Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

INGRESA A BLACKBOARD

haz clic
Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

CÓMO ARMAR EL ROMPECABEZAS PARA EL ÉXITO PROFESIONAL

egresado - postgrados
Elegir un postgrado con la intención de fortalecer la profesión puede convertirse en una tarea desgastante. Las múltiples posibilidades y los diferentes enfoques, además del precio, repercuten en la decisión final y, algunas veces, las expectativas no se cumplen como se esperaba.

En efecto, cada peldaño en la formación profesional implica el desarrollo de habilidades teórico-prácticas que se adquieren por medio de diferentes metodologías, según el programa de posgrado elegido, así como la institución educativa que lo ofrece. Esto, sumado al hecho de atender a los cambios laborales, que cada día son más dinámicos y, por ende, exigen que el profesional esté informado y actualizado para responder oportunamente a los retos que se le presentan. La cuestión es, entonces, estar preparado para atender a esas exigencias sin equivocar el rumbo y tener la certeza de haber escogido acertadamente un buen programa que permita alcanzar el éxito laboral.

A continuación, algunas respuestas a preguntas frecuentes que pueden contribuir a que su elección sea la mejor.

¿Qué estudiar y cuál es la finalidad de la oferta académica actual?
José María del Castillo, Vicerrector de Gestión Académica de la Universidad Sergio Arboleda, expone su punto de vista sobre las diferencias y la aplicabilidad de las diversas opciones de formación profesional:

Oficina de Egresados: ¿En qué se diferencia una especialización de una maestría y de un doctorado?

José María del Castillo: Una especialización busca profundizar en ciertos conocimientos específicos de un área determinada; contempla competencias que no se alcanzan a dictar en el pregrado y que el estudiante en esta opción de formación bien puede adquirir.

En la maestría, existen dos enfoques: uno de investigación y otro de profundización. En el primero, el estudiante se interesa por indagar ampliamente y al detalle sobre un área específica para lo cual debe elaborar un trabajo de investigación científica. En el segundo enfoque –de profundización– el estudiante realiza una iniciación en investigación aplicada, es decir, ahonda en un campo específico bien sea del Arte, la Ciencia o las Técnicas.

En el doctorado, se forma el científico en esencia. En esta alternativa de posgrado el estudiante no solo se especializa en investigar, además, al terminar su doctorado, su competencia para investigar científicamente es muy alta, es decir, tiene la formación idónea para abordar una idea, plantear una hipótesis, analizarla y criticarla hasta exponer una tesis y unas conclusiones.

O.E.: ¿Cuál es el papel fundamental de la educación continuada en Colombia?
J.M.C.: La educación continuada es diferente a los programas de posgrado. Esta comprende cursos cortos de extensión que ayudan al estudiante a instruirse sobre temas específicos de su interés. Por eso, un objetivo de las Instituciones de Educación Superior debería centrarse en ofrecer programas de este tipo, con temas relevantes de las Ciencias, las Artes y las Técnicas; por ejemplo, un diplomado sobre derechos humanos, le da herramientas al estudiante para enfocar mejor su carrera, independientemente del programa de pregrado que haya elegido.

Sin duda, es el mercado el que orienta a las universidades acerca de los temas que se pueden explotar a través de los diplomados y cursos que el estudiante busca, en aras de fortalecer su carrera en corto tiempo.

O.E.: ¿Cómo lograr el equilibrio entre estudios de posgrado y experiencia específica?

J.M.C.: Muchas empresas valoran el tema de la experiencia, “yo formé a mi empleado, yo lo trabajé desde ‘pequeño’”; esa experiencia no la va a replicar en ninguna Institución de Educación Superior y lo valoran más en ese sentido; en contraste, otras empresas prefieren darles la oportunidad a estudiantes con competencias específicas, esto es, una especialización, una maestría o un doctorado, porque es ese conocimiento adquirido el que le servirá a la empresa para su crecimiento interno como organización. Por eso, la tendencia mundial en las empresas es preferir para fomentar el ingreso de personal con estudios de posgrado.

O.E.: Doctorado, ¿exclusivo de la academia, gusto por el conocimiento o aplicable al mercado laboral colombiano?

J.M.C.: El escenario natural del doctorado es la docencia y la investigación. Para una empresa no es necesario un doctor como sí lo es y se requiere en el campo de la educación; el doctor, en este contexto, está para detectar problemas y encontrar soluciones. Por ello es importante saber distinguir los mercados; en Latinoamérica, por ejemplo, el tema de los doctorados está apenas creciendo, mientras que en Estados Unidos o países de Europa y de Asia, ya es considerado como un requisito para acceder a ofertas laborales, porque ellos tienen claro el concepto de la innovación.

¿Qué buscan las empresas?
Si va a aplicar a una oferta de trabajo tenga en cuenta las recomendaciones que hace Rosalba Montoya, Directora de ManpowerGroup de la Región Andina, empresa líder en soluciones de fuerza laboral: “Cada compañía tiene su propio ADN y, de esta forma, también enmarca sus propias competencias para cada uno de los cargos con que lleva a cabo su operación”. De ahí la importancia de saber descifrar el enfoque del cargo para adaptarse; hacerlo permite identificar mejor lo que se puede aportar, según el dominio del conocimiento.

Recuerde que hay empresas que buscan fortalecer su grupo humano y por ello ofrecen crecimiento profesional o flexibilidad para que el trabajador pueda seguir sus estudios sin ningún impedimento. “Cada día se convierte en un requisito significativo, incluso, muchos profesionales, antes de terminar su carrera, ya están haciendo estudios de posgrado con el deseo de escalar, en corto plazo, primero una especialización, luego una maestría y, por qué no, hasta un doctorado”, enfatiza David Niño, Logistic & Supply Chain Management Division de Adecco Professional.

Otro tema que se fortalece es el de los profesionales con estudios en el exterior y que, según Rosalba Montoya, “son atractivos candidatos para las empresas por su formación multicultural, pues ello les permite un mejor desempeño profesional a nivel global”.

Así pues, la oferta de programas de profundización académica está a la orden de los interesados. Ya sea que las expectativas indiquen la necesidad de hacer un diplomado como extensión a la carrera profesional o, tal vez, un posgrado específico: una especialización, una maestría o un doctorado, lo cierto es que somos nosotros quienes marcamos el norte de nuestro futuro laboral. Así, el rompecabezas estará armado y el éxito asegurado.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE