Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

“EL APOYO DE MIS PAPÁS Y LA ORIENTACIÓN DEL CENTRO DE EMPRENDIMIENTO DE LA SERGIO ME AYUDARON A CREAR EMPRESA”: EGRESADA SERGISTA

Mach 5 S.A.S es el emprendimiento de Ana María López Camargo, egresa de la Escuela Internacional de Administración y Marketing de La Sergio, que nació en el programa ‘Transforma Sueños en Empresa’.

Ana María López Camargo egresada EIAM opción de grado transforma tus sueños en Empresa Universidad Sergio Arboleda

Ana María López Camargo, profesional en Marketing y Negocios Internacionales de la Universidad Sergio Arboleda y cofundadora del emprendimiento familiar Mach 5 S.A.S., que produce y comercializa productos derivados del acero, comparte su experiencia al elegir como opción de grado la oferta del Centro de Innovación, Emprendimiento y Empresa, ‘Transforma Sueños en Empresa’.

Este es un programa de aceleración empresarial que capacita a los emprendedores para que adquieran herramientas necesarias para construir y fortalecer sus proyectos empresariales. Quienes participan en él, tienen la posibilidad de asistir a seminarios, recibir tutorías de expertos en marketing, administración, finanzas, publicidad y tener, además, el acompañamiento de un mentor que los orientará a lo largo de todo el programa

¿Qué te motivó a emprender?

Ese impulso y espíritu lo adquirí mientras me formaba como profesional en Marketing y Negocios Internacionales, en la Universidad. Cuando yo estudiaba, había una asignatura llamada “Taller: creación de empresa”, y me encantó, porque, de una forma integral, teníamos la posibilidad de aplicar todo lo aprendido durante la carrera, eso, además de que te estimulaba para ser independiente y asumir el desafío de desarrollar una empresa, algo que no es fácil para todos; en mi caso, siempre me ha gustado aceptar retos y eso me llamó mucho la atención.

De otra parte, en mi casa, he tenido apoyo incondicional para asumir decisiones como esta. Mi papá es muy ingenioso y está conmigo desde el inicio, con el desarrollo de las máquinas industriales que necesitábamos para crear nuestra empresa. Esto también me hace pensar que el espíritu emprendedor nació desde mi hogar, porque mis papás siempre han querido construir empresa.

¿De dónde surgió la idea de crear Mach 5 S.A.S.?

La verdad tenía muchas ideas en mente, algunas de ellas, un poco alejadas de lo que hoy es la empresa, porque en ese entonces vivía en Bogotá, pero siempre quise retornar a mi ciudad natal, Sogamoso. Cuando regresé y evalué el mercado y las oportunidades que había en el sector, me di cuenta de que esta es la zona industrial más importante del Oriente colombiano; aquí está la siderúrgica, hay muchas empresas productoras de acero y está el eje central del corredor vial del país… Por eso, me di cuenta que tenía que replantear todas esas ideas que tenía en mente.

Desde un principio teníamos claro que el sector del acero es muy competido en esta zona del país, sin embargo, algunos productos están descuidados y aprovechamos eso y lo convertimos en un diferencial para nuestra empresa. Y me gustó la idea de asumir esto como un reto. Mi papá siempre ha trabajado en empresas productoras de acero y eso nos ayudó mucho, porque figurar como mujer y trabajando en este sector hace que todo se vuelva más difícil. Al principio fue complicado acostumbrarme a trabajar en algo que era desconocido para mí, pero ahora estoy enamorada de mi emprendimiento y lo que más me gusta es que lo hacemos en familia.

¿Cuáles han sido tus mayores desafíos como emprendedora?

Uno cree que el recurso económico es totalmente necesario para crear empresa y que esa va a ser la mayor dificultad que debemos enfrentar, pero hay muchas formas de adquirir capital para empezar con un emprendimiento. Por ejemplo, se pueden buscar aliados estratégicos, porque siempre va a existir alguien que te puede ayudar, incluso, la competencia puede convertirse en uno de esos aliados, todo depende de lo que tú le propongas. Por lo tanto, debes tener claro que siempre hay oportunidades, simplemente debes buscarlas.

Desde mi experiencia, el mayor reto fue trabajar en un sector donde predominan los hombres y son muy pocas las mujeres involucradas, porque muchos clientes se resistieron al hecho de que yo me acercara a hablarles y venderles productos que ellos necesitaban. En cambio, cuando me encontré con mujeres que trabajaban en ferreterías, para ofrecerles nuestros productos, me di cuenta que ellas eran más receptivas pues eran conscientes de que el mercado en el que trabajan está dominado por hombres.

Otro reto que debimos enfrentar, y que es el mismo de otros emprendedores, es la necesidad de reinventarse a partir de las restricciones que generó la pandemia. Afortunadamente, esto no nos afectó como si le sucedió a la mayoría de empresas del país, sin embargo, nos sirvió para darnos cuenta que es necesario prever cualquier tipo de dificultad y tener un as bajo la manga para explotar los recursos con los que uno cuenta.

¿Qué recuerdas del programa Transforma Sueños en Empresa?

Fue muy enriquecedor, pues marcó las bases que necesitaba para planear lo que quería realizar en el futuro. Si bien, hoy ya no estoy trabajando en el plan de negocio que construí en ese momento, me complace haber participado en “Transforma sueños en empresa”, porque no solo aprendí sino que, además, escogieron mi proyecto como el mejor plan de negocio. Y fue gracias a esa participación que adquirí las herramientas necesarias para ejecutar el proyecto que hoy se llama Mach 5 S.A.S.

Ahora veo que dos cosas fundamentales me ayudaron a construir este emprendimiento: el apoyo incondicional de mis papás y la orientación que recibí del Centro de Emprendimiento de La Sergio. De hecho, motivé a otros compañeros a que se inscribieran al programa por la increíble experiencia que tuve allí. Por eso, gran parte de lo que soy ahora como emprendedora lo conseguí gracias a la guía de ellos y estoy muy agradecida por eso.

¿Recomendarías esta iniciativa de aceleración empresarial?

¡Claro que sí! Cuando uno es estudiante, el gran objetivo es graduarse y ser parte de grandes multinacionales. En mi caso, mi interés era trabajar en el sector de los alimentos. No obstante, creo que la pasión que uno encuentra al emprender es muy diferente, y lo que tú aprendes en emprendimiento y transformación empresarial no lo vas a conseguir en un cargo gerencial en una empresa.

Cuando te atreves a emprender, logras conocerte a ti mismo, logras medir esa pasión que tienes por los objetivos que deseas cumplir y, lo mejor de todo, cuando alcanzas una meta, te sientes motivado a mejorar tus conocimientos y así aumenta tu deseo de seguir creciendo. Creo que eso solamente lo podemos adquirir desde el emprendimiento y el programa “Transforma Sueños en Empresa” es el mejor inicio.


Comparte este contenido