Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

INGRESA A BLACKBOARD

haz clic
Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

SIGUE LA COSECHA DE TRIUNFOS PARA LA ESCUELA MAYOR DE DERECHO

AL Concurso Interamericano de Derechos Humanos, la 3ra. Competencia de Arbitraje Internacional de Inversión y el reconocimiento de la Escuela Mayor de Derecho como la más innovadora de Colombia, se suma el triunfo por parte de Julián Triana en el DebateUP de la Facultad de Derecho de la Universidad del Pacífico.

Triana fue uno de los estudiantes de La Sergio que estuvo en la competencia que contó con la participación de las también Sergistas María Camila Farfán y Karem Alejandra Méndez, quienes ocuparon el segundo lugar en el Torneo de Debate. En el mismo torneo también participaron Nicolás Riaño y María Camila Farfán quienes quedaron dentro de los 10 mejores discursos del torneo.

En entrevista, el ganador del concurso, Julián Triana, nos contó cómo se desarrolló el concurso y cómo se sintió en su participación.

Oficina de Comunicaciones: ¿de qué trata el concurso en el que participó?

Julián Triana: DebateUP es un torneo organizado por la Facultad de Derecho de la Universidad del Pacífico. Si bien es un torneo nuevo, pues esta fue su tercera edición, ya tiene una gran importancia en el contexto del debate competitivo latinoamericano. En esta oportunidad, debatientes de Argentina, Chile, Ecuador, Colombia y de varias ciudades de Perú, nos reunimos a competir en dos modalidades distintas: en parejas debatimos en Parlamento Británico e individualmente en la Competencia de Discursos UP.

O.C.: ¿Cuál considera que fue el valor diferencial que le permitió obtener el primer lugar?

J.T.: Analizar con detalle y entender los diferentes momentos de la competencia, pues no en todas las situaciones funciona la misma retórica y argumentación. Hubo momentos en DebateUP donde, si bien tuve que actuar bajo presión, esto no fue un obstáculo para analizar el contenido apropiado de cada uno de mis discursos.

Adicionalmente, como Sociedad de Debate de la Universidad Sergio Arboleda, nuestros entrenamientos no son fáciles ni eventuales. Nos reunimos dos veces por semana para entrenar haya o no una competencia cercana y siempre afrontamos estos momentos con la mayor seriedad posible. Lo anterior permite que tenga una mayor fluidez y adaptación a largas horas de debate y a corto tiempo para preparar cada uno de los mismos; sin duda eso es un plus importante.

O.C.: ¿Para usted, cuál es el sentido de estos certámenes de oratoria, por qué cree que son importantes?

J.T.: El debate competitivo se debe analizar desde dos esferas distintas: la personal y la profesional. En la primera, el aporte es muy valioso, comenzando porque cualquier persona en su cotidianidad, si goza de una buena expresión oral, tiene de entrada una ventaja en cualquier ámbito frente a los demás, pero tal vez lo más importante sea la cantidad de personas que se conocen y de las que se aprenden infinidad de cosas. Ya son más de una decena de competencias de debate para mí y he construido grandes amistades mientras aprendo; por otro lado, en el ámbito profesional, el aporte es absolutamente claro y necesario. En un país donde la abogacía está haciendo un tránsito hacia la oralidad, el mejor profesional tiene relación en gran parte con su manera de expresarse. Los casos en el derecho y en la vida misma no se ganan solo teniendo la razón, hay que lograr expresarse asertivamente para que se sepa que uno es quien está en lo cierto.

O.C.: ¿Qué significa este nuevo reconocimiento?

J.T.: Tal vez lo mejor que tiene el debate competitivo es que la derrota no significa un fracaso, pues de igual manera se aprendió y se mejoró de cara al futuro; sin embargo, encontrar una recompensa a los entrenamientos, el esfuerzo y dedicación con un primer lugar es algo realmente gratificante y me motiva a continuar dejando lo mejor cada día. Un primer lugar no significa que se es mejor que los demás competidores, no lo veo así; significa verdaderamente que se han hecho las cosas muy bien y es un aliento para no detenerse.

O.C.: ¿Qué aprendizaje le dejó esta experiencia?

J.T.: Mi primera competencia internacional de debate precisamente fue en Lima hace unos años. Con “Nico” Riaño fuimos a representar a La Sergio sin tener todavía un largo recorrido y ciertamente algo temerosos a los resultados; nos fue bien, alcanzamos cuartos de final pero pudimos ver que faltaba demasiado trabajo por hacer. Las dos siguientes visitas de nuestro grupo de debate en Lima (a DebateUP), significaron dos primeros puestos. La conclusión y el aprendizaje principal está en que la perseverancia y el trabajo constante sí entregan resultados.

O.C.: ¿Qué distingue a un Sergista en estas competencias?

J.T.: Somos un grupo unido, alegre y del que cualquier otro equipo sabe que encontrará un buen debate. Siempre que hemos competido lo hemos hecho pensando en que hay que traer buenos resultados a la Universidad y lo hemos logrado, sin que eso signifique que esa sea la razón por la que debatimos.

Comparte este contenido
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE