Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

INGRESA A BLACKBOARD

haz clic
Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

LA LUZ DEL ESPÍRITU SANTO ILUMINA NUESTRA UNIVERSIDAD

El pasado miércoles 2 de junio de 2010, en una ceremonia sin precedentes, recibieron el sacramento de la Confirmación catorce de nuestros estudiantes.
Nuestra capilla, Santa María Sede de la Sabiduría, se tiñó de rojo, del rojo del amor, del rojo del Espíritu que llegaba a cada uno de nuestros jóvenes quienes, aun en medio del consumismo que impone la sociedad moderna, buscan un momento para refugiarse en la roca más fuerte y verdadera: Jesús de Nazaret. Catorce estudiantes recibieron el sacramento de la Confirmación, en ceremonia presidida por Monseñor Ra- fael Cotrino; los padres Pbro. Carlos Mauricio Uribe Blanco, decano de la Escuela de Filosofía y Humanidades, y Campoelías Robayo, docente de Cultura Religiosa y capellán de La Sergio.
Fue un día de fiesta para este puñado de estudiantes, que se pre- pararon pacientemente con el fin de recibir el Espíritu del Resucitado, Espíritu que otorga la fuerza necesaria para romper las cadenas del odio y el egoísmo, que abre un sendero al compromiso de vivir en favor del más necesitado y cumplir con el mandamiento del amor heredado de Jesús.
Por el sacramento de la Confirmación estos catorce sergistas recibieron una Nueva Gracia que revivifica, por una parte, el anhelo de anunciar el Evangelio y por otra denunciar aquellos males producto de las injusticias que obstaculizan la convivencia fraterna. Con el Espíritu Santo, estos jóvenes se han impregnado del amor Divino. Asumiendo el sacramento de la Confirmación con madurez, se han convertido en profetas modernos, quienes con su testimonio, solidaridad y amor, nos hacen recordar nuestra verdadera misión.
El cristiano, al recibir la Confirmación, tiene la misión de anunciar la fe, testimoniar la verdad, comprometerse a implantar un mundo de justicia donde reinen la paz y la libertad. El mayor efecto del sacramento de la Confirmación es la efusión plena del Espíritu Santo y sus siete dones: sabiduría, entendimiento, consejo, ciencia, piedad, fortaleza y temor a Dios.
Al darse una sola vez en la vida, la Confirmación imprime en el alma del ser humano una marca indeleble; es el sello del Espíritu de Cristo que reviste de la fuerza para ser testigo y multiplicador del Evangelio de Jesús.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE