Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

INGRESA A BLACKBOARD

haz clic
Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

CON LAZOS DE AMISTAD SE INAUGURÓ EL CLUB DE PILOS DE LA UNIVERSIDAD SERGIO ARBOLEDA

Club de pilos

Estudiantes que provienen de diferentes rincones del país llegaron a La Sergio para cambiar sus vidas


El auditorio principal de La Sergio fue el lugar escogido para una cita a ciegas muy especial: la de los estudiantes beneficiarios del programa Ser Pilo Paga y los colaboradores de la Institución, quienes, de manera voluntaria, aceptaron la invitación de vincularse al Club de Pilos de la Universidad Sergio Arboleda, iniciativa única en el país -reconocida y avalada por el Ministerio de Educación- dirigida a este grupo de futuros profesionales.

El Club de Pilos tiene como objetivo generar espacios de acompañamiento, asesoría y seguimientos a los estudiantes, a través de encuentros periódicos con sus nuevos mentores, en las instalaciones de la Institución.

En medio de sonrisas y abrazos se llevó a cabo el encuentro, que tenía por objetivo que los alumnos conocieran a sus consejeros, quienes previamente habían recibido información de ellos, relacionada con sus gustos, proyectos, procedencia y demás.

“El programa se lanzó con funcionarios de la Universidad con el fin de transmitirles a los estudiantes el valor de ser Sergista. La idea es que el próximo año los consejeros de los nuevos alumnos que ingresen a la Institución, sean los ‘Pilos’ que iniciaron este año el Club”, explica Carolina Bretón, directora de la Decanatura de Estudiantes.

“Pretendemos complementar su formación para la vida a través de consejos enriquecedores y prácticos que los empleados les brindarán a los estudiantes en los encuentros que realicen”, agrega Bretón.

En la primera cita, 107 estudiantes -de los 300 que este semestre optaron por La Sergio como su opción profesional- se reunieron con cerca de 116 empleados, para participar en el desarrollo de dinámicas divertidas, que ayudaron a romper el hielo. Hablar sobre su héroe favorito, sus lugares de origen y sus expectativas de vida, estas fueron algunas de las preguntas que, tanto ‘pilos’ como mentores respondieron para conocerse mejor.

La alegría invadió el lugar cuando los estudiantes recibieron de parte de sus mentores un libro como sello de la nueva amistad.

“Fue una experiencia genial, la verdad no me lo esperaba, fue muy bueno encontrar un apoyo acá en la Universidad, es muy chévere sentirse así. Mi consejera es muy atenta, conocerla fue como encontrar calor de hogar. Es bastante duro el cambio: pasar del colegio a la universidad y, además, vivir en otra ciudad. Con todo lo que está haciendo La Sergio, es una manera de adaptarse más fácil”, explicó Angie Catalina Andrade, estudiante de Finanzas y Comercio Exterior.

“Es una experiencia bellísima porque, más allá de lo formal, tiene el contacto humano que es lo que hay que destacar de estos encuentros. Me pareció que el equipo de la Decanatura de Estudiantes, con el área de Comunicaciones, han hecho una gran labor. El trabajo que está haciendo la Universidad es replicable para las otras universidades del país entero”, señaló por su parte la consejera Catalina Higuera, asistente de Protocolo de la Universidad, quién se vinculó al Club para acompañar en el proceso de vida universitaria a dos Pilos Sergistas.

El Club de Pilos es una apuesta por contribuir, desde la excelencia académica, a una formación profesional de carácter humano, es por esto que en el encuentro se socializó con cada Consejero un decálogo de compromisos para hacer de ésta una experiencia muy provechosa.


      1. Dedicar tiempo al Club de Pilos y, en particular, a su estudiante.
      2. Sostener por lo menos un encuentro mensual con el pilo.
      3. Proporcionarle sus datos de contacto (correos electrónicos, celular y teléfono fijo principal) y estar dispuesto a brindarle tiempo de calidad.
      4. Conocer la Universidad y el calendario académico. Esto es clave para poder guiarlo en su proceso.
      5. Leer la historia de vida del pilo, la cual está consignada en un documento personal, que solo usted conocerá.
      6. Contactar en la Decanatura de Estudiantes a la Coordinación del Club, en caso de duda o inquietud.
      7. Acompañar al pilo en su proceso de adaptación. Guiarlo para que conozca los lugares culturales y de interés en Bogotá y cercanos a la Universidad.
      8. Postular a una persona que cuide de su pilo cuando, por alguna razón, no continué trabajando en la Universidad
      9. Comprometerse a nunca dejarlo solo.
      10. Dejar huella en la vida del pilo.
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE