Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

tipobet Menu

NUEVA ZELANDA, UN EJEMPLO MUNDIAL PARA CONTENER EL CONTAGIO DE LA COVID-19

El pasado 27 de abril, Nueva Zelanda se declaró libre de pandemia, consolidándose así como un país ejemplo en el manejo de la crisis por Covid-19.

nueva zelanda intercambio academico universidad sergio arboleda internacionalizacion

Una estrategia que incluye un sistema de cuatro niveles de alerta (preparación, reducción, restricción y cierre de emergencia) fue puesta en marcha en el territorio neozelandés y, gracias a ello, ostenta hoy la bandera de la victoria en la batalla librada a nivel mundial contra el coronavirus.

Nueva Zelanda es un país de Oceanía, ubicado a 2000 kilómetros al sureste de Australia, en el mar de Tasmania. Aunque geográficamente está distanciada de los demás países, no estuvo exenta de sumar casos a la lista de contagios y muertes a causa del Covid-19. No obstante, su gestión y manejo de la crisis ha sido ejemplar ante el mundo.

Con la iniciativa de “Eliminar y no mitigar”, las autoridades de Nueva Zelanda han logrado dar la pelea a la situación sanitaria por el Covid-19. En cabeza de la primera ministra Jacinda Ardem, se implementaron las medidas que contribuyeron a que, el pasado 27 de abril, este país se declarara libre de pandemia.

En retrospectiva, el primer caso que se confirmó en el territorio neozelandés se registró el 28 de febrero y quince días después la cifra había llegado a 6 contagios. Y esto fue más que suficiente para que las autoridades vetaran los cruceros y ordenaran el confinamiento obligatorio por dos semanas a cualquier persona que arribara a la nación. Cinco días después se decretó el cierre total de todas las fronteras y el cierre de cualquier espacio que reuniera más de cien personas.

Las medidas también incluyeron decretar un mes de cuarentena para los 4,8 millones de habitantes y el establecimiento de cuatro niveles de alerta, en etapas: preparación, reducción, restricción y cierre de emergencia.

El 25 de marzo ya estaba activo el cuarto nivel de emergencia y los casos confirmados se contaban solamente en decenas, siendo el registro más alto el de 76 contagios, el 28 de marzo. Casi un mes después, el 23 de abril, ya no hubo casos de contagio.

Así, al cierre del mes, el país pudo decir que se encontraba libre de pandemia y la primera ministra declaró: “Hemos ganado esta batalla… El país debe permanecer vigilante, si queremos mantenerlo así”.

Un destino que te encantará

La efectividad en el manejo de esta crisis deja ver un trabajo activo de sus autoridades y la transparencia en la gestión gubernamental. Actualmente, Nueva Zelanda ocupa el quinto lugar de los territorios con mayor bienestar económico en el mundo, a lo que se suman sus índices de calidad de vida y los aportes a sectores clave: seguridad, salud y bienestar social, los cuales son los más altos a nivel mundial. Los reportes de casos de corrupción son los más bajos.

Desde el punto de vista académico, este es un excelente destino para vivir una experiencia de aprendizaje internacional, pues su idioma oficial es el inglés y se mantiene la enseñanza del ancestral dialecto maorí.

Turísticamente, el país sorprende con sus espléndidos paisajes, playas, volcanes, glaciares y monumentos naturales que invitan a visitar, cuando la situación del mundo así lo permita:

Parque Nacional de Tongariro

Es característico por sus lagos de color turquesa, fuentes termales y volcanes de cumbres nevadas. Ya es Patrimonio de la Humanidad, declarado por la Unesco no solo por sus increíbles paisajes de belleza excepcional sino, además, por los elementos culturales maoríes que atesora, tales como los espacios religiosos que hay dentro del parque y que denominan a algunas de sus cumbres con el nombre “Tapu”, que significa lugar altamente sagrado.

Milford Sound

También conocido como Piopiotahi, se trata de un fiordo (estrecha entrada de mar) situado en el suroeste de la Isla Sur. Su longitud supera los 15 kilómetros tierra adentro y hay zonas en las cuales los acantilados alcanzan los mil metros de altura. Su belleza se cataloga como algo indescriptible y han llegado a considerarlo como la octava maravilla del mundo, por los imponentes paisajes que ofrece a sus visitantes, quienes pueden optar por realizar cruceros turísticos, rutas de senderismo, piragua o incluso submarinismo.

Elephant Rocks

Un paisaje de verdes colinas, salpicado por los destellos grises de las rocas calizas que, con el paso de los años, se han ido erosionando hasta quedar solamente aquellas más duras. Estas pueden llegar a medir hasta diez metros de ancho y, desde lejos, se asemejan a una manada de elefantes que pareciera surcar la montaña. Este icónico lugar fue locación de algunas escenas de la saga cinematográfica Narnia. Actualmente allí se pueden hacer recorridos y vale decir que este lugar también se utiliza para el pastoreo de ovejas, por lo que es común encontrarse con rebaños durante el paseo.

Datos de interés:

Idioma: inglés, maorí y lenguaje de señas de Nueva Zelanda.

Superficie: 268.021 km²

Plato típico: Pavlova. Se trata de un tipo de merengue cubierto con crema batida y frutas de la región. Se caracteriza por su crujiente cobertura y la suavidad y textura de su interior. Se denomina así en honor a la Anna Pávlova, bailarina de ballet rusa.


LEA TAMBIÉN

Comparte este contenido