Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

EL NEGOCIO DE LA COPA MUNDIAL DE FÚTBOL

En la nueva edición de la revista Arbolea, el director del MBA de PRIME Business School, Eduardo Muñoz Gómez, analiza las oportunidades sociales y los millonarios ingresos que genera el evento futbolístico más importante del mundo.

 
EDUARDO MUNOZ

Además de constituir uno de los eventos deportivos más populares y que despierta mayor emoción entre los fanáticos de prácticamente todos los países, la Copa Mundial de fútbol genera millonarios ingresos, tanto a la entidad organizadora como a las federaciones nacionales y en particular, a múltiples empresarios en diversidad de actividades.

Para comenzar, la Copa Mundial de fútbol es el evento deportivo con mayor sintonía televisiva. Se estima que más de 1.000 millones de personas vieron la final en 2014, Brasil, y la audiencia global para el campeonato tuvo una audiencia promedio de 600 millones de personas (Chicago Tribune 2017). Esto implica un movimiento de importantes sumas de dinero en comerciales de todo tipo, en todos los países, durante las transmisiones televisivas de los diferentes partidos.

Por supuesto, el interés de los aficionados de un país depende de si la selección nacional está participando o no del torneo mundial y, en esa medida, fluctúa también la posibilidad de generar ingresos por las transmisiones. En el caso de nuestro país, por ejemplo, el Presidente de RCN TV comentó recientemente que, la clasificación de Colombia al mundial de Rusia, mejora el potencial de ingresos por televisión en un 20% (La República 2017). Lo anterior no contempla el incremento en negocios relacionados como el de las ventas de los operadores de televisión por suscripción o la comercialización de aparatos de televisión en los meses previos al inicio del campeonato. En ese sentido, las estadísticas señalan que, en junio del 2014, justo al comienzo del mundial de Brasil, las ventas de electrodomésticos, muebles y equipo de informática y telecomunicaciones para uso personal o doméstico se incrementaron en 20,5%. (Cromos El Espectador 2017).

Para muchos analistas, la FIFA es el gran ganador en los negocios relacionados con el certamen mundial. Por una parte, es cierto que la federación internacional entrega a los equipos que participan en el mundial, importantes sumas: quienes clasificaron para ir a Rusia, recibirán $2 millones de dólares por ese solo hecho; a aquellos que logren llegar a la ronda de octavos de final se les pagará $12 millones de dólares; quienes alcancen la fase de cuartos de final, lograrán una suma de $18 millones de dólares; el equipo que ocupe el tercer lugar recibirá $30 millones de dólares; al segundo lugar se le pagará $40 millones de dólares y el equipo ganador percibirá $50 millones de dólares (Espectador 2017). La bolsa total de premios suma alrededor de $400 millones de dólares.

Sin embargo, la FIFA espera recibir alrededor de $5.000 millones de dólares en ingresos: $3.000 millones corresponden a la venta de los derechos de transmisión a todo el mundo; casi la totalidad del saldo está representada en patrocinios de empresas importantes de todo el mundo, que utilizan la enorme atención que el certamen genera como un vehículo para la publicidad y el mercadeo de sus productos. (Chicago Tribune 2017)

Un impacto económico positivo lo recibe el país anfitrión, por concepto de los gastos que realiza la multitud de deportistas, delegados, equipos técnicos, periodistas y, sobre todo, aficionados que se desplazan allí para presenciar en vivo los partidos del certamen. Un paquete turístico básico para una estadía de dos semanas puede superar fácilmente los $7.000 dólares (Russia Beyond 2017). Para la etapa final, los costos suben astronómicamente: se estima que una entrada para el partido final de la Copa puede costar $1.100 dólares (Íbid). Un negocio muy representativo en esta área lo realizan las agencias de viajes y turismo que se especializan en organizar los paquetes, los cuales incluyen las entradas a los partidos del equipo nacional, el transporte aéreo y el alojamiento en las ciudades sede.

El impacto en los negocios a nivel nacional es igualmente significativo. En Colombia, según cifras emitidas por la Federación Nacional de Comerciantes -Fenalco- para el anterior mundial de fútbol en Brasil, un 23% de los comerciantes de Bogotá reportó un considerable aumento en las ventas (La República 2017). Según el Director Ejecutivo de esta Federación en Antioquia, el campeonato de Brasil permitió a ciudades como Medellín, Cali o Bogotá percibir ingresos entre $50.000 y $70.000 millones. Para Fenalco, un solo partido puede equivaler a $5.000 millones en ventas (Íbid). Además de las ya mencionadas ventas de televisores y equipos de informática y telecomunicaciones para uso personal o doméstico, los principales gastos relacionados con el evento tienen que ver con camisetas y ropa deportiva del equipo nacional, alimentos, bebidas, consumo en restaurantes y bares.

Por último, no se puede olvidar que un buen mundial en calidad y buen desempeño, particularmente por la selección nacional, origina una especie de “fiebre” por el deporte, que dura mucho más allá del evento mismo. Los aficionados de todas las edades y estratos se vuelcan a los campos deportivos, contagiados por el entusiasmo que generan los grandes astros del fútbol. Esta fiebre a su vez abre nuevas oportunidades de negocio en comercialización de implementos y equipo deportivo, alquiler de canchas y pago por entrenamiento de niños y jóvenes, entre otros. No en vano las academias de fútbol y las canchas de fútbol 5 y fútbol 7 han tomado tanto auge en nuestro medio.

Finalmente, en medio de toda esta euforia, no debemos dejar de lado que el fútbol, además de una importante actividad física, de esparcimiento y recreación, es también un negocio multimillonario. Su manejo, en consecuencia, no puede dejarse en manos de aficionados empíricos, así sean ellos bien intencionados; como todos los grandes negocios, debe profesionalizarse y encomendarse a personas formadas en la materia.
Pensando en el futuro de un fútbol guiado con criterios profesionales, existe otra oportunidad y es la de la formación de los futuros cuadros directivos. Grandes instituciones deportivas y académicas del mundo se han unido en este empeño y hay ya una importante oferta de este tipo de programas. Colombia es privilegiada en contar con uno de ellos aquí mismo: se trata del convenio entre la Escuela Universitaria Real Madrid y la Universidad Sergio Arboleda, a través del cual se ofrece un MBA en Dirección de Entidades Deportivas y una Maestría en Management Deportivo (PRIME Sergio Arboleda 2018).

El fútbol es pues pasión, deporte, entretenimiento, múltiples negocios y, para muchos, una forma de vida. La próxima Copa del Mundo probablemente dará a cada quien motivos para colmar sus expectativas.

Eduardo Muñoz Gómez
Director MBA PRIME Business School

Comparte este contenido

ORI-NEWS SEPTIEMBRE 2018

En esta edición de ORI-NEWS descubre cuáles son los próximos destinos académicos de los estudiantes ...

LA VOZ EN TEATRO MUSICAL

La Universidad Sergio Arboleda ofrece el primer pregrado en Teatro Musical del país. Su directora, M ...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE