Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

LEONARDO ESPINOSA QUINTERO, NUEVO DECANO EJECUTIVO DE LA ESCUELA MAYOR DE DERECHO

En entrevista con la Dirección de Comunicaciones de La Sergio, Leonardo Espinosa Quintero recordó su trayectoria de casi 30 años en la Institución, así como a sus fundadores, y el sello humanista que le ha permitido a los abogados Sergistas conquistar importantes posiciones.

Leonardo Espinosa

Con casi 30 años de trayectoria en la Universidad Sergio Arboleda, Leonardo Espinosa Quintero, abogado y doctor en Derecho de la Universidad Alfonso X El Sabio de Madrid, España, asume como nuevo decano ejecutivo de la Escuela Mayor de Derecho con el objetivo de fortalecer la formación de los abogados Sergistas, la cual le ha valido a la institución importantes reconocimientos y les ha permitido a sus egresados alcanzar importantes posiciones.

En entrevista con la Dirección de Comunicaciones de La Sergio, Leonardo Espinosa recordó su recorrido en La Sergio, que inició en el año de 1990 y lo llevó de la docencia, a la investigación, a la escritura de obras académicas y, posteriormente, a cargos directivos de los cuales, el más reciente, fue el de Secretario General.

¿Cómo recibe su nombramiento como Decano Ejecutivo de la Escuela Mayor de Derecho?

En un momento que considero como cumbre en la historia de más de 30 años de la Escuela Mayor de Derecho. En lo personal es un gran honor ya que no solo es la Escuela Mayor, fundacional y emblemática de la Universidad, sino porque dicho cargo fue ocupado por su fundador, Rodrigo Noguera Laborde y tradicionalmente regentada por el Rector-Decano, como expresión de respeto y recordación de quien la concibió.

¿Qué es lo que más le apasiona del Derecho?

Su íntima conexión con el entorno, la realidad, la gente y sus expectativas de encontrar solución justa y pronta a sus reclamos sociales y personales. Es, además, el escenario que nos permite ser actores de las soluciones y no meros espectadores.

¿Cuándo y cómo descubrió su vocación?

Desde muy joven tuve la oportunidad de trabajar con un maestro del Derecho Comercial, Darío Londoño, quien me encaminó en la proyección de mis estudios bajo el lema de que quien trabajara con él, tenía que estudiar y aprovechar al máximo el tiempo y las oportunidades. Su ejemplo marcó para siempre mi comprensión de la vida y el proyecto que me tracé desde entonces.

Ha escrito varios libros, háblenos de sus líneas de investigación.

Terminados mis estudios de pregrado, opté por especializarme en Derecho Administrativo. No obstante, los escenarios laborales me encaminaron por el área del Derecho Privado, en especial en el Derecho Comercial (particularmente Derecho Societario), razón por la cual mis libros están enfocados principalmente en dicha área.

Luego, con el surgimiento de los temas correspondientes a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, como becario de la Universidad Sergio Arboleda atendí mis estudios doctorales en España, en la Universidad Alfonso X El Sabio, donde realicé una tesis doctoral sobre el impacto de las Tic’s en el Sistema Jurídico Colombiano, con elementos de Derecho Comparado. Actualmente, con fundamento en la corriente denominada “constitucionalización del derecho privado”, he enfocado mis esfuerzos de investigación en dicho ámbito.

¿Cuáles considera que son las características de un abogado del siglo XXI?

Indudablemente debe ser un profesional formado en escenarios altamente internacionalizados, actualizado, con visión de mundo, que entienda y aplique las ventajas de la innovación y los desarrollos digitales. Con capacidad de liderar equipos de alto desempeño que enfrentan temas extremadamente especializados en entornos cambiantes y nuevos. Muchos de los “casos difíciles” que estarán llamados a resolver, apenas están en su fase embrionaria o en mundos fantásticos que pronto serán realidad.

¿Qué recuerda de Rodrigo Noguera Laborde, fundador de la Universidad Sergio Arboleda?

Conocí a sus fundadores, en especial al Dr. Rodrigo Noguera Laborde. Trabajé con él durante muchos años, incluidos los rituales de sábados y domingos en los que sagradamente agotábamos termos de café, comentando las noticias del día y escuchando incansablemente sus preocupaciones por la formación de los juristas, la cual, él estimaba, se habían vuelto técnica. Por esta razón fundó la Universidad y su Escuela Mayor de Derecho, a la que prontamente se sumó la de Filosofía para rescatar el humanismo, la cultura, el arte, la literatura, la historia y todas las asignaturas que habían desaparecido en la formación de un verdadero jurista.

¿Qué aprendió de él?

Por los lazos que estrechamos, conocí al humanista, al filósofo, al estadista, al jurista, al padre y abuelo (visitaba religiosamente a sus hijos y nietos los días domingo). Muchos de los libros que inicialmente se escribieron en la Universidad fueron en cumplimiento de la promesa que solía “exigirnos” a los profesores de escribir, al menos, el libro de texto de la asignatura que regentábamos. Precisamente, uno de los proyectos de la Decanatura que he asumido es el de volver a los libros de texto, cuya importancia ha sido satanizada por el afán de los rankings y los indicadores de investigación que los han relegado a un segundo plano.

¿Cuál cree que es el sello de un abogado Sergista?

El abogado Sergista es un profesional culto, sensible y solidario con su entorno, con la realidad. Conoce las dinámicas de los sistemas jurídicos y los retos que plantean los embates que los mismos deben enfrentar, porque se ha apropiado de acerados valores y principios que le permiten entender que el Derecho está al servicio de las personas y su dignidad.

Un abogado Sergista también entiende que el Derecho no es resarcitorio, sino preventivo; que los escenarios contractuales no plantean “pugilatos” sino programas de colaboración; que existen personas en estados de debilidad, merecedoras de especial protección constitucional; que las relaciones jurídico-patrimoniales están matizadas por los deberes de evitación y mitigación del daño; que el sistema de fuentes del derecho debe generar seguridad jurídica y se nutre de elementos no solo nacionales, sino internacionales.

También comprende que el derecho y su ejercicio ya no es doméstico, local o nacional, sino internacional, global, mundial, sumergido en contextos altamente tecnificados, innovadores, digitales en los que la información y las decisiones comienzan a desbordar la capacidad humana de procesar grandes volúmenes de datos, pero que siempre seguirá siendo una ciencia esencialmente humana.

Recomiéndenos, por favor, 5 libros que todo abogado debe leer.

Pregunta difícil de contestar. Indudablemente para un abogado, los clásicos son de obligatoria lectura, pero en la formación de un abogado constituyen, en mi opinión, libros de “obligatoria” lectura, los que a continuación recomiendo, ya que combinan escenarios de carácter histórico, con reflexiones políticas (de las que no escapa ningún abogado) y elementos de contexto de la realidad jurídica colombiana:

1.  Grandeza y Decadencia de Roma (Tres Tomos) de Giuglelmo Ferrero.
2.  Nerón. Grandes biografías de la historia, de Jacques Robichon. Sin embargo, no resisto la tentación de sugerir la de Napoleón de Jacques Bainville.
3. Santander. Biografía escrita por Pilar Moreno de Ángel.
4. La idea de la Justicia (con el perdón de Rawls) de Amartya Sen.
5. El Derecho Civil en la Legalidad Constitucional, de Pietro Perlingieri.

De manera más reciente, y por mencionar referentes colombianos, la obra completa del profesor Diego López Medina, desde su tesis doctoral en Harvard: Teoría Impura del Derecho, pasando por el Derecho de los Jueces y los de reciente aparición, que, sin duda, describen o “narran” las vicisitudes de nuestro sistema jurídico colombiano y la “crisis” que actualmente atraviesa.

Comparte este contenido
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE