Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

INGRESA A BLACKBOARD

haz clic
Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

EL DÚO DE LAS CHICAS PILAS DE LA ESCUELA DE FILOSOFÍA Y HUMANIDADES

filo 44
Por un lado, tenemos a Martha Peña, una trigueña pecosa de mirada profunda y carácter fuerte a quien le gustan las matemáticas. Tiene cejas pobladas y perfectamente delineadas, cabello oscuro y abundante… pero ante las cámaras, puede llegar a ser un poco tímida.

Por otro lado, está Camila Rivas, una niña tierna pero segura, a quien no le gustan las matemáticas, con mirada y voz dulce, de palabras concretas y cabello crespo despeinado, bastante llamativo.

Ambas son beneficiarias del Programa Ser Pilo Paga pero, más allá de esto, son grandes seres humanos con un trayecto de vida, aunque corto, muy interesante del que vale la pena resaltar la perseverancia, esfuerzo, humildad e intelectualidad.

La conversación se hizo tan agradable que terminaron hablando sobre cabello, cejas y hasta motos (la mamá de Martha tiene una), pero esos son temas que no vamos a abordar aquí.

Su proceso en la Universidad Sergio Arboleda ha sido un cambio significativo para sus vidas; dejaron a un lado su zona de confort para empezar a cumplir sus sueños, formarse y realizarse como seres humanos. Ellas estudian Filosofía y Humanidades; Martha, porque piensa que “la educación es el único medio para salir adelante y tener más opciones de vida” y Camila, porque cree es importante ya que, asegura, “me interesa mucho aprender de todo”.

Este dúo coincide en que “con la Filosofía se abordan diversos contenidos, porque se enfoca, además del amor a la sabiduría, en historia, arte, música, escritura, investigación y psicología. Resaltan que es una carrera muy completa que exige saber desenvolverse a la hora de conversar y opinar de manera escrita para ser un gran filósofo, porque abrirse en el mundo es más fácil cuando sabes expresarte de la manera adecuada.”

Las dos pilosas también escriben porque les gusta. Martha ganó un concurso de poesía en RCN, con un poema para niños y Camila escribe, a veces, solo cuando se inspira. No siempre escriben de amor sino de muchos otros aspectos de la vida que les apasionan.

Cuando se enteraron de que podían ser beneficiarias del Programa Ser Pilo Paga, tomaron dos caminos diferentes. Camila le contó a su mamá y después a su papá; sin mucho misterio, ya que al ser la hermana del medio en su familia y teniendo a su hermano mayor en el mismo programa, ya estaba familiarizada con el tema.

Por su parte, Martha, quien viaja desde Zipaquirá todos los días para asistir a la Sergio Arboleda, no quería ilusionarse a sí misma y menos a su mamá, por lo que esperó el momento adecuado (cuando estuviera segura para contarle la noticia) la misma que conmovió a su madre y la llenó de orgullo, ese orgullo y felicidad que le inundaron instantáneamente los ojos de lágrimas tan pronto se enteró.

Estas amigas también comparten el gusto por la psicología y alcanzaron a pasar por otras universidades antes de escoger la Sergio Arboleda. Coinciden en que desde el momento en que presentaron la entrevista como aspirantes para ser Sergistas, recibieron un trato tan amable y respetuoso que esto las atrapó desde el principio, porque, aseguran, no se sintieron como objetos o un código más sino como seres humanos; además resaltan que el pénsum de la Escuela de Filosofía y Humanidades, de su nuevo segundo hogar, es realmente atractivo y completo. Destacan las clases de latín y griego, las cuales les llaman mucho la atención.

Estas jóvenes, durante la carrera, tienen grandes expectativas y como prioridad su deseo es aprender a ver la vida de un modo profesional; estudiar y empezar a vivir “lo bueno de la Universidad”.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE