Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

INGRESA A BLACKBOARD

haz clic
Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

UN VALIOSO LEGADO DE ÁLVARO GÓMEZ HURTADO

La Sergio recibió, en los días finales del año 2006, lo que constituye un valioso legado de la familia del insigne político conservador, Álvaro Gómez Hurtado: gran parte de su colección privada de libros.
En efecto, en la Biblioteca Central que lleva su nombre, con motivo de haberse cumplido once años de su magnicidio, se inauguró una sala especial en donde reposa una parte de las obras selectas que a lo largo de su vida adquirió, leyó, estudió y guardó con esmero.
Esta invaluable colección la donaron su esposa, Margarita Escobar de Gómez y sus hijos María Mercedes, Mauricio y Álvaro José, quienes estuvieron presentes en el sencillo pero solemne acto, como reno- vado testimonio de su amor y admiración por esta institución, a la que Gómez Hurtado le dedicó sus últimos años, no sólo con el aporte de sus ideas para la consolidación de unos programas ajustados a los más altos estándares de calidad, sueño que compartió con Rodrigo Noguera Laborde, sino con el ejercicio de la cátedra, a través de la cual compartió sus experiencias con los estudiantes, a quienes inculcó amor por su patria y el cultivo de los grandes valores como condición para hacer de Colombia una nación soberana, en donde haya oportunidades de progreso para todos.
Son más de cuatro mil volúmenes que, una vez estén debidamente codificados, estarán a disposición de profesores y estudiantes. La sala, dispuesta por la Universidad para guardar esta colección, está equipada con parte de los mismos muebles que pertenecieran a Gómez Hurtado, tales como las estanterías, el escritorio y las sillas de espaldar alto y finamente tapizadas. En el centro se destaca un óleo realizado por el maestro Rozo y complementan la decoración una escultura del Libertador Simón Bolívar, a quien él admiraba profundamente, y también una caricatura que Osuna le hizo al connotado dirigente, en 1959, en dos ocasiones candidato a la Presidencia de la República, y quien fue uno de los presidentes de la Asamblea Nacional Constituyente, que le dio al país una nueva Constitución Política en 1991.
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE