Tratado de Libre comercio

InicioLa Universidad  | Contactos | Enlaces

  Contenido:
Publicación de estudiantes de segundo semestre de Derecho
Documentos base
 

 


Inicio > Derecho Constitucional Colombiano >Constitución de 1886
 

 

CONSTITUCIÓN DE 1886

Se trató de una alternativa totalmente opuesta a la anterior: centralizaba el poder ejecutivo, devolvía la preeminencia de la iglesia católica en el manejo de la religión y la educación y establecía el Concordato con el Vaticano para la atención de tierras de misión dentro del territorio nacional. Presidencialista por excelencia, al punto de conceder amplias facultades al ejecutivo para casos de conmoción interior o guerra exterior, en su artículo 121 llegaba a darle a aquél  tal superioridad que la mayor parte del tiempo de vigencia de esta carta el gobierno hizo uso de ella para atender emergencias internas y externas de todo orden, por ejemplo: régimen de aduanas, sueldos, instrucción pública, prensa, creación de entes administrativos, manejo de contratos con el Estado, reorganización de territorios o creación de la banca central. Los decretos leyes desde el ejecutivo se volvieron comunes y corrientes; la dirección del orden público quedó a su merced.

Esta constitución estuvo sometida a reformas múltiples durante su vigencia para adecuarse a la cambiante situación del siglo XX, pero las más relevantes fueron las de 1910, 1918, 1921, 1936, 1945, 1958 y 1968. En la primera se redujo el tiempo del  presidente de seis a cuatro años, y las siguientes intentaron definir parámetros para la modernización de los aparatos del Estado, con la consecuencia de una excesiva fragmentación de su estructura. El poder presidencial llegó al punto de tener a su cargo, además de los ministerios, 8 departamentos administrativos; 126 organismos adscritos; 35 organismos vinculados; y 7 superintendencias encargadas de asuntos como fondos, cajas de previsión, bancos, compañías de financiamiento comercial y de seguros, almacenes generales de depósito, una línea aérea, una empresa de productos veterinarios, zonas francas, colegios, universidades o industrias militares: La reforma de 1968 estuvo orientada al incremento.

LA REGENERACIÓN Y LA CONSTITUCIÓN DE 1886

La constitución de 1886 expresó el pensamiento de Núñez y de los regeneradores. Según ellos, la Constitución debía reflejar un equilibrio entre el poder del Estado y las libertades individuales. En otras palabras, debía imponer la libertad y el orden como principios para gobernar. Estos solo sería posible dentro de un estado centralizado con un poder ejecutivo fuerte.

Estableció la descentralización administrativa y la centralización política: Solamente existían un congreso y un poder ejecutivo centrales, una legislación para toda la nación y un ejército único. Los antiguos estados, que de ahí en adelante se llamarían departamentos, gozarían de autonomía para asuntos administrativos tales como obras públicas, educación y servicios públicos entre otros, pero el nombramiento de los gobernadores era responsabilidad del presidente de la República.

El período  presidencial se extendió a 6 años. El presidente quedaría investido de poderes especiales en caso de guerra exterior o interior.

Proclamó la religión católica como elemento esencial dentro del orden social y la responsabilidad del Estado de proteger la Iglesia. Además, la educación pública quedó a cargo de la iglesia. Con estas leyes finalizó la separación-Estado  que había sido decretada en la Constitución de 1863.

Respetaba las libertades individuales pero establecía ciertos límites a las mismas.

Restableció la pena de muerte para delitos graves y reservó para el gobierno el derecho exclusivo de fabricar y comerciar con armas.

El parlamento quedó conformado por dos cámaras y los senadores y representantes eran elegidos por 4 años.

Otorgó el derecho de votar por concejales y diputados a los varones mayores de 21 años que ejercieran profesión, arte u oficio. Solo los varones con renta superior a los $500 anuales y propietarios de bienes inmuebles podían votar por los representantes y senadores eran elegidos por las asambleas departamentales.

a)   GOBIERNO DE NÚÑEZ. Para el período 1886-1892, Rafael Núñez  fue reelegido para la presidencia. Por diversas razones Núñez sólo ejerció su cargo entre 1887 y 1888, pero desde su ciudad natal: Cartagena, orientó a los encargados del poder ejecutivo que fueron, en su orden José María Ocampo, Eliseo Payán y  Carlos Holguin. Como se dijo anteriormente, la Constitución de 1886 devolvió al país la organización centralista y otorgó grandes poderes al Gobierno Central y al presidente de la República 

El gobierno de Núñez restableció el proteccionismo mediante  la imposición de impuestos de aduana a algunos productos de importación  Durante estos años fueron encarcelados y expulsados del país algunos líderes del liberalismo radical, entre ellos el expresidente  Sergio Camargo. Los poderes presidenciales eran lo suficientemente amplios para decretar este tipo de castigos y estas medidas disgustaron al liberalismo.

En 1887, se firmó con la Santa Sede un Concordato, por el cual se devolvían a la Iglesia los privilegios que le habían sido arrebatados por la Constitución de Rionegro y se restablecían las relaciones Iglesia-Estado. Núñez fue reelegido nuevamente para el período 1892-1898.

Por enfermedad, primero y después debido a su fallecimiento, asumió el cargo el vicepresidente Miguel Antonio Caro, un conservador que participó en la redacción del texto final de la Constitución de 1886. Durante su mandato fueron perseguidos algunos lideres liberales y se impuso un severo control a la prensa. El partido liberal, desplazado el poder, vio en la guerra su única salida.

En enero de 1895, los liberales se levantaron en armas contra el gobierno de Caro, pero fueron derrotados en marzo del mismo año: El Gobierno, fortalecido por la existencia de un ejército nacional, acentuó su persecución contra los lideres del levantamiento.

Al mismo tiempo, se produjo una división dentro del partido conservador: los nacionales que apoyaban el gobierno de Caro y los históricos que se oponían a la concentración de poderes en la persona del presidente y al control que este ejercía sobre la prensa. Las elecciones siguientes dieron el triunfo a los conservadores nacionales. 

Los liberales y los conservadores históricos fueron derrotados y acusaron al Gobierno de haber favorecido el fraude electoral.
 

 



 




 


Universidad Sergio Arboleda
Bogotá - Colombia

Calle 74 no. 14 - 14  PBX: 3220080/81 Fax: 5452924
Línea gratuita de Servicio: (Toll Free )  01-8000 120026
e- mail: info@usa.edu.co
2000 - 2005
Webmaster: Grupo Internet
Diseño estratégico y visual: