Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

DE LA MANO DE LA SERGIO, EMPLEADOS ALCANZAN SU TÍTULO DE BACHILLER

Dos empleados del Departamento de Seguridad lograron su meta de graduarse como bachilleres académicos, gracias al programa Progreso para mi futuro de la División de Gestión Humana y la caja de compensación Cafam.

funcionaros graduados usergio arboleda

Cuando el reloj marcaba las 11:00 a.m., y la banda de la Fuerza Aérea interpretaba “La vida es bella”, de Nicola Piovani, en el teatro Cafam de Bellas Artes se presenciaba el desfile de cientos de valientes, a quienes la edad no representó un impedimento para cumplir sus sueños. Caminando hacía sus asientos, vestidos con una toga y un birrete, azul como el cielo, celebraron ese día como el fin de una era académica; el grado como bachilleres estaba a minutos de sus vidas.

Allí, a los lejos, dos empleados Sergistas estaban nerviosos, pero a la vez emocionados porque la vida les había dado revancha en el estudio. La ceremonia de grado se dio entre el llanto de familiares y graduandos. Entre tantos nombres, por los parlantes del teatro se escuchó el llamado del primer Sergista: Álvaro Galindo, empleado del Departamento de Seguridad, quien se puso de pie y caminó a recoger el diploma, que lo certificaba como un nuevo y orgulloso bachiller de Colombia.

Mientras los minutos pasaban, otro Sergista esperaba con ansias su momento de victoria. Saúl Antonio Martínez, guarda de Seguridad cumplía una de sus anheladas metas: finalizar el bachillerato, proyecto que tenía en mente desde hace varios años. Llegó el momento más esperado, su nombre fue anunciado y de inmediato se levantó de la silla. El diploma se convirtió en uno de sus grandes trofeos alcanzados.

Saúl Antonio confesó el temor que tuvo cuando permaneció hospitalizado doce días en la clínica, y nueve días incapacitado en su casa, puesto que ese quebranto de salud le perjudicó las calificaciones de algunas materias. “Llegué a pensar que me iba a tocar graduarme hasta la mitad de año de 2018”, aseguró el graduado. “Gracias a Dios pude hablar con algunos profesores y ellos me ayudaron”, agregó Saúl.

Estos dos Sergistas finalizaron, con esfuerzo y mucha dedicación, una parte de su formación académica, gracias al programa de educación continuada “Progreso para mi futuro”, una alianza para el beneficio de los trabajadores entre la División de Gestión Humana y Desarrollo Organizacional, y la Caja de Compensación Familiar Cafam.

A la salida del auditorio, los dos Sergistas eran esperados por sus familiares con una sonrisa marcada en los rostros, que expresaba el orgullo y el honor de acompañarlos en esta etapa que concluía. A la vez, el sol brillaba en todo su esplendor, al igual que la emoción que los irradiaba; tener en sus manos el diploma de una meta alcanzada.

Actualmente, son seis empleados Sergistas los que han culminado sus estudios y han obtenido el diploma que los certifica como bachilleres colombianos.

Comparte este contenido
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE