Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

LA TAREA SE CUMPLIÓ: CON MÁS DE 34 MIL CLASES EN ENTORNOS DIGITALES Y 77 MIL HORAS DE TRABAJO, LOS SERGISTAS FINALIZARON EL PRIMER SEMESTRE DE 2020

Las actividades no presenciales contaron con un 95% de la asistencia de los estudiantes en las sedes Bogotá, Santa Marta y Barranquilla.

universidad-sergio-arboleda-rodrigo-noguera-laborde-fundador-busto-fachada

El primer semestre de 2020 fue diferente a cualquier otro. Durante este periodo académico, la Comunidad Sergista fue ejemplo de trabajo en equipo, solidaridad, empatía, resiliencia… en pocas palabras, del espíritu humanista que ha inspirado el proyecto académico fundado por Rodrigo Noguera Laborde y Álvaro Gómez Hurtado.

En total fueron más de 34 mil clases en ambientes de aprendizaje digital y 77 mil horas de conocimiento, en las que docentes y estudiantes, con responsabilidad y esfuerzo, se dieron a la labor de continuar con el proceso académico en medio de una emergencia sanitaria mundial, sin precedentes. La tarea se cumplió.

En el proceso de adaptación a la modalidad no presencial, los docentes recibieron un plan de acompañamiento para el desarrollo de competencias digitales, el uso de nuevas tecnologías y creación de contenidos pedagógicos, entre otros.

Por su parte, los estudiantes tuvieron acceso a todos los recursos de la presencialidad como tutorías, talleres culturales, consultas psicológicas, incluyendo el servicio de telemedicina, que fue destacado en medios de comunicación a nivel nacional. Para esto, se habilitaron más 1.100 aulas virtuales, 6.000 cursos y el equipo de Tecnologías de la Información brindó soporte a más de 2.300 Sergistas.

“Esta experiencia nos retó a estudiantes y docentes a buscar propuestas, metodologías y alternativas nuevas para continuar de la mejor forma con el proceso académico. Asimismo, nos dejó ver la oportunidad de potenciar y mejorar algunos aspectos que, de manera presencial, no eran tan fáciles de vislumbrar”, expresó Samanda Martínez, estudiante del programa de Teatro Musical.

Para el docente de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, Carlos Díaz, la creatividad y la innovación fue lo más valioso que salió a flote durante las clases no presenciales, sobre todo en materias prácticas como Taller de Televisión. Pero, precisamente, fue en estas en las que la reinvención fue la protagonista.

“Creamos cortos colaborativos, hechos con celulares desde casa, y el resultado fue bastante interesante. Los trabajos eran en grupo y cada estudiante se encargaba, desde su casa, de distintas responsabilidades, como sonido, escenografía y planos. Por esto, el producto final fue novedoso y único”, explicó el docente Sergista.

Esta experiencia también llevó a los estudiantes a replantearse y a moldearse como personas más disciplinadas y enfocadas. Así lo mencionó, Sebastián Salazar, de la Especialización en Comunicación Estratégica. “A nivel personal, esto me llevó a autoregularme y asumir la misma responsabilidad que solía tener en las clases presenciales, adaptarme a este entorno, acomodar mis horarios y circunstancias. Así que considero muy positiva esta experiencia”, destacó.

Por supuesto, la tecnología fue un factor fundamental en la formación académica de los Sergistas, herramientas como Zoom, Moodle y Teams fueron los canales por los cuales docentes impartieron clases y cátedras. Igualmente, esta nueva práctica llevó algunos a reconfigurar sus métodos.

“Creo que esta experiencia ha sacado a relucir la capacidad de adaptación y resistencia de la Comunidad académica. Desde mi perspectiva, esto me ha dado la oportunidad de dar más de mi 100%, de aprender y conocer de las distintas plataformas virtuales, lo cual me ha brindado mayor confianza en este entorno digital”, afirmó Luis Ángel Madrid, docente de la Escuela Internacional de Administración y Marketing.

Por su parte, la docente de la Escuela de Economía, Mariana Pineda aseguró que, “La experiencia de haber dictado mis clases en un ambiente virtual fue muy enriquecedora, ya que potenció mi proceso de aprendizaje en torno a las herramientas tecnológicas que podía aplicar dentro en mis asignaturas. Adicionalmente, me dejó una visión diferente en cuanto a la evaluación y las actividades que podía implementar en las clases”.

A su vez, la docente Sergista, Mariana Pineda identificó que “Esta experiencia fue positiva para los estudiantes, también, porque tuvieron la posibilidad de acceder a las clases las veces que quisieran, ya que el material quedaba grabado, lo cual fortaleció su proceso de aprendizaje. Además, ellos mostraron una mayor seguridad al hablar y les gustaba interactuar durante las clases”.

No fue un camino fácil, como lo indicó la estudiante de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, Natalia Poveda, “la experiencia para todos fue distinta, ya que eso va en la disposición que tenga cada persona. Durante este tiempo aprendí muchas cosas y fui disciplinada. Creo que mis profesores estaban preparados para sus clases, ellos se adaptaron y fueron muy recursivos. En mi caso, fue una experiencia muy grata, y si tuviera que hacerlo de nuevo, volvería a repetir las clases no presenciales”.

En el segundo semestre del año, los Sergistas regresarán de manera gradual al campus, bajo un esquema de alternancia y un estricto protocolo de bioseguridad, en el que el 35% de los estudiantes podrán participar de actividades presenciales, mientras que el 65% lo hará a través de medios virtuales.


LEA TAMBIÉN

Comparte este contenido