Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

“¡OTRA VEZ!”, COLUMNA DEL PROFESOR FERNANDO VELÁSQUEZ

Columna del Director del Departamento de Derecho Penal, Prof. Fernando Velásquez Velásquez, publicada por el Diario El Colombiano, el 2 de mayo de 2017.

fernando_velasquez_3En su más reciente columna en el diario El Colombiano, de 2 de mayo de 2017, el Director del Departamento de Derecho Penal de la Universidad Sergio Arboleda, Fernando Velásquez Velásquez, reflexiona sobre respuesta de los medios de comunicación y de los políticos, a la grave cadena de hechos violentos, que como el asesinato de la niña Sara Ayolina Salazar Palacios, se han conocido en los últimos días en nuestro país.

Rechaza el columnista la actitud de los medios de comunicación, que inician sus sesiones: “para expeler crímenes, infortunios y tragedias, etc., y debamos comenzar la procesión cotidiana cargados de dolor, tristeza y aburrimiento”. De otro lado, llama la atención sobre la respuesta equivocada de los políticos a esta problemática, a los: “indecorosos y los oportunistas de turno (los lizcanos y compañía) salen otra vez a los medios a pedir la imposición de la cadena perpetua porque, alegan, no hay otra solución para tan crudo asunto; por eso, furiosos, blanden sus conocidos proyectos de ley que solo sirven para cosechar votos de cara a las futuras contiendas electorales y, una vez más, para mentirle a la población”.

Considera el columnista que: “penas severas ya tenemos y no necesitamos más, máxime si se piensa que el 95% de los hechos punibles nunca se esclarecen; lo que se debe combatir es la impunidad. A la comunidad debe decírsele que es necesario repensarnos como seres humanos y como colectivo deseoso de vivir en paz; que es indispensable empezar a sembrar valores, así como se deben diseminar árboles, que requieren ser cultivados y preservados”.

Para terminar, nos invita a movilizarnos: “como lo hicieron los habitantes de la ciudad donde fue sepultada la niña (Sara Ayolina Salazar Palacios); y gritar a los cuatro vientos, atravesados por el sufrimiento, que condenamos estas salvajes manifestaciones de violencia porque son inadmisibles”.


Lea la columna completa aquí.

Comparte este contenido
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE