Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

TENER UNA EXPERIENCIA ACADÉMICA INTERNACIONAL ¡SÍ ES POSIBLE!

La incertidumbre es una constante cuando se trata de realizar algún estudio en el exterior; no obstante, es importante saber diferenciar entre los mitos y la realidad pues, sin duda, son más los beneficios que las desventajas ante la oportunidad de viajar fuera del país para estudiar.

nota-mitos-y-verdades-ori

Cada semestre, un grupo de Sergistas se anima a vivir una experiencia académica internacional en alguna de las universidades con las que se tiene convenio. Tomar la decisión de hacerlo no siempre es sencillo, pues alrededor de estos intercambios y, en general, de los estudios en el exterior, existen varios mitos. Laura Santana, Coordinadora de la Oficina de Relaciones Internacionales – ORI, se refiere a algunos de ellos.


Mitos

    “Hacer un intercambio es imposible si no tengo mucho dinero”.
    Si bien es cierto que cuando se viaja a otro país por un periodo largo hay una serie de gastos que se deben contemplar, esto no quiere decir que solo los estudiantes que tienen los recursos económicos puedan hacerlo. Actualmente, existen distintas herramientas y opciones que permiten ahorrar dinero. Postularse a las becas y ayudas económicas que ofrecen diversas entidades son una alternativa. Por ejemplo, una opción que aplica para estudiantes de pregrado de universidades acreditadas en Colombia está en la plataforma de movilidad estudiantil y académica de la Alianza del Pacífico, que otorga becas completas a quienes deseen realizar sus estudios durante un periodo máximo de seis meses, en instituciones de educación superior, en México, Perú o Chile. Descargar aplicaciones como Airbnb o, simplemente, contactar estudiantes que ya han tenido esta oportunidad permite que se construyan redes para compartir experiencias, opciones de alojamiento y tips útiles para reducir gastos.

    “Los sistemas educativos son muy diferentes y no podré cursar las materias que necesito”.
    Aunque efectivamente los sistemas educativos y de calificaciones varían de país a país no es imposible encontrar en otras universidades materias cuyos contenidos son similares o iguales a los que se ven en nuestro medio; generalmente, lo que cambia son los nombres y esto no impide que las asignaturas puedan ser homologables.

    “Cuando se viaja a otro país son muchas las distracciones que nos impiden concentrarnos en los estudios”.
    Es normal que al arribar a otro país –cuya cultura y costumbres son totalmente diferentes a las nuestras– los estudiantes se sientan desubicados y tal vez ansiosos por conocer nuevas personas y los atractivos que los rodean; sin embargo, a medida que pasa el tiempo, todo resulta ser más sencillo, por eso, para adaptarse pronto es indispensable fijarse metas, dar todo de sí y esforzarse al máximo para sacarle un mayor provecho a la experiencia internacional.

    “Un intercambio no vale la pena porque no obtienes ningún título”.
    A pesar de que efectivamente al realizar un intercambio académico la universidad extranjera no otorga ningún tipo de titulación, la experiencia que queda es totalmente enriquecedora y le aporta un valor agregado a la hoja de vida.

    “El idioma es una de las barreras más comunes e insuperable”.
    Es importante saber que el idioma solo se convierte en una barrera si se aplica a una institución que lo exige y no se tiene el nivel requerido; no obstante, conviene aclarar que muchas veces los estudiantes pueden viajar con anterioridad para perfeccionar sus conocimientos en determinada lengua o realizar su intercambio en países hispanohablantes.



Verdad

    Un intercambio académico es totalmente enriquecedor.
    Esta es una de las experiencias más provechosas desde el punto de vista académico, profesional y personal. Una persona que tiene la oportunidad de hacerlo se sumerge en una nueva cultura y tiene que aprender a convivir con costumbres y tradiciones distintas, por ende, regresa a su país de origen siendo más tolerante, abierta y receptiva.

    Un intercambio te ayuda a ser más independiente.
    Al vivir lejos de casa y salir de la zona de confort los estudiantes adquieren ciertas habilidades que les permiten desenvolverse con mayor facilidad en cualquier contexto. Aprenderán, por ejemplo, a administrar el dinero con mayor responsabilidad y a resolver problemas de todo tipo… al fin y al cabo, se aprende a tener más autonomía y poder de decisión.

    ¡Un intercambio es una experiencia inolvidable!
    Cuando se vive en otro país, la visión del mundo cambia, se amplían las perspectivas y ello es lo que permite tener más elementos de juicio para analizar la propia realidad. Además, un intercambio, como la misma palabra lo dice, es la oportunidad perfecta para intercambiar experiencias y conocer personas de diferentes latitudes, entablando así nuevas amistades y creando una gran red de contactos.

    Estudiar en el exterior es la oportunidad perfecta para conocer otros destinos.
    En los tiempos libres y durante los fines de semana los estudiantes aprovechan para viajar solos o con los amigos que han hecho para visitar otras ciudades y países fronterizos o cercanos, lo que brinda una visión aún más enriquecedora.

Comparte este contenido
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE