Calle 74 No. 14-14 - Torre Occidental piso 2 - Horario de atención: Lunes a Viernes de  7:30 a.m. a 7:30 p.m. - Sábados de 8:am a 12:30 m
Inicio | Centro de documentación | Videoteca | Bibliotecas virtuales | Fondo de publicaciones | Acceso web Universidad

 


Para obtener una copia completa de este  material en su correo electrónico, utilice el formato en línea. El servicio es gratuito.

EMPLEO, INNOVACIÓN Y PAZ, TRES ESTRATEGIAS PARA LA COLOMBIA
QUE YO QUIERO

Trabajo de Investigación realizado por:
Prof.: Fernando Alonso Ojeda Castro
Escuela de Finanzas y Comercio Exterior
Universidad Sergio Arboleda
2001

Regresar Centro de DocumentacionRegresar 

Para quienes han decidido entrar a esta página, encontrarán seguramente una serie de estudios que he realizado durante los últimos años con diversidad de Instituciones privadas o públicas y a muto propio, donde la economía es base de los mismos y busca dilucidar en algo temas que van desde el ámbito netamente financiero-monetario-internacional, hasta el desempleo, pasando por la interacción de esta ciencia con la Bioética.

Mi condición de investigador me ha permitido descubrir algunos hechos que he creído relevantes y que quiero poner a consideración de quienes de una u otra manera deseen complementar lo investigado, o deseen discutir de ellos a través de las direcciones virtuales que nos conectarán, o simplemente quieran referenciarse con lo obtenido. Es importante generar campos abiertos donde se puedan generar espacios de interacción, de hecho, lo contrario impulsará a personas como Yo a convertirse en archivadores naturales de hipótesis que algunas veces serán verdades y que siempre tendremos la impresión que con lo hallado se hubiese podido contribuir a algo. Entonces, manos a la obra y espero que estas letras escritas generen en el lector un momento de reflexión sobre estos temas que espero sean de un buen interés y que han podido ser puestas en esta página gracias al interés y a la confianza que la Universidad Sergio Arboleda ha depositado en mí,


Profesor Fernando Ojeda

 
Otros trabajos del mismo autor:
Análisis comportamental del aparato productivo Bogotano >>

La venta de células sexuales por
 INTERNET >>


Empleo, innovación y paz, tres estrategias para la Colombia que yo quiero>>

Un agro Colombiano: bajo una lupa puntual 1.998-2.000

Depresión y productividad, el to be pragmático de hoy en día

El desempleo y la pobreza: Un paradigma por resolver en Santafe de Bogotá


 

Abstract:

Todos los Colombianos somos concientes del inmenso drama que es el desempleo. De hecho, mínimo en que cada familia del país, existe una persona de la misma que lleva más de tres meses y medio, participando de un desempleo de estructuras, buscando trabajo con el desgaste personal e intrafamiliar que ello conlleva. Sin embargo, quienes protagonizan el conflicto al margen de la ley, sostienen que sus propósitos finales incluyen la lucha frontal contra el no trabajo.

No ha existido un tema que tan vehementemente se hubiese tratado desde que las mesas de negociación despegaron con las FARC en el periodo del actual Presidente Andrés Pastrana. Es claro entender que un hecho causante de violencia es el no tener un trabajo que genere ingresos para permitir ejercer uno de los derechos divinos del hombre, el vivir. Por otro lado, quienes en carne propia andan buscando empleo, sino es que ya están cansados de tanto rechazo, saben que muchas de sus posibilidades de trabajar la han perdido fruto de la violencia, la misma que dice ser generada a favor de su causa. Cada torre que contribuye al transporte de electricidad derribada, cada puente volado, cada bomba, cada secuestro, cada.......etc., genera una incertidumbre, una duda tan alta hacia aquellos que desean crear empresas y dar trabajo en nuestro país, que los lleva a huir de nuestra tierra adorada. Los llamados entre ellos revolucionarios, ven estos movimientos militares, como necesarios para “sensibilizar” a aquellos que tienen y tan tenido el poder y quines, según ellos, son los culpables de todos estos problemas, incluyendo el desempleo. Si alguno de ellos alguna vez leyese esta página, cabría hacerle alguna o todas estas preguntas:

¿ Si desean acabar el desempleo, por que están dejando sin trabajo a tanta gente humilde en el país de nuestro agro ?, para nadie es un secreto, que en el campo donde se han centrado los enfrentamientos, las personas tienen los salarios reales más bajos y tienen largos periodos sin tener ingresos constantes, pues dependen de los ciclos de las cosechas, ¿ por que ellos, que desde antes mismo de desatarse el conflicto casi ya cincuenta años, no lograban cubrir sus necesidades básicas ?

Después del propio campo, han sido las ciudades pequeñas donde el enfrentamiento ha sido cruel y en los últimos años con un altísimo grado deshumanizante. Allí, donde va el agricultor a negociar sus excedentes de pan coger, donde cada cuadra tiene una o dos tienditas, y a las cinco o diez, se hace una escuela y el televisor continua siendo un bien suntuario por excelencia y el radio es el compañero, ¿ Por que destruirle el negocio al tendero ? ¿ Por que acabarle la casa al pequeño comerciante de café, yuca o papa ? ¿ Hay luego que detonarles sus calles, colegios y su tranquilidad ?, todo ello, incluyendo privar a las personas de su libertad, ha generado y generará desempleo aquí y en cualquier parte.

Si se lucha por ideales, ¿ estos deben terminar por acabar con la dignidad y respeto a la vida de los más pobre y desvalidos del País ?. Yo y muchos nacionales y ya la inmensa mayoría internacional, saben que el mayor generador del desempleo en este país en este momento es el conflicto y si en realidad se desea introducir este tema en las negociaciones, como una idea determinante NO HAY JUSTIFICACIÓN PARA ARREBATAR A QUIENES TRABAJAN EN ESTE PAÍS NI SU TRABAJO, NI AUN MAS IMPORTANTE, SU VIDA.

No entendemos, como quienes dicen luchar por nuestra causa, en nombre de ella misma hace ya muchísimos años nos quitan, sin podernos defender nuestras fuentes de trabajo y asesinan, nuestra vecina y su hija de cinco o diez años, que nada tienen que ver con este absurdo conflicto.

Para quienes están en el campo esperando entrar al próximo pueblo con un arsenal de tanques de gas, balas, minas quiebra-patas y todo aquello que les permita entrar en un pueblo, que los rechazará, como ya viene sucediendo unánimemente, acto, supuestamente, hecho para el bien de ellos, de los habitantes del pueblo que están apunto de perderlo todo, quiero recordarles, que las revoluciones que se han generado desde Siberia, hasta el corazón de Europa, desde Corea hasta Indonesia, pasando por la inmensa China, jamás han dejado nada bueno a sus beligerantes contendientes que dicen estar a favor del pueblo, cuando este en su mayoría como está ahora sucediendo en Colombia, los rechaza y no los apoya.

Es curioso pensar, que quienes dicen ser los máximos mecenas de esta noble causa, el empleo, son uno de los máximos, sino el que más desempleo esta creando, en contra de la población más indefensa y pobre del país y que hace parte de casi de más de tres cuartas partes de todos los que vivimos y aún subsistimos en estas tierras. Ninguna solución por mágica ni voluntariosa que sea sacará al país de la crisis del no-trabajo, si continua esta coyuntura incesante y absurda de guerra.

Frente a este trabajo, cuando empezaron a crearse las mesas de discusión que trataban el tema de los desempleados en el Caguán se planteó la posibilidad de que la academia a través de ASCUN, participara en unas propuestas que lograrán dar una luz en este gravísimo problema. La Universidad de la Salle a través de su Centro de Investigaciones me solicitó hacer una propuesta al respecto. A muto propio la hice y este fue el resultado. Cada una de ellas debía contar máximo con algunos minutos para hacer su propuesta, ello implicaba ser concreto en cada una de ellas, lo cual además debía permitir que todos los que fuesen tuviesen el tiempo para hacerlo. Mi propuesta se ciñó a ello, lo que determinó que fuese bastante concreta. En este escrito que he subido a la red, añadí lo que en mis borradores consideré como elementos operativos importantes y que aparecieron de manera nominativa en el proyecto original. Los resultados están aquí, puedan ser luz para algo algún día.

El Plan denominado EMPLEO, INNOVACIÓN Y PAZ, TRES ESTRATEGIAS PARA LA COLOMBIA QUE YO QUIERO, se divide en tres programas. El primero de ellos, REDUCCIÓN MODERADA Y CONCERTADA DEL TIEMPO LABORAL, referencia la posibilidad de reducir las horas laboradas, pasando de cuarenta (48) horas límite a la semana, como lo dicta el código de Trabajo, a 40 horas por semana. La empresa logrará mejorar su stock tecnológico y carga tributaria, los trabajadores aportarán, logrando aprovechar las ocho horas liberadas con utilidad social y el estado administrará y controlará el acuerdo político (es decir de Largo Plazo y no partidista, o sea de Corto plazo). El segundo programa, EMPLEO SOCIAL, busca darle una oportunidad a quienes han terminado una carrera y están entre los 16 y 30 años, dándoles trabajo por intermedio de Municipios y ONG´s, en temas como la ecología, enseñanza, administrativos y salud. Finalmente el tercero, UNIDADES AGRÍCOLAS DE PRODUCCIÓN, entrega unas tierras a quienes han sido desplazados, insertados o tienen como hábitat natural el campo, verificando el uso productivo agrario de estas.


 


Para obtener una copia completa de este  material en su correo electrónico, utilice el formato en línea. El servicio s gratuito.



Copyright ® Universidad Sergio Arboleda
2000 - 2001
Webmaster: Grupo Internet
Diseño estratégico y visual: