Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

ALFABETISMO DIGITAL, CUARTA ETAPA EN TECNOLOGÍA EDUCATIVA

La Escuela de Ciencias de la Comunicación realizó el panel internacional ¿Qué es el alfabetismo digital? para analizar en detalle el surgimiento de nuevas formas de educación, así como la incidencia de la pandemia en la tarea de digitalización de la sociedad.

Alfabetismo Digital Diana Bernal Docente Escuela Ciencias de la Comunicacion Universidad Sergio Arboleda

Con participantes de Argentina, Chile, España y Colombia, la Escuela de Ciencias de la Comunicación realizó el encuentro virtual ¿Qué es el alfabetismo digital?, en el que se abordaron temáticas relacionadas con otras formas de enseñanza y el impacto de la pandemia en la intención de digitalizar a la sociedad.

El evento fue instalado por la vicedecana de la Escuela, Luz Alexandra Clavijo, quien se refirió al alfabetismo digital como aquellos saberes que surgen de la experiencia del ser humano en su contacto con la tecnología y que, en conjunto, definen el conocimiento adquirido en el proceso de apropiación y dominio de las nuevas tecnologías, transformando así la visión subjetiva de las cosas, la manera de aprender, de relacionarnos y de sentir en el mundo contemporáneo.

Francisco Albarello, doctor en Comunicación Social de la Universidad Austral de Argentina, hizo énfasis en cómo ha cambiado la manera de aprender, dando cuenta de la investigación que adelanta en redes sociales con jóvenes argentinos, en la cual emplea distintos métodos de recolección de información para conocer más sobre cómo se informan y estudian los estudiantes para compensar la no presencialidad.

“Todo lo que ha venido pasando a raíz de la pandemia nos ha ido convenciendo de que hay que cambiar la forma de enseñar. Debemos entender que la confluencia entre los medios digitales y la comunicación ha transformado el método tradicional de educación, propiciando que las instituciones educativas se adapten a estos nuevos modelos”, puntualizó Francisco Albarello en su intervención.

Y agregó que, “en este ejercicio, han encontrado multiplicidad de estrategias de trabajo colaborativo, que él denomina de ‘copresencialidad mediada’ (espacio de socialización) y cómo se recrea el hecho de estar ‘juntos’, gracias las pantallas. De la misma manera que han aprendido que la presencialidad, como modelo de educación remota, también tiene potencial que se puede fusionar con las nuevas experiencias de aprendizaje”.

Por su parte, la doctora en Educación, Diana Bernal, quien se desempeña como docente de tiempo completo en la Universidad Sergio Arboleda, expuso los resultados de la investigación “Alfabetismo emergente de la transformación cultural en la era digital”, experiencia que realizaron varios docentes de la Escuela de Ciencias de la Comunicación y que llega a conclusiones sobre la preferencia que los estudiantes tenían en 2019 de la vida social en línea y se pregunta cómo ha cambiado el concepto de corporalidad.

El objetivo principal de esta investigación se basa en reflexionar acerca de las habilidades y competencias que conforman el alfabetismo emergente en la cultura digital. Este estudio parte de una revisión crítica a lo que se conoce como ‘solucionismo’ tecnológico, que aduce a la relación entre subjetividad y convergencia cultural, y aborda el concepto de educomunicación, como un espacio participativo de actuación recíproca en donde se pueden verificar estas convergencias.

“La pandemia impuso categóricamente la vida social en línea que ya se venía gestando, tanto que nos encontramos con que los encuestados preferían la vida social en línea que la vida social análoga”, aseguró la docente e investigadora Diana Bernal.

De otro lado, el doctor en Filosofía de la Universidad de Salamanca, en España, Dune Valle, habló de la ideología técnica y las promesas de la cuarta Revolución Industrial, para lo cual se refirió a la problemática que planea la mercantilización de la educación y los mitos y riesgos de caer en la dependencia de la tecnología. En tal sentido, señaló lo sospechoso que resulta que quienes han construido estas tecnologías busquen que sus hijos sean formados sin pantallas. Por eso, formuló varios interrogantes con respecto a los riesgos sociales, a la dependencia en el uso de la tecnología y cómo esto está condicionando y dando cierta idea falsa de solución a problemas inherentes a la educación.

En este contexto, el docente de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, aprovechó para realizar el siguiente análisis: “La mercantilización de la educación avanza sin contrapeso y la tecnología sería parte fundamental del negocio; esa aplicación digital ha iniciado la cuarta etapa de la tecnología educativa, el reino del software, las plataformas y los algoritmos. Aquí no pretendemos negar el aporte sustancial de las tecnologías al mejoramiento de la sociedad, incluso, a la educación, no obstante, no debemos caer en la falla de una tecnología desbocada sin control, que termina por hacer del hombre un instrumento más al servicio de la dependencia de la tecnología”.

Finalmente, el Doctor en Investigación Pedagógica – Línea TIC, Carlos Obando, abordó la lectura y la participación en las narrativas transmedia, así como el papel del ‘prosumidor’ en las mutaciones sensoriales, corporales, simbólicas y tecnocerebrales que trata el filósofo e historiador de las ciencias, Michel Serres. El académico hizo una crítica al modelo dominante de la educación, el cual es lineal y atiende estudiantes que han crecido en modelos simultáneos y convergentes.

En el desarrollo del evento, que se transmitió a través de redes sociales, los panelistas discutieron diversas posturas y dieron una mirada crítica a los supuestos teóricos iniciales. Se centraron en la brecha digital, cognitiva, en la no neutralidad de las tecnologías y en la producción de contenidos propios.

Este debate permitió mostrar el surgimiento de mutaciones que hoy se perciben en la cotidianidad del salón de clases, lo que pone en evidencia la necesidad de abrir espacio a un nuevo alfabetismo y explorar así la posibilidad de utilizarlo en la educación del presente y del futuro, a la luz de nuevas formas de subjetividad, de trabajo y de enseñanza.


LEA TAMBIÉN

Comparte este contenido