Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

“TROLLS”, PESCANDO EMOCIONES Y MOVIENDO ODIOS

La generación de los “trolls” se ha convertido en una amenaza digital en el siglo XX. Estos han invadido las redes informativas y sociales en el mundo, pues critican, debaten, crean disgusto y tergiversan la comunicación entre las personas y sobre los temas que son tendencia o de interés público.

trolls-redes-sociales-2

Por: Nicol Uribe Díaz


Aunque no existe una clasificación de los tipos de “troll”, en esta ocasión, nos referirnos a algunos en particular para que no caiga en sus anzuelos. Los “principiantes”, se caracterizan por abrir cuentas anónimas y los seguidores que logra obtener son mínimos y poco relevantes. El troll “táctico”, por su parte, sabe lo que quiere, contacta usuarios fáciles de convencer para inyectar toda su “credibilidad” y con esto generar más visitas y seguidores. Al “burlón” no le importa que sus seguidores se molesten, pues disfruta del dolor y las humillaciones que puede producir. Habitualmente este troll, consigue seguidores rápidamente.

El troll “oportunista” puede suplantar otro usuario y aprovechar el Trending Topic, para captar seguidores; una de sus particularidades es que al “robar” otra cuenta es libre de insultar y perjudicar la imagen u honra del usuario real. Por último, está el “lobo”, que puede ser más peligroso que los anteriores, pues no centra su atención en un tema o interés particular sino que se aprovecha de las eventualidades que ocurren en la red, ya que es capaz de insultar con facilidad hasta a sus propios “colegas” y cazar nuevos “trolls”, según su conveniencia.

En época electoral todas las clases de “trolls” aparecen de inmediato con el propósito de “burlarse” de los asuntos políticos que surgen en los medios o redes sociales y, de esta manera, persuadir votos, odios o ausencia participativa el día de elecciones.

Pero también, los “trolls” pueden ser fenómenos publicitarios que benefician al candidato para ser tendencia en las redes, muchas veces, creando memes o gifs divertidos y así generar recordación en los usuarios. “Ninguna elección política se gana con las redes sociales, pero sin redes sociales no se gana ninguna elección política”, afirma Erick Iriarte, especialista en Derecho Digital.

En Colombia, hemos vivenciado diversas campañas electorales por medio de las redes sociales donde se muestran las acciones de los candidatos políticos y, de esta manera, sale a relucir el “troll”, con el propósito de obviar los hechos que se presentan y difundir masivamente contenidos explícitos sobre las acciones más relevantes de los representantes para que los usuarios compartan, comenten y hablen en su entorno social de lo ridículo o pertinente de los actos que se manifiestan en las redes sociales como Facebook y Twitter, principalmente.

Está claro que estas dos redes sociales pueden eliminar los ataques de los “trolls”, pero esto tardará un tiempo aproximado de seis meses o más, por ende, es necesario que los usuarios tengan cuidado con lo que se publica para evitar futuras denuncias por difamación, lesión al buen nombre u honra de los candidatos, pues cabe resaltar que en el país ya existen acciones legales y casos reales donde personas del común han sido condenadas mediante acciones de tutela.

Actualmente en Colombia, hemos visto que se han generado diversas campañas presidenciales por redes sociales, debido a que ahora las plataformas digitales son el medio más efectivo de publicidad, por ello, las inversiones que se realizan para internet y las diferentes plataformas digitales cada vez más ocupan una porción más notable porque la actividad de trolls y bots (cuentas robóticas) tienen ahora mejor acogida por parte de los ciudadanos que un volante en la calle. Por ende, los trolls se han convertido en un eje importante, ya que, de una u otra manera, atacan a sus opositores y así sobresalen en encuestas masivas que pronostican la “decisión oficial”.

Respecto a ello, se ha dicho que un aspirante a la presidencia colombiana, se sirve de más de 300 trolls e influencers para mover redes y ser constantemente objeto de comentarios, lo cual causa –incluso– conmoción, burlas y ataques virtuales que, con éxito, logran volverse tendencia en Twitter y hace que su reconocimiento sea mayor.

En Estados Unidos, por ejemplo, ocurrió algo similar, pues la participación estratégica de las redes sociales contribuyó a la campaña de Donald Trump, quien, gracias a las cuentas suministradas por Facebook, y el escándalo de Cambridge Analytica, mostró que el uso de trolls para influir en los votos hacia Trump, tuvo repercusiones positivas para el actual presidente de los Estados Unidos. Sin embargo, para los usuarios y electores no fue una campaña limpia, lo que deja a la deriva el poder de los trolls en las decisiones de quienes usan redes sociales, pues están presentes en cada escenario público.


LEA TAMBIEN:


Observatorio de Redes Sociales, Universidad Sergio Arboleda

Comparte este contenido
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE