Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

HASTA SIEMPRE, PROFESOR HERNANDO CORREA PERAZA

La Universidad Sergio Arboleda lamenta profundamente el fallecimiento del Dr. Hernando Correa Peraza, docente investigador del Departamento de Historia, de la Escuela de Filosofía y Humanidades de nuestra institución, durante sus últimos 10 años de vida.

hernando-correa-ob

La Universidad Sergio Arboleda lamenta profundamente el fallecimiento del Dr. Hernando Correa Peraza, docente investigador del Departamento de Historia, de la Escuela de Filosofía y Humanidades de nuestra institución, durante sus últimos 10 años de vida.

Como periodista y Magíster en historia,el Dr. Hernando Correa Peraza se distinguió por ser un académico muy sensible y riguroso, quien eligió la formación con sello humanista de los nuevos Sergistas, como escenario para compartir sus amplios conocimientos.

En su ímpetu y dedicación como educador y escritor, tuvo la generosidad de compartir con sus interlocutores la riqueza del pensamiento conservador, pues como seguidor del expresidente Laureano Gómez, amigo de la verdad histórica y gran conocedor de los detalles exactos de los sucesos que narraba, contó con la oportunidad de estudiar la correspondencia privada del líder conservador, como parte de las fuentes bibliográficas de sus amenos escritos e investigaciones, considerando este hecho “de valor incalculable”.

Su cercanía al pensamiento de Laureano Gómez marcó su raigambre conservadora, pensamiento que el Dr. Correa continuó cultivando con los doctores Álvaro Gómez Hurtado, cofundador de nuestra Universidad, y Enrique Gómez Hurtado, con quienes los unió un estrecho vínculo personal.

Hernando Correa Peraza ofreció invaluables aportes a la institución como líder del semillero de investigación del Departamento de Historia, y como docente que participó en la construcción y diseño de la Cátedra Rodrigo Noguera Laborde- Historia de la Cultura. Cabe recordar, que esta cátedra es pilar esencial dentro de la formación de los estudiantes Sergistas en sus primeros semestres. ¡Cuánto amor puso el profesor Correa en la preparación de las clases que impartió!

De igual modo, La Sergio apoyó la participación de este distinguido profesor en un sinnúmero de artículos y contribuciones académicas, entre los que se destacan la revisión de los tomos 1, 2 y 3 de la “Nueva Visión de la Historia de Colombia”, y “Los rostros de la violencia. Colombia 1930-1958”, texto de su completa autoría.

Además, el Dr. Correa representó a la Universidad, con orgullo y excelencia académica, en numerosos conversatorios y seminarios sobre historia, su gran pasión. Estos y muchos otros aportes fueron divulgados a través del Fondo de Publicaciones de la institución.

Como contertulios y amigos, recuerda nuestro Decano, el Pbro. Dr. Mauricio Uribe Blanco y el profesor Francisco Tamayo Collins, Hernando será recordado por su magnífico sentido del humor, que se hacía evidente a través de comentarios llenos de chispa, fruto de un ingenio bien formado, que se apoyaba en innumerables lecturas.

En su biblioteca privada, de varios miles de volúmenes, el aguzado periodista-historiador, conservaba verdaderas joyas y datos, que siempre salían a relucir en los debates que se organizaban alrededor de la mesa en la Cafetería de La Sergio a la hora de almuerzo, momento donde la coyuntura política era tema de especial interés.

Hernando Correa Peraza siempre cumplió con la gente. Estuvo ahí, ofreciendo ayuda y consejo cuando se le requería. Personaje fino, prudente y solidario deja entre sus colegas y estudiantes el legado de la grandeza humana, que brinda su más hermoso testimonio en la manera como el caballero que hoy despedimos, afrontó la penosa enfermedad que, lamentablemente, ganó la batalla en la noche del jueves 8 de febrero: con discreción, valor, disciplina y responsabilidad, cumpliendo las obligaciones hasta donde sus fuerzas se lo permitieron, y recibiendo los auxilios espirituales de la Iglesia Cristiana Católica.

¡Gracias, Dr. Correa! ¡Gracias, querido Hernando! ¡Dios lo bendiga y lo tenga en su Reino!

A sus familiares, amigos y compañeros de trabajo durante estos años extendemos nuestras más sinceras condolencias. Elevamos oraciones para que el sosiego y la fortaleza los acompañen en estos difíciles momentos.

Comparte este contenido
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE