Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

INGRESA A BLACKBOARD

haz clic
Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

TEJIENDO FUTURO EN LA SERGIO

Nuestra Universidad, gracias a su sentido humano y solidario por la vida, es consciente de la problemática social colombiana, de los dardos que hieren a nuestros coterráneos, de los hechos y circunstancias que nos afligen; por ello, desde hace casi cinco años, en convenio con la Asociación Tejido Humano brinda un servicio humanitario y social a toda la población del país, apoyando y mostrando una cara amable a las víctimas de la violencia y a personas que pese a circunstancias fatídicas como un accidente, y otras como enfermedades congénitas, desean seguir adelante y demostrar todo su potencial dedicando mente y cuerpo, con un esfuerzo enorme, a una carrera.
En días anteriores, conocí a un estudiante de 30 años de edad. Él, como otros que he observado, hace su carrera aquí, agradeciéndole a la existencia desde un azar malhechor, que ahora tenga oportunidad para hacer historia como individuo, expresándole a la muerte: “Aún no es tu tiempo para que te lleves mi vida”.
Su pasado de cinco años activo en la fuerza pública lo dejó un día, exactamente hace seis años y tres meses, para siempre, inmóvil de sus piernas, producto de la acción bélica de un delincuente que colocó en la estación de Fátima como artefacto una bicicleta-bomba, estando él muy cerca en su hora de almuerzo. Todo cambió a partir de ahí, y en comparación con su vida anterior, ahora utiliza mejor su tiempo y valora más a sus allegados.
Boyacense de nacimiento (del municipio de Belén), Fredy Orlando Fernández Fernández, vive hace diez años en Bogotá. Tiene dos hermanas y dos hermanos, y está casado con la economista Diana Rincón.
Fredy, quien se ha destacado por sus cualidades y virtudes tanto personales como profesionales, está terminando octavo semestre de Derecho al igual que los cuatro compañeros que entraron en el primer grupo que recibía la Universidad, en buena causa de la alianza con Tejido Humano.
Esta entidad que hace doce años, viene ofreciendo un servicio social en apoyo con otras fundaciones y alianzas estratégicas a las víctimas de la guerra en Colombia, con ideales de generación de educación, salud e ingresos para el empleo a discapacitados, huérfanos y viudas de la fuerza pública, civiles víctimas de minas antipersona, menores y jóvenes desvinculados de la violencia, y desplazados que de una u otra forma necesitan de la asistencia y la solidaridad de muchos para sobrevivir humanamente.
Fredy recuerda que desde el forjar de su madurez, quiso estudiar las leyes, la constitución, el orden político del país, pero su nivel social se lo impedía. Entró a la Policía porque no quería prestar el servicio militar. El sueño de ser jurista ya prácticamente es un hecho y Fredy está totalmente agradecido con las directivas de La Sergio Arboleda, que le abrieron los brazos para recibirlo y que le dieron una beca que cubre el 90% de todo el pregrado, no solo a él, sino también a sus compañeros. Nuestro excelente estudiante menciona con especial gratitud al doctor José María del Castillo (actual Decano Adjunto de la Escuela de Derecho), ya que él fue una pieza clave para su ingreso a la Universidad. Durante más de un año, sostuvo una batalla contra la indiferencia, tocó muchas puertas para buscar apoyo hasta que en La Sergio se las abrieron.
Así mismo, narra todos los beneficios que le ha ofrecido La Universidad en el plano estructural de pasillos, ascensores y rampas para una mejor comodidad y acceso a todas las instalaciones de la misma. Todos los sergistas somos testigos de esos cambios, que de vez en cuando nos incomodaron, pero que hoy en día satisface ver que ha sido por una buena causa.
A Fredy le gusta aquella ciencia humana de la justicia, porque en el futuro se visiona como defensor del objeto de estudio de esta carrera, con los valores, la ética y el perfil humanista que le han enfatizado sus profesores y en general el ambiente académico. Dice que hay mucha descomposición social y que será difícil trabajar en este medio, empero, seguirá la buena voluntad que desde ya tiene para este oficio.
Para finalizar, quizá lo único que pide a la sociedad en general, y tiene razón en ello, es una mayor solidaridad, menos indiferencia, más sensibilidad y prioridad para con él y todos aquellos que tienen alguna discapacidad física.
La Institución Sergista seguirá brindándoles la oportunidad a personas que como Fredy tienen mucho para ofrecer en la construcción de un mejor país.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE