Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

ESTUDIANTES EXTRANJEROS DEL PROGRAMA DE ESPAÑOL VIVIERON UNA EXPERIENCIA CULTURAL A TRAVÉS DE LA CHICHA Y EL GUARAPO

El Centro de Idiomas, acreditado internacionalmente por el Instituto Cervantes, para la enseñanza del español, realiza salidas culturales con el fin de afianzar las competencias de sus participantes en el idioma.

programa-espanol-extranjeros-centro-idiomas-universidad-sergio-arboleda-2019-03
programa-espanol-extranjeros-centro-idiomas-universidad-sergio-arboleda-2019-05
programa-espanol-extranjeros-centro-idiomas-universidad-sergio-arboleda-2019-02
programa-espanol-extranjeros-centro-idiomas-universidad-sergio-arboleda-2019-06
programa-espanol-extranjeros-centro-idiomas-universidad-sergio-arboleda-2019-04
programa-espanol-extranjeros-centro-idiomas-universidad-sergio-arboleda-2019-07

Los estudiantes del Programa de Español como Lengua Extranjera del Centro de Idiomas de la Universidad Sergio Arboleda vivieron una experiencia única, llena de sabores desconocidos y; de historias mitológicas de la cultura indígena muisca. La salida extracurricular al Museo de la Chicha, ubicado en el centro de Bogotá, les dejó recuerdos inolvidables.

El encuentro tuvo lugar en “La Bendita Chichería”, el primer museo de chicha en el país, un lugar muy visitado por extranjeros, estudiantes y curiosos que pasan por este emblemático lugar del Chorro de Quevedo, en el centro de la capital.

En el lugar, los estudiantes del Programa de Español tuvieron la oportunidad de conocer la elaboración de productos creados por los antepasados indígenas como la chicha, el zhuke, el guarapo y el chirrinchi. Gracias a ello, aprendieron que cada bebida se elabora con diferentes ingredientes que producen una explosión de sabores intensos.

Antes de probar cada una bebida indígena, Alfredo Ortiz, fundador del lugar, explicó con hechos históricos qué significaba y cómo se elaboraba cada producto. Así, con un sombrero típico de la región y «totuma» en mano (recipiente para consumir la bebida), los estudiantes esperaron con ansias saborearlas. “Siempre hay que hacerlo con un bonito pensar, una bonita palabra y un bonito corazón, nunca se debe estar de mal genio porque eso trasciende a nivel espiritual”, señaló Ortiz, quien mencionó que ingerirlas era un ritual. Risas, nervios y curiosidad fueron algunas de las emociones que experimentaron los estudiantes, luego de probarlas por primera vez. Taras Havronskyi, estudiante ucraniano, expresó: “es una explosión de sabores que no creí que existiera”.

Al finalizar este recorrido, los alumnos visitaron un espacio de artesanías colombianas donde pudieron apreciar su elaboración y comprar algunos productos. Esta inolvidable jornada les dejo historia, aprendizaje, cultura y un sinfín de experiencias sobre la cultura de nuestro país.


LEA TAMBIÉN

Comparte este contenido