Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

INGRESA A BLACKBOARD

haz clic
Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

EL DECANO DE NUESTRA ESCUELA DE FILOSOFÍA DESTACÓ EL APORTE DE LA BIOÉTICA

padre-mauricio-uribe-universidad-sergio-arboleda
Momentos previos a la intervención del Dr. Camilo Noguera Pardo, en la Lectio Inauguralis 2016-02, el Decano de la Escuela de Filosofía y Humanidades, Pbro. Dr. Mauricio Uribe Blanco, ofreció unas sentidas palabras, que resaltaron la labor del cuerpo de investigadores de la Escuela, así como la consolidación del seminario permanente para nuestros profesores sobre Persona, Universidad y Sociedad, que se viene realizando este año cada tercer viernes de 8 a 10 de la mañana.
Más adelante, abordando la temática de la Lectio Inauguralis, destacó el trabajo desarrollado por un equipo de investigadores especialistas en Bioética, de diversas universidades europeas, “quienes, cuando abordan los distintos tratamientos sobre aspectos actuales de la discusión bioética, parten del inconformismo con respecto a la mentalidad más extendida en nuestro momento, inconformismo caracterizado por tomar en serio: primero, el valor de la vida humana, como tal, y su dignidad, relativizadas y deslizadas peligrosamente a una falta de significación, como articulan hoy cada vez más autores; segundo, la capacidad del conocimiento ético, bioético y biojurídico de responder a los retos que nos plantean las posibilidades biomédicas y biotecnológicas”.

Igualmente, destacó las consideraciones que hace el Dr. Julián Vara Martín, de la universidad CEU-San Pablo: “Probablemente, no hay nada más humano, más accesible a la experiencia común de cualquier hombre, que el rechazo espontáneo del sufrimiento, el dolor y la enfermedad. Sin embargo, vale la pena anotar que, junto con ese espontáneo rechazo del sufrimiento humano, a los hombres que alumbraron la concepción que cristalizó en la tradición que dio origen a Europa, y de contera, a nuestra América, la tradición cristiana: Grecia, Roma y Jerusalén, miraba con un respeto infinito al que sufría, en el que reconocía que se obraba un misterio ante el que sólo podía callar. Para esa tradición, el hombre en su sufrimiento y en su debilidad se convertía en un misterio intangible. Un misterio que, necesariamente, remitía a Dios. Esta intuición del hombre antiguo tampoco le es extraña a la tradición judeo-cristiana con la que confluye, en la que el hombre aparece hecho según la misma imagen del Misterio: ad imaginem et similitudinem nostram, a imagen y semejanza nuestra, dice el libro del Génesis, poniendo las palabras en boca de Dios.”

En este sentido, continuó el Decano: “lo que el hombre antiguo percibía en el sufrimiento no era algo que trasformara el ser del hombre, sino algo que en cierto sentido lo desvelaba. El sufrimiento desvela al hombre ante sí mismo y ante los demás, y lo muestra como lo que es, un misterio. De ahí la necesidad de abordar el ser del hombre antes de abordar lo que le sucede (el dolor, el sufrimiento y la fragilidad), o mejor: de no perder de vista, a la hora de tratar de las cosas que le suceden al hombre, que son cosas que le suceden a alguien que, en buena parte, es un desconocido para sí mismo”. Recuerdan ustedes el libro de Alexis Carrel, un hombre de ciencia y nobel de medicina, que escribió El hombre, ese desconocido. Concebir correctamente al hombre, para concebir correctamente los problemas humanos es un sano principio metodológico siempre, pero singularmente cuando el objeto de estudio de la bioética es la vida humana misma, y los problemas éticos que plantea. “De ahí la importancia de volver a mirar al hombre y entender su condición para recuperar desde ahí el verdadero sentido y naturaleza de la reflexión sobre la vida humana. Aun es preciso hacer otra prevención más que nos debe ayudar a abundar en lo mismo, y es que toda vida humana es la vida de alguien. No existe algo así como material biológico humano, que estuviera pendiente de adscripción, que fuera lo que en derecho se llama res nullius (cosa de nadie), susceptible por ello de apropiación, uso o disposición. Y no existe, no sólo porque siempre sea de alguien – que lo es – sino porque, muy verdaderamente es alguien que, al subsistir, decimos que vive. La vida no es nada distinto del sujeto que vive: vive él y su ser consiste en su vivir”.

Finalmente, el Decano indicó: “Por eso toda reflexión ética sobre la vida humana es una reflexión de tratar a otros hombres, con los que estamos en relación, pero precisamente esto, la rectitud de trato entre los hombres, cualquiera que sea la condición actual de ambos, es el campo propio de la justicia y el derecho; porque la justicia ha sido siempre la virtud que disciplina las relaciones humanas, de modo que allí donde el hombre actúa y su acción puede ser referida a otro hombre, se dan relaciones de justicia”.

De este modo, todo el orden de los problemas bioéticos y todo el campo de la investigación biomédica y biotecnológica, cuando tratan de esa peculiar forma de vida que es la vida humana, lo que plantean son problemas de justicia, problemas jurídicos, a cuya solución no puede serle extraño el análisis que procede del análisis del derecho.” Y así tenemos, además de la bioética, la biojurídica. Considero, entonces, que “hay que aproximarse al objeto de la bioética a través de la reflexión sobre el sujeto del derecho: la persona. El infinito respeto que el derecho, una de las primeras disciplina humanas en cuanto antigüedad e importancia, ha prestado a la comprensión de su sujeto debe orientar toda la labor en un campo tan delicado como el de la bioética. Tanto el Dr. Camilo Noguera Pardo como el Dr. Alejandro Castaño se han adentrado, en estos ámbitos, el de la bioética y el de la biojurídica. Hoy escucharemos con atención al Dr. Camilo Noguera Pardo y sus reflexiones y conclusiones para proceder luego a un diálogo abierto, con el objetivo de clarificar aspectos que nos interesan”.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE