Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

LA REFORMA DE LUTERO: ANÁLISIS DEL SÉPTIMO CONVERSATORIO DE HISTORIA

La reforma que inició Lutero hace 500 años supuso una auténtica revolución que marcó la historia posterior de modo incomparable; en ese entonces, también fijó las famosas 95 tesis en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg.

El pasado viernes 1 de septiembre, el departamento de Historia de la Escuela de Filosofía y Humanidades de la Universidad Sergio Arboleda, llevó a cabo el séptimo Conversatorio de Historia, que tuvo como tema principal la reforma luterana y sus cimientos. El conferencista invitado, Dr. Agustín María Andrés Irazola, docente de la Maestría en Historia de la Universidad, trató tres aspectos fundamentales: ¿Qué fue la cristiandad?, ¿cómo se disolvió? y ¿cómo esa disolución sirvió para que surgiese el Estado moderno?

Para dar respuesta a estos interrogantes, el Dr. Irazola sostuvo que Lutero empezó su movimiento protestando contra la Iglesia Católica por su concepción sobre el pecado original, la cual plantea que el ser humano quedó herido en su naturaleza, es decir, con una inclinación al mal y, por lo tanto, necesitado del auxilio divino; según la doctrina católica el hombre alcanza su salvación mediante la fe y las obras; mientras que para el reformador de origen alemán, dicho pecado corrompió totalmente al hombre, quien solo podría salvarse por la fe, no por las obras. De esta manera, como para Lutero, los hombres no eran capaces de hacer cosas buenas; dedujo entonces que la Iglesia era algo propio del diablo, no una obra santa, quebrantando el poder universal de la misma.

El protestantismo logró difundirse por el uso de la fuerza y la violencia; su identidad está basada en el odio anti romano, por lo que consiguió quebrar el poder de la institución eclesiástica, otorgando al Estado autonomía absoluta, momento que aprovechó Lutero para presentar la figura del papa como algo inútil, que no valía nada como representante del poder divino”, afirmó.

Durante la ponencia también se explicó cómo en la Edad Media el cristianismo logró separar las auctoritas de las potestas y reconoció dos sociedades perfectas, cada una en su esfera independiente, pero que debían colaborar: Ecclesia e Imperium. A la primera, le correspondía las auctoritas, a la segunda, las potestas. La iglesia espiritual que propugnó Lutero acabó con este orden cristiano.

La cristiandad tuvo su momento de apogeo entre 1050 y 1350 aproximadamente, y el profesor Agustín María considera que sus bases las sentó el cristianismo surgido en el imperio romano, que tenía una peculiaridad y era la religiosidad. Los romanos sabían que no podía haber civilización sin religión. Los emperadores y los césares se divinizaron para darles más relevancia y facilitar la obediencia, además, tenían una tendencia al monoteísmo.

Continuando con su exposición, el conferencista afirmó que: “según los romanos, existían tres tipos de religiones: la política, la mitológica y la filosófica. El cristianismo se adhirió a esta última, por eso se les acusó de ateísmo, por dar preeminencia al logos más que al ethos. San Agustín hizo la separación de la Iglesia y el Estado, destruyendo la identificación entre el poder de un único Dios y el del hombre, ya que ningún poder terreno podía ocupar el de Dios.”

El acto académico finalizó con una ronda de preguntas a las que el profesor Agustín respondió, entre otras, qué repercusiones tuvo La Reforma Luterana en la sociedad actual. Al respecto, afirmó: “Desgraciadamente se destruyeron las bases de una civilización razonable, y esto se hizo con los conceptos de relativismo, secularización, subjetivismo y libertad, la cual se transformó en pura espontaneidad; se suprimieron así numerosas riquezas culturales, artísticas y económicas“.

Cabe resaltar que esta conferencia hace parte de un ciclo de conversatorios que el departamento de Historia lidera desde hace dos años y en el que se han tratado temas como La Comprensión de la Realidad en el Medio Oriente y su trasfondo político, y Las Relaciones Internacionales en el Ámbito del Patrimonio Histórico, los cuales han sido abordados por importantes docentes como Saúl Rodríguez Hernández y María Ángeles Sánchez de León, entre otros.

Comparte este contenido
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE