artículosLee

CAMBIO DE RUTINA

Por: Diana Socha Hernández

Ayer podía sentir que la rutina me agobiaba. Pedí antes de dormir un cambio, y como si fuera una película de Disney, alguien me lo concedió.

***

El seis de marzo fue detectado el primer caso de Coronavirus en Colombia, y ya se tenían noticias del tema desde febrero cuando anunciaron la muerte del doctor Li Wenliang, el médico que detectó siete casos de este virus y lo divulgó en enero a sus colegas y luego en sus redes sociales.

Las noticias comenzaron a variar a medida que el virus crecía en los países y las medidas que se tomaron en algunos no fueron tan eficientes, lo que permitió que se aumentara el número de contagios y de muertes.

Esto generó pánico en la gente y las redes sociales no han parado de informar, pero también de tomarse esto con mucha risa, memes, videos y demás, evidenciando que no importa si el tema es serio o no, aquí se le saca chiste a todo.

En clases se hablaba del tema. Se escucharon análisis y comentarios de los estudiantes sobre lo que divulgaban varios medios de comunicación y por supuesto sus opiniones con la poca información que se tenía. Con los demás docentes, había poco tiempo para hablar sobre el tema porque aunque no lo crean el día de un docente, se pasa entre: preparar las clases (implica lectura actualizada, hacer presentaciones, tener textos pertinentes para abordar el tema trabajado, entre otras), calificar ejercicios, hacer seguimiento al proceso de aprendizaje, además de las funciones administrativas y compromisos con la investigación, semilleros, y si queda tiempo para trabajar en la preparación y divulgación de su tema de experiencia. Además, los docentes que dictan su cátedra en otras universidades, deben correr para cumplir con el horario allí y se aumenta las responsabilidades.

A pesar de lo anterior debo decir que las semanas se pueden convertir en una eterna monotonía y desgastante rutina. Llega un momento en donde se pide un cambio a gritos, en donde se cuestiona si realmente lo que se está haciendo nos está haciendo felices, o solo estamos cumpliendo con nuestros deberes, porque nos comprometimos, porque mucha gente depende de todas nuestras labores o peor aún, por la necesidad económica.

Hace una semana, debido a la propagación del Coronavirus en Colombia y especialmente en Bogotá, el Gobierno tomó medidas, para algunos drásticas, para otros, necesarias, y entonces todo lo que hemos venido haciendo los docentes de carreras presenciales, cambio. Cambió nuestra rutina y nos dimos cuenta que pocos estamos preparados para esto.

Se pidió entonces asesoría de las personas que llevan trabajando durante años el tema de la virtualidad, del teletrabajo, y la tecnología tomó un papel protagónico para la educación.

Se asistió a capacitaciones sobre diferentes plataformas que nos permiten ver a nuestros estudiantes en una pantalla del ordenador. La comunidad académica enviaba links por mensajes en whassap para que conocieran las diferentes herramientas que se pueden usar en línea con el fin de evaluar y presentar los temas que antes decíamos personalmente en un salón de clases.

Quienes teníamos las plataformas virtuales al día, no sufrimos subiendo presentaciones, lecturas y actividades. Pero quienes no tenían en su plan de trabajo esta modalidad, dedicaron una semana a trabajar desde casa en preparar de nuevo sus clases con otro tipo de herramientas.

Sin duda, en pocos días salimos de nuestra rutina y ahora nos estamos adaptando a un nuevo estilo de aprendizaje. Todos, no solo docentes y estudiantes nos estamos acomodando, también las directivas de las facultades y de la misma universidad y sin duda podemos decir que este es un modelo que ha tenido buena acogida por la comunidad académica por esta semana.

Dicen por ahí, que se debe tener cuidado con lo que se pide, porque se puede llegar a cumplir.

 

publicación anterior

ASÍ EMPEZÓ TODO: INICIO DEL CORONAVIRUS

Siguiente publicación

CLASES VIRTUALES: LA ALTERNATIVA DE LA EDUCACIÓN PARA HACERLE FRENTE AL CORONAVIRUS

Sin Comentario

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.