión responsable y un pensamiento bien argumentado, éste debe mantener coherencia y correspondencia con el fin de llenar dignamente el espacio asignado e instaurar un sello estilístico reconocido que evite limitaciones o reparos de los directores en las publicaciones.
Del uribismo, al cual siempre se ha opuesto y criticado, rechaza todos los efectos secundarios: Noemí, Santos, Arias y otros más, mientras que apoya la política de Mockus con orgullo y “sin interés de por medio”, comenta. Como fundador de Un Pasquín, su prensa de oposición, criticó desde sus inicios y abiertamente el actual gobierno, “es un periódico de posiciones subjetivas”, aclara, como para no criticar su labor periodística.

En estos días ha sido cuestionado por su evidente integración a la ola verde y la posibilidad de que siendo Mockus presidente no le haga oposición, sin embargo asegura que “si Antanas mete las patas o uno de sus funcionarios lo hace, me toca actuar en consecuencia. A quién más le doy es a quién más le exijo. Me dará pesar, pero si da papaya se aprovecha”.

“Retroceder si es una opción: Por lo menos en materia de encuestas” es la frase que abre la nueva edición que viene cargada de investigación y análisis de la actualidad política nacional y que se puede descargar en la página oficial: http://www.unpasquin.com/
 

 


 

su opinión sobre este artículo

Nombre:

E-mail:

Su Comentario:

   

 



 

Royalty Free Images

 

Universidad Sergio Arboleda
Bogotá - Colombia

Calle 74 no. 14 - 14  PBX: 3257500/81
Línea gratuita de Servicio: (Toll Free)  01-8000 120026
e- mail: info@usa.edu.co
2000 - 2007
Webmaster:
Grupo Internet
Diseño estratégico y visual: