Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

EN EL DÍA DEL PERIODISTA: O CAMBIAMOS, O NOS CAMBIAN

Dudar, investigar y contar… Esos siguen siendo verbos capitales del verdadero periodismo que, hoy, en medio del fragor informativo, atribuido a los afanes de última hora y al efectismo de las redes sociales, parecerían condenados al olvido.

Por Juan Carlos Pérez Bernal

dia-del-periodista-2017

Dudar, investigar y contar… Esos siguen siendo verbos capitales del verdadero periodismo que, hoy, en medio del fragor informativo, atribuido a los afanes de última hora y al efectismo de las redes sociales, parecerían condenados al olvido.

Son, como lo dijera el inolvidable Tomás Eloy Martínez, valores esenciales a los que nunca podemos renunciar quienes nos negamos a pensar que el verdadero periodismo ha muerto.

Sobre ello hemos reflexionado en muchas oportunidades, pero vale la pena volver sobre esos puntos para no olvidar cómo y para qué nació el periodismo en Colombia y en el mundo: como “una herramienta para pensar, para crear, para ayudar al hombre en su eterno combate por una vida más digna y menos injusta”.

“una herramienta para pensar, para crear, para ayudar al hombre en su eterno combate por una vida más digna y menos injusta”.
Y sí que resulta pertinente esa tarea, en momentos en que nos alistamos a vivir el posacuerdo en toda su intensidad.

Debemos, entonces, ser garantes de la reparación simbólica que requieren sin más aplazamientos aquellos millones de colombianos que han padecido los rigores de la guerra. Nuestro gran compromiso está en romper el aparente nudo gordiano del periodismo de declaraciones, para pasar al genuino periodismo de relatos, de historias que partan de las mismas víctimas, las verdaderas llamadas a contarle a la sociedad lo que les ha pasado.

Necesitamos, entonces, escuchar más voces… En especial, voces genuinas que le vuelvan a dar vida al relato periodístico.

Es, creemos, la mejor manera de asumir nuestro compromiso con el irrepetible momento histórico que vive el país porque, o cambiamos, o nos cambian.

Comparte este contenido
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE