Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

LILIANA IRIZAR, NUEVA DIRECTORA DE LA DIVISIÓN DE INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN DE LA SERGIO

La docente Sergista de la Escuela de Filosofía y Humanidades, Liliana Irizar, se encargará de velar por la convergencia de disciplinas y subdisciplinas para la generación de nuevo conocimiento de naturaleza inter, multi y transdisciplinaria.

liliana-irizar

Doctora en Filosofía de la Universidad de Barcelona, abogada de la Pontificia Universidad Católica de Argentina, autora y coautora de 10 libros y de un sinfín de artículos y capítulos académicos. Estas son solo algunas de las credenciales de Liliana Irizar, nueva directora de la División de Investigación e Innovación de la Universidad Sergio Arboleda.

Por su parte, Javier Nicolás González Camargo, Licenciado en Filosofía y Humanidades de La Sergio y magíster en Filosofía Contemporánea, asume como subdirector de esta importante división, dedicada al fomento y fortalecimiento de la investigación científica y de la innovación como fuentes de respuestas a las necesidades sociales, ambientales y económicas del país.

Asimismo, con el objetivo de “reforzar la capacidad institucional para el cumplimiento de la función misional de investigación, optimizar la estructura organizacional y unificar los esfuerzos de producción intelectual”, la Coordinación de Publicaciones Científicas se integrará a la División de Investigación e Innovación.

javier-nicolas-gonzalez

“La investigación desarrolla fortalezas ético antropológicas”: Liliana Irizar.

Docente Sergista desde hace más de una década, Liliana Irizar ingresó a la Institución en 2002 para compartir sus conocimientos sobre Platón con los estudiantes de la Escuela de Filosofía y Humanidades. “Posteriormente, en 2004, asumí la misión de formar un grupo de investigación y fue este hecho el que impulsó la creación del Grupo LUMEN, el cual dirijo desde entonces, con un proyecto que se ha mantenido en el tiempo y ha tenido muchas vertientes muy ricas para la formación de jóvenes: el Humanismo cívico”, señala esta docente, quien ha dedicado gran parte de su carrera académica al estudio y reflexión del pensamiento aristotélico-tomista.

Para esta argentina, radicada en Colombia desde hace 20 años, la investigación es algo más que producir conocimiento. “Desde el punto de vista humano, investigar es una tarea bonita, pero ardua y difícil si se es constante, que genera hábitos antropológicos como, por ejemplo, el orden, la fortaleza, la perseverancia, la humildad de encontrarse con límites propios y geográficos. Uno puede desarrollar muchas fortalezas desde el punto de vista ético antropológico”, destaca Irizar.

Por esto, sostiene que uno de los aportes más significativos de la investigación para la formación de cualquier profesional es la disciplina, el orden, pero sobre todo el hábito de indagar, de encontrar ideas y reflexionar en torno a estas.

En la medida en que una persona se dedica a leer, estudiar, investigar y reflexionar sobre lo que lee y escribe, necesariamente experimenta un crecimiento de conocimiento. También fortalece su punto de vista académico y las relaciones con personas que son maestras en ciertas áreas y que han aceptado nuestras invitaciones a eventos académicos. Tener un maestro en un área propia es una gran riqueza y significa un crecimiento”, enfatiza.

Pero, además, sostiene que el ejercicio de investigación también supone la creación de lo que algunos filósofos, como Alejandro Llano, denominan una ‘comunidad de amistad’. “Esta se reconoce porque hay valores compartidos, vividos, y unas metas comunes, compartidas. Entre esas aspiraciones está el bien y la investigación como actividad es una de las metas, no la única. También se llegan a acuerdos comunes sobre prácticas buenas en el grupo que fomentan la unión y eso facilita además las actividades, la producción, los resultados. La meta nuestra no han sido tanto los resultados sino ese tejido de solidaridad”, sostiene Irizar.

Y eso es lo que hace desde su Grupo de Investigación LUMEN, reconocido y registrado ante Colciencias y adscrito a la Escuela de Filosofía y Humanidades, desde donde trabaja dos líneas de investigación: el humanismo cívico y la ontología.

Ahora, su reto es fortalecer esas ‘comunidades de amistad’ desde la División de Investigación e Innovación desde donde trabajará para dar cumplimiento a las políticas de investigación definidas por la Rectoría de la Universidad y en el Consejo de Investigación, y centralizar y coordinar la información relativa a la Investigación en la Universidad.

Comparte este contenido
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE