Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

NI VENCIDOS NI VENCEDORES, FIN DE LAS DOMINACIONES EUROPEAS

La Universidad Sergio arboleda fue escenario de la clausura del décimo curso de Historia de España y América Latina “La primera Guerra Mundial (1914- 1918) a los 100 años de la última guerra de caballeros”

CURSO HISTORIA 2

El Departamento de Historia de la Escuela de Filosofía y Humanidades, colaboró con el XV curso de Historia España y América Latina, “La primera Guerra Mundial (1914-1918) a los 100 años de la última guerra de caballeros”, organizado por el Centro Cultural y Educativo Español Reyes Católicos y la Embajada de España, que se llevó a cabo del 9 al 12 de abril del presente año, clausurándose en el auditorio principal de la universidad Sergio Arboleda.

La primera conferencia estuvo a cargo de Gautier Mignot, embajador de Francia en Colombia, quien inició su exposición afirmando que “esta guerra se puede calificar como el primer suicidio nacionalista”. A finales del siglo XIX se montó el escenario de la primera guerra mundial donde se enfrentaron la alianza de Francia Inglaterra y Rusia contra la alianza de Alemania, Austria-Hungría e Italia, estas alianzas se formaron alrededor de enemistades fundamentales que existían entre Alemania y Francia y entre Rusia y Alemania.

El embajador aseveró que es importante también resaltar que hubo fuerzas pacifistas en todos esos países, en particular en las fuerzas de izquierda y movimientos socialistas, constituidos estos últimos también en un movimiento internacionalista y opuesto a la guerra; este movimiento fue callado en Francia, en particular por el asesinato de su líder Jean Jauré el 31 de julio de 1914 tres días después del inicio de la primera guerra Mundial.

El conferencista destacó que “el primer detonante de los primeros días de la guerra fue la invasión de Alemania a Bélgica que se había declarado neutral. La violación de la soberanía belga llevó al Reino Unido a declarar la guerra a Alemania”. Por otra parte los alemanes fueron detenidos por los franceses a pocos kilómetros de París iniciándose

una guerra de desgaste en las líneas de trincheras. El embajador de Francia expresa que “hay que mencionar una cifra muy importante, el día más mortífero de toda la historia militar de Francia fue el 22 de agosto de 1914, en el que murieron 27 mil soldados franceses”.

Gautier Mignot continuó diciendo que el balance final de este conflicto, fue que no hubo ningún vencedor, quizá Estados Unidos salió fortalecido, sobre todo porque ayudó y marcó el fin de la dominación de las potencias europeas sobre el mundo. Afirmó que “no hubo ningún orden internacional sólido que salió de ese conflicto y las economías europeas duraron entre 10 y 20 años para volver a alcanzar el nivel que tenían en 1914”. Mignot concluyó sosteniendo que hoy día las guerras entre estados se han vuelto memorias, se puede observar cómo las tensiones y dominaciones siguen existiendo, los imperialismos de hoy no son solo un grupo político y militar, sino también cultural y tecnológico y obviamente eso nos lleva cuidar hoy más que nunca la paz y la seguridad internacional.

Tras la intervención del señor embajador, el doctor José Manuel azcona Pastor, profesor titular de Historia Contemporánea de la universidad Rey Juan Carlos de Madrid, además profesor visitante de la Maestría de Historia de la Sergio, habló del nuevo orden internacional tras la primera guerra mundial. Para el Doctor Azcona “el tratado de Versalles siempre será tomado por Alemania como una humillación y tuvo que reconocer su responsabilidad por haber causado todos los daños y perjuicios a los aliados y los gobiernos asociados.El desastre de la Primera Guerra Mundial trajo consigo la decadencia y el repudio de no pocos europeos hacia el Estado Liberal de derecho”.

El doctor José Manuel habló sobre las consecuencias más visibles de la guerra, la desaparición de cuatro imperios: el alemán, el austrohúngaro, el ruso y el otomano. Numerosas naciones recuperaron su independencia y otras nuevas se crearon: “Polonia volvió a formarse como un país independiente después de más de un siglo de opresión. Por otro lado Serbia se transformó en Yugoslavia por la unión de croatas y eslovenos. Checoslovaquia también fue una de las nuevas naciones surgidas en la posguerra, creada a partir de la fusión del reino de Bohemia. El imperio turco dejó de existir pues Inglaterra se reservó la administración de Irak y Palestina, Francia de Siria y también se quedaron con las colonias alemanas. Así, Inglaterra controlaría Tanganika, Damara-Namibia y parte de Togo en África. Algunas zonas como Bélgica, Serbia y el norte de Francia fueron especialmente dañadas y en gran medida destruidas”.

Para el profesor invitado, el Reino Unido pasó de ser el mayor acreedor del mundo a convertirse en una de las naciones más endeudadas, mientras que la guerra significó para Alemania una gigantesca inflación. Sin embargo Italia, a pesar de ser uno de los países vencedores, salió desilusionada de los acuerdos de paz por la petulancia de los aliados en su trato con ella y la insatisfacción por los escasos beneficios obtenidos por esta guerra.

Azcona Pastor terminó la conferencia concluyendo que como consecuencia de la guerra, “Grecia combatió contra Turquía, en una guerra que terminó con el tratado de

Lausana en 1923, además el intercambio de población entre ambos países en el que participaron unas 2,3 millones de personas y donde murieron cientos de miles de griegos”, en lo que se conoce como el genocidio griego, una demarcación, que sin embargo aún es polémica en la actualidad.

La agenda del curso, en el marco de la formación del profesorado, organizado por la embajada de España y el Centro Educativo y Cultural Reyes Católicos, llegó a su fin tras los respectivos agradecimientos, en especial a la Universidad Sergio Arboleda y al Departamento de Historia de la Escuela de Filosofía y Humanidades que se unieron a esta iniciativa.

Comparte este contenido
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE