Universidad | Correo | Sergionet | Directorio | Mapa del sitio  

 

 


Directora:
Dalila Montejo
dalila.montejo@usa.edu.co
Tel: 3257500
Ext 2212, 2213

 

 Recursos :  Centro de documentación | Videoteca | Guía de Bibliotecas virtuales | Fondo de publicaciones

 

Centro de Documentación Virtual - Material de consulta y estudio en formato electrónico

[ Archivo de trabajos académicos]


Biblioteca Virtual > Centro de Documentación > Comunicación > Derecho a la intimidad, el honor, la honra y el buen nombre en el ejercicio del periodismo


Derecho a la intimidad, el honor, la honra y el buen nombre en el ejercicio del periodismo

Tesis de Grado presentado por:
Marcela Arteaga López
Paola Andrea Muñoz
Universidad Sergio Arboleda
Escuela de Comunicación Social y Periodismo
2001

 

Introducción


Ningún derecho es una galaxia expansiva, ni tampoco una forma gaseosa que muda su ámbito, su extensión o su fuerza configurante al compás del viento. Si la precisión es un hermano pequeño de la justicia, la precisión y la justicia se hacen todavía más exigibles cuando se habla de derechos humanos. Entre otras cosas, porque está en juego esa medida radical de todo lo justo, que es el hombre, todos los hombres. La primacía del hombre sobre las cosas es algo radical, fundante de toda justicia. El mayor ataque a la justicia es convertir al hombre en cosa o convertirlo en medio.

Los valores -cualidades de carácter estructural que aparecen dentro del nivel práctico de las acciones humanas, como resultado de una síntesis entre la realidad objetiva y la realidad subjetiva- prefiguran en el plano de lo ético y en las exigencias universales de autonomía y de inviolabilidad hoy conocidas con el nombre de derechos humanos.

A lo largo de la historia estos derechos han recibido diversos nombres. Se les ha llamado "derechos naturales", "derechos esenciales" o "derechos inherentes", entre otros. En Colombia se denominan Derechos Fundamentales (Ver Anexo A)

Cuando la libertad de información se convierte en pieza clave de toda sociedad democrática, cuando las diversas funciones sociales de la prensa son continuamente atacadas por el poder político, cuando la vida privada de tantas personas está sujeta a la investigación periodística, cuando los mensajes de los medios de comunicación bombardean las mentes y los corazones de tantos millones de personas, no es extraño que las exigencias de responsabilidad moral a la profesión periodística -en sus múltiples dimensiones- crezcan considerablemente.

Los medios de comunicación están en todas partes, puesto que sin ellos no se accede a la información más cotidiana y básica. Poseen un poder tecnológico extraordinario que les hace posible llegar a lo más oculto y escondido. No es nada raro que el mayor daño que los medios pueden hacer consiste en informar de lo que no deben o en meterse donde no les está permitido hacerlo, ya que nadie los ha llamado. En otras palabras, en convertir en público lo que es privado. El derecho a la intimidad y a la propia imagen es, hoy por hoy, uno de los derechos más amenazados por la libertad de expresión. En realidad, se trata de un conflicto entre libertades: la libertad del individuo a ser soberano en su ámbito privado, contra la libertad del medio a revelar lo que ocurre en ese ámbito cuando los medios lo juzgan como de interés general.
Nuestra profesión puede contribuir a mejorar esta sociedad, a construir caminos de tolerancia, a denunciar anomalías, a evitar atropellos, a fiscalizar la función pública, a ser un servicio para la comunidad o para alcanzar justicia social; pero el periodismo practicado por ciertos medios de comunicación de nuestro país no ejerce una función o posición crítica o constructiva.

Este trabajo de investigación pretende demostrar que existen unos derechos fundamentales del hombre que están relacionados estrechamente con la profesión periodística y con la ética de los profesionales de la misma para ejercerla. Estos derechos, aunque conocidos por los periodistas, no se cumplen a cabalidad. Para agravar esta situación, los derechos no solamente no se cumplen, sino que además existe un total desinterés hacia ellos.

Otro de los aspectos fundamentales que pretende demostrar este trabajo de investigación es el relacionado con los códigos de ética periodística. Para algunos profesionales del periodismo este código no está escrito. Para algunos está implícito. Otros medios consideran que se debe crear y escribir un código que sea común para todos y que regule el ejercicio de la profesión.

Para el mejor entendimiento de este trabajo, es básico empezar por comprender el concepto de dignidad, persona y ética. A partir de estos conceptos y de sus implicaciones en el campo ético, social y jurídico, veremos cuáles son los derechos fundamentales del hombre y cómo deben protegerse, y cómo, tanto el Estado como la sociedad en general, deben luchar para que estos aspectos de la vida humana se conserven intactos.

Tabla de Contenidos


INTRODUCCIÓN 8
1. CONCEPTO DE DIGNIDAD, PERSONA Y ÉTICA 12
1.1 DIGNIDAD 12
1.2 PERSONA 15
1.3 ÉTICA 17
2. DIFERENCIAS ENTRE LO ÉTICO Y LO LEGAL 21
3. DERECHOS FUNDAMENTALES DEL HOMBRE 26
3.1 TODA LIBERTAD SUPONE RESPONSABILIDAD 29
3.2 LIBERTAD DE EXPRESIÓN 30
3.3 EL DERECHO A INFORMAR Y SER INFORMADO 33
3.3.1 Información veraz, objetiva e imparcial 35
3.4 DERECHO AL HONOR 38
3.5 DERECHO A LA INTIMIDAD 41
3.6 DERECHO A LA HONRA Y AL BUEN NOMBRE 50
4. EL PERIODISMO COMO FUNCIÓN SOCIAL 55
5. LA ÉTICA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN COLOMBIANOS 60
6. CONCLUSIONES 63
BIBLIOGRAFÍA 66
ANEXOS

 


Universidad Sergio Arboleda
Bogotá - Colombia

Calle 74 no. 14 - 14 
Línea de atención: 3258181
Línea gratuita de Servicio
:
01-8000 110414

e- mail: info@usa.edu.co

2000 - 2009

Webmaster: Grupo Internet