Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

INGRESA A BLACKBOARD

haz clic
Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

“Segundo Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo: Voces que hacen Eco”

ROBERT MCILVAINE
Víctima del 11 de septiembre World Trade Center, Nueva York, Estados Unidos

“En mis viajes, en mis charlas, constantemente trato de contar estos puntos de por qué un ser humano tan divino, esos seres humanos tan divinos los borraron así de este mundo. En la mayoría de los casos esta gente nunca sacó nada del World Trade Center. Apoyo a este grupo en Filadelfia y soy el único que tiene un cuerpo en este grupo, un cadáver. Es maravilloso decir, bueno por lo menos tengo el cadáver. Pero no me puedo imaginar a ellos que ni siquiera pueden tener un cadáver. Que alguien que tiene 175 libras y no encontraron nada, eso es difícil de imaginárselo”.
Lo más difícil: nunca puedo comenzar a contar que mi hijo murió el 11 de Septiembre. No me puedo acostumbrar a decirlo. El dolor nunca se va a ir, no puedo entenderlo, no tengo rabia, pero estoy tratando de encontrar- le un sentido y por eso me uní a este grupo de víctimas”.
Esta es una de las frases escritas por su esposa Helen McIlvaine en un corto discurso que el señor McIlvaine compartió con el público: “Afecta saber que muchas madres en nuestra Nación y en otras partes del mundo van a sentir el mismo dolor que yo tengo todos los días de mi vida”.

DONALD HAMILTON

“Los terroristas mienten. Para justificar sus acciones mienten a sus enemigos, les mienten a sus amigos y a sí mismos”.
“Les insto a que reconozcan las mentiras de los terroristas, porque cuando se reconocen las mentiras, cuando se refutan, se comienza a desarmar a los terroristas, se comienza a desarmarlos porque ellos necesitan sus mentiras más que sus balas, más que sus armas y más que sus bombas”.
Los terroristas se diferencian de los revolucionarios porque el blanco de los terroristas son los inocentes. Los terroristas escogen a las mujeres, los niños, los pasajeros de avión, los oficinistas, los fieles en las iglesias y otros no involucrados en combate, y generalmente, a quienes son incapaces de defenderse”.

MICHAEL GALLAGHER
Víctima atentado de Omagh, Irlanda del Norte

“Esta fue la peor atrocidad en los 35 años de historia del terrorismo del Norte de Irlanda. Mi hermano había sido asesinado hacia 14 años por alguien del IRA provisional en el 84. Estos eventos cambiaron mi vida para siempre. He pasado los últimos seis años y medio buscan- do justicia para que lleven a estos terroristas a que respondan por este acto”.
“Los gobiernos se deben alentar para que quiten las propiedades y los dineros de los terroristas, estas son opciones que podemos utilizar dentro de la ley. Las víctimas y los sobrevivientes del terrorismo no se deben sentir indefensas, nos debemos unir en todo el mundo, independientemente de la religión o la política.
Nuestra diversidad es la fortaleza y no la debilidad y debemos utilizarla para ejercer presiones en organizaciones, tales como las Naciones Unidas, el Parlamento Europeo y grupos de derechos humanos, que por lo regular apoyan a los terroristas. Todas las leyes existentes se deben utilizar y es necesario redactar nuevas para derrotar el terrorismo”.
“Las organizaciones terroristas en el mundo comparten e intercambian su tecnología malvada para poder continuar creando más actos espectaculares de terrorismo. Los terroristas de mi país han creado lazos con las FARC que han tratado de destruir la democracia aquí en Colombia, y también han apoyado a la ETA en España y otros en el Oriente Medio”.

STANLEY MCCOMBE
Víctima atentado de Omagh, Irlanda del Norte

“Es increíble lo que pasó, solamente aquellos que han estado en mi misma posición, comprenderán porque nos da tanta rabia contra la gente que hizo esto y con los gobiernos que no están enfrentando el terrorismo”.
Nosotros comenzamos un grupo y creo que hemos avanzado mucho, especialmente Michael le ha invertido mucho esfuerzo, al igual que otras familias que han fundado este grupo y que solamente hasta ahora nos han puesto atención. Solamente ahora nos reunimos con amigos como ustedes y aprendemos. Espero que ustedes también. Nosotros somos un pueblito pequeño, con una población pequeña, pero en donde hay una gente muy mala.
Yo creo que la gente de Colombia conoce la maldad de estos terroristas, lo malos que pueden llegar a ser. Yo les digo que esta gente no tiene puesto en ninguna sociedad, no importa en qué país se encuentre. Muchas gracias.

  • ¿ ACUERDO HUMANITARIO, UNA OPCIÓN?
    Alfonso López Michelsen
    Ex Presidente de Colombia

    “No se puede pensar que el Acuerdo Humanitario es el prólogo de la paz, es un peldaño en el camino de un armisticio o de la paz, sino es una operación autónoma por medio de la cual se llega a realizar, sin consecuencias posteriores fruto de esas condiciones, un acuerdo para ser más llevadera la situación de los cautivos”.
    “Pero pretender que como Acuerdo Humanitario sigan ciertas obligaciones, sigan ciertos compromisos, como condición para hacer el canje, es un error. Se puede llegar allá. Ojalá que en Colombia alcanzáramos un acuerdo voluntario y que las partes pacten cuando quieran, pueden poner términos, pueden poner condiciones, como vivir fuera del país, como dedicarse a determinadas tareas o faenas como la erradicación de las hierbas, pero esos compromisos anexos son propios del acuerdo político y no del Acuerdo Humanitario”.
    “Lo que no se puede es colgarle al acuerdo humanitario condiciones de vencedor, que implique que la contraparte está vencida, porque el acuerdo humanitario parte de ser una operación, como decía en alguna ocasión, como el intercambio de espías durante la guerra fría, se entregaban cinco soviéticos contra cinco o diez ciudadanos de los países democráticos y eso no indicaba que estuviera capitulando ninguna de las dos partes”
    “No estoy luchando por la paz que es todavía más remota. Estoy luchando por la devolución de los secuestrados, de los rehenes, de los prisioneros y porque se mantengan los principios humanitarios a que se hace alusión en los protocolos, como tratamiento humano, no solo a las víctimas del secuestro sino principalmente a sus familiares que viven en la oscuridad, en el dolor, en el sufrimiento”.

  • VIGÍA DE LA VERDAD
    Patricia Verdugo
    Víctima de Chile

    En ella se resumen atributos de una periodista y escritora que no transige con la mentira ni con la verdad a medias. Su pluma, es reconocida ya universalmente. Su obra de vanguardia ha sido Bucarest 187, escrita con el propósito de descorrer el velo que cubría la muerte de su padre, Sergio Verdugo Herrera, en julio de 1976. Desde entonces alterna la creación literaria con la reportería independiente. Los jóvenes estudiantes chilenos suelen invitarla a coloquios que se transforman en lecciones históricas. Sus libros, “Allende: cómo la Casa Blanca provocó su muerte”, “Interferencia Secreta” y “el Zarpazo del Puma”, tienen un alto contenido testimonial.
    “¿Qué hacer entonces para que no se repita? La solución parecer ser una sola: Justicia. Justicia social al interior de nuestros países, de cada país, porque la injusticia es el criadero de rabias y de violencias. Desde la violencia al interior de un hogar hasta la violencia que provoca el estallido social. Justicia, justicia en las relaciones internacionales”.
    “Toda la historia nos enseña que la opresión de un pueblo sobre otro crea las condiciones para devolver el golpe”.
    “En periodismo sabemos que un millón de muertos es estadístico. Un muerto es tragedia. Y con esa medida es que trabajamos como se ha hecho en este evento. Para que la historia de un hombre, de una mujer o de una niña quede en la conciencia de los habitantes de este planeta en el futuro. Así se trabaja por la paz para proteger la vida de nuestros hijos y de los hijos de sus hijos. Que no haya impunidad ni olvido. Que si haya justicia y memoria. Colaborar con esta tarea permite que uno se perciba como una persona decente”.

  • IRENE VILLA
    Víctima, España. 
Víctima de un atentado con carro bomba, cuando tenía 12 años

    “Como sigan vulnerándose los derechos fundamentales en nuestro país y en todo el mundo, no podemos refugiarnos en la pasividad”.
    “El compromiso es mantener la esperanza de la paz, porque una falta de esperanza es la que nos aleja de la paz”.
    “Ojalá pudiéramos abrir los ojos a los que odian sin una causa real. Y ojalá que todos los pueblos despertaran a la convivencia y a la diversidad y todos fueran capaces de asumir y entender su ver- dadera historia, sin rencores, porque esos rencores se están cargan- do al mundo”.

    GOTZONE MORA
    Victima, España

    Que haya sido la Universidad Sergio Arboleda y la Universidad San Pablo CEU, quien haya dado un paso hacia delante en la defensa de la democracia, en la memoria, dignidad y justicia de las víctimas, en organizar estos congresos me parece importantísimo. Me parece que es algo que debiéramos haber hecho hace mucho tiempo los universitarios. Si por algo se ha caracterizado la universidad es por esa búsqueda de la libertad, por la búsqueda de la verdad, y por sobre todo por defender en los momentos más atroces de la historia de la humanidad, defender esa dignidad”.

    GABRIEL MORIS,
MARÍA DEL PILAR CRESPO

    Padres de Pablo Moris Crespo, de 32 años, con muchas ganas de vivir, con muchos proyectos en marcha, estaba terminando la carrera de Caminos y trabajaba al mismo tiempo. Murió en los atentados del 11 de marzo.
    El siniestro 11 de marzo comenzó al igual que todos los días, pero alguien decidió cambiar la suerte de cuantas personas honradas se dirigían a sus actividades habituales y bien que lo consiguieron. Hoy un año después del crimen más horroroso que hemos sufrido los españoles en toda nuestra historia, no haciendo caso de Irene Villa, seguimos preguntándonos quién, por qué, para qué, cómo se eligieron las víctimas, a quién querían castigar con la masacre, qué o de quién querían hacer propaganda. ¿Lo han conseguido?
    Estos son algunos apartes de su ponencia durante el II Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo:
“Hay asociaciones para el apoyo material de las víctimas pero es muy importante que las víctimas tengan la idea de que no se van a olvidar de ellas, de que están sufriendo, que su sacrificio va a ser recordado, que va a ser valorado en este sentido. Y claro, para las víctimas es muy importante saber que lo que sufrieron no ha sido en vano. Estoy seguro que su asociación quiere hacer esto en esta situación de Colombia”.
    “Cuando miramos lo que ha ocurrido en el mundo en los últimos quince años no hay duda que el futuro radica en la democracia, en gobierno representativo a resolver problemas a través de medios democráticos y pacíficos”.
    “La situación que ustedes tienen en Colombia es mucho más difícil que la nuestra y esto se ha visto a través del tiempo que ha durado y la gran cantidad de muertos que han sufrido. La situación a pesar de que es difícil no ha registrado tantas pérdidas de vidas acá. Yo se que la situación de ustedes es diferente y más difícil pero al cerrar quiero desearles a ustedes para el futuro la esperanza de que encuentren una forma de arreglar estas dificultades”

    “QUEDAMOS CAMBIADOS DE POR VIDA”

    Glenn Collins
    Periodista y Escritor del New York Times

    “Todos aquellos de nosotros que trabajábamos o vivíamos en Nueva York el 11 de septiembre, quedamos cambiados de por vida”.
    “No me gusta mostrar imágenes aterradoras del desastre porque todavía tienen el poder de darles a las familias de las víctimas tanto dolor. Pero la primera página del New York Times, del 12 de septiembre, es una parte de la historia, y es una historia que nunca se debe olvidar”.
    “Después del 11 de septiembre en nuestro cubrimiento del periódico del desastre y la guerra que se siguió, también se volvió nuestra misión iluminar todas las vidas que se habían perdido en los ataques. No solamente las que se llamaban importantes. Comenzamos a escribir mini-biografías de las víctimas, que venían casi de todas las nacionalidades, todas las etnias, todas las ocupaciones y todos los niveles de ingresos”.

    AZAMAT SABANOV
    Víctima de la Escuela No 1 de Beslán, Rusia

    Su esposa y sus dos hijas, de 7 y 10 años, quedaron atrapadas en el ataque terrorista de hace apenas seis meses, en la Escuela número Uno de Beslán en la República de Osetia del Norte. Ellas pudieron ser rescata- das, en cambio su padre falleció a causa de la explosión. Su padre era Director Honorario de la Escuela. Azamat se separó por unos días de su familia y hoy se encuentra con nosotros, atravesó el mundo para compartir con nosotros su testimonio, su familia se encuentra en una recuperación sicológica y emocional. A pesar de tener abierta la herida de esta horrible experiencia, tiene muchos motivos para seguir viviendo.
    “Todo lo que yo he dicho anteriormente es lo que está viviendo la ciudad de Beslán, que
    arbolea
    no le da tranquilidad a la gente de Beslán. Se dice que las heridas continúan sangrando. Muchos padres que perdieron a sus niños salen de la casa solamente para ir a visitar las tumbas de sus parientes”.
    “Los habitantes de Beslán no creen que la investigación que se está llevando a cabo sea objetiva y que las conclusiones a las cuales lleguen esas comisiones sean correctas. Nuestro pueblo tiene derecho y debe saber la verdad pero sólo aquella verdad que coincida con la realidad. Nosotros no queremos que a Beslán ahora la asesinen con la mentira como tratan de hacerlo”.

    ANGELA GIRALDO
    Consejera de Paz del Valle del Cauca

    “Estamos trabajando por el regreso de todos los secuestrados sanos y salvos. El Estado tiene la responsabilidad de combatir el delito pero si la fuerza del Estado no es suficiente, el Estado y la sociedad tienen la obligación de acudir al diálogo, por eso los invitó a que dialoguemos.
    “Se debe restaurar el daño pero no con sentido de venganza. Recogiendo las palabras de Arnold Roth, quien perdió a su hija en una explosión en Jerusalén, que dice: escojan la vida. Eso es lo que les pido: escojamos la vida. Los secuestrados siguen vivos”.

    PEDRO GUARNIZO
    Sargento primero, víctima de secuestro

    “Me llevan y lo que me dicen de ahí en adelante, durante los seis años de secuestro, es un engaño. Me hicieron ver que los soldados que habían quedado ahí habían tratado de huir y los habían matado. Pero después de que salí libre tuve que ir a la Fiscalía a dar mis declaraciones de lo que había sucedido. Me di cuenta que estos salvajes habían pica- do con machete a los sobrevivientes, a los sol- dados heridos. Ahí, uno se da cuenta con que clase de gentes está combatiendo”.

    HERIBERTO ARANGUREN GONZÁLEZ
    Sargento Viceprimero, víctima del secuestro

    “Duré dos años cerca del Nudo de Paramillo, encerrado las 24 horas del día en un cajón”.
    “Mi proyecto de vida es poder realizar una carrera profesional para poder seguir sirviendo a mi país. Mi vida me cambió mucho, me volví más sensible al dolor de la gente, al hambre, al frío. Espero seguir sirviendo a este país que tanto lo necesita”.

    SOFÍA GAVIRIA CORREA
    Hermana del Gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria, asesinado.

    “El castigo, afortunadamente este es todavía un estado de derecho y le toca al Estado ejercerlo. El olvido, no nos pidan que olvidemos. El dolor no nos va a dejar olvidar nunca. Ya nos mataron esas personas, ya hirieron, ya marcaron nuestras vidas para siempre y no vamos a dejar que tampoco ustedes lo olviden. Porque dejar que esas personas, esos hechos violentos se olviden, es como volverlos a cometer y nosotros no lo vamos a dejar”.

    MARÍA CECILIA MOSQUERA
    Perdió a su esposo y sus tres hijos en el incendio al oleoducto.

    “Nuestros sueños eran darle vida a nuestros hijos, verlos crecer y darles una buena educación para que ellos más tarde hicieran algo en la vida. Por cosas del destino no los pude ver. No se me cumplió mi sueño”.

    LUZ MERY ESTRADA
    Víctima de la explosión de Machuca

    “Nuestras vidas cambiaron porque al perder a nuestros compañeros, entramos a ser madres cabeza de familia y nos tocó buscar nuevos caminos de soluciones de vida. Los proyectos se truncaron en nuestras vidas por no poder ver crecer a nuestros hijos, verlos estudiar y ser alguien en la vida para servir a la sociedad”.

    JORGE SALAZAR
    Sobreviviente del Alto Naya

    “Otra situación que fue difícil de superar fue el encierro a que nos sometieron en los albergues. Personas enseñadas en nuestro territorio a un espacio amplio, nuestros niños libres de andar por el campo y las veredas. El hecho de meternos en un espacio reducido conllevó a que muchos niños y ancianos sufrieran traumas psicológicos”
    “Nosotros como víctimas del desplazamiento compartimos todos los esfuerzos que está haciendo el Gobierno colombiano, la Iglesia, la Sociedad Civil en busca de mecanismos que contribuyan a la paz duradera. Lo que si no compartimos es que se dejen de lado temas importantes como la ver- dad sobre la autoría de los hechos, la justicia y la reparación integral a estas comunidades”.
    “Como colombianos de bien no podemos permitir que en un estado social de derecho, se sigan cometiendo hechos atroces como estos. Contamos con un marco jurídico legal, donde si una persona se le estigmatiza de ser de uno u otro bando, tenemos unas leyes y unas normas para ponerlos al recaudo de ellas. En Colombia no está contemplada la pena de muerte pero aquí los actores en conflicto la aplican, lo cual es violatorio de las normas del Derecho Internacional Humanitario y a los Derechos Humanos en general”.

    CARMEN ROSA PABÓN
    Periodista desplazada por el narcoterrorismo de Arauca

    “Un periodista en el exilio vive a medias. Yo creo que es un periodista que está muerto en vida. Y es que los periodistas también sentimos, sentimos el dolor que siente la gente, los acontecimientos que tenemos que cubrir a diario, esto no es fácil”.
    “Sabemos que al igual que nosotros muchos periodistas sufren la incomprensión de los violentos y trabajan con el temor de la amenaza. Ante esta realidad soñamos con gremios fuerte, unidos, sólido, que defienda nuestros derechos y que no permita que por temor a perder la vida, se sacrifique la verdad”.

    SONIA VERSWYVEL
    Víctima del Club El Nogal de Bogotá

    “Así como las instalaciones del club se fueron reconstruyendo ladrillo por ladrillo, yo fui reconstruyendo mi vida. Primero recuperé los músculos de mis piernas en el Centro Integral de Rehabilitación CIREC. Luego aprendí a hacer las cosas más básicas, sola. Y por último, a aceptar el cambio de vida. Cambié mis piernas por una sonrisa. Mis piernas no funcionan pero todo lo demás va a toda velocidad”.
    “Yo vengo a invitar a todas las víctimas de Colombia a romper el silencio. Porque una de las cosas que descubrí cuando me encontré sin poder mover mis piernas es que no era la única. Hoy, en este instante, hay cientos de personas tratando de entrar en un baño en donde no cabe su silla de ruedas. Hay miles de colombianos que no pueden rehabilitarse por algo tan sencillo- por lo menos para otros- de no poderse subir a un bus”.

    Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE