Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

INGENIERÍA HUMANITARIA: LA SERGIO ABRE ESPACIOS PARA LA COCREACIÓN Y EL EMPODERAMIENTO COMUNITARIO

El Programa de Ingeniería Humanitaria de la Universidad Sergio Arboleda realizó el conversatorio ‘Cocreación y empoderamiento comunitario’. En este espacio se reflexionó sobre las oportunidades que brinda la metodología de la cocreación para facilitar el diálogo entre academia y comunidades vulnerables, con el fin de fomentar un trabajo colaborativo.

cocreacion empoderamiento comunitario ingenieria humanitaria investigacion universidad sergio arboleda ingenieria industrial

En el evento participaron Luis Alejandro Ángel, decano del Programa de Ingeniería Industrial y director del Programa de Ingeniería Humanitaria de la Universidad Sergio Arboleda; Alex Freese, codirector del Centro de Innovación de Tecnologías Apropiadas y Educación, C – innova; y Silvia Buitrago, docente de la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, miembro activo de C-innova, quien, además, moderó la actividad.

Alex Freese, codirector del Centro de Innovación de Tecnologías Apropiadas y Educación, C – innova, explicó que en el escenario comunitario, la cocreación es una metodología útil porque facilita el intercambio de puntos de vista para la concertación de respuestas a necesidades específicas de las comunidades.

Añadió, que esta es una metodología “generosa” porque puede hacer realidad el ideal de “cambiar el mundo” a partir de principios como la justicia social y el desarrollo de la inteligencia colectiva. “Sentirse parte de una colectividad es, tal vez, el mayor aporte de esta metodología. A la vez, puede aplicarse para resolver dificultades personales”, manifestó Alex Freese.

“La cocreación es una sinergia. Es la posibilidad de conciliar saberes empíricos y ancestrales con las técnicas de la vanguardia académica”, añadió Luis Alejandro Ángel, quien también señaló que la efectividad de esta metodología consiste en el llamado a la participación e integración colectiva.

Un aspecto clave que el codirector de C-Innova mencionó es que la metodología de la cocreación no es asistencialista. Por el contrario, busca estimular el potencial creativo de las comunidades para encontrar soluciones prácticas e innovadoras que puedan derivar en la construcción de tecnologías de bajo costo, lo que empodera a las comunidades, les da fuerza. Lo importante, como lo expresó, es darle continuidad a estos procesos de trabajo mancomunado para que ello redunde en el bienestar de estas, más allá del corto plazo.

Al respecto, el decano Luis Alejandro Ángel señaló: “Justamente el tiempo es un factor crucial en los procesos de cocreación comunitaria. No es sencillo sincronizar los tiempos de la academia con los tiempos de las comunidades, porque obedecen a lógicas distintas y a veces un semestre académico no es suficiente para avanzar en estos. Sin embargo, es clave seguir acompañando y continuar la comunicación para mantener el vínculo con las comunidades”. También indicó que a la hora de aplicar la metodología de la cocreación es primordial la disposición y la voluntad de las comunidades para desarrollar estos procesos y esencial la actitud de escucha de quienes dialogan con ellas, pues ahí empiezan a tejerse lazos de confianza para la ideación coordinada de acuerdos.

Esta “disposición”, como lo expuso Freese, tiene que ver con el conocimiento previo que debe tener la comunidad de lo que va a construir de manera colectiva. Sin esta información, un proceso de cocreación estaría condenado al fracaso, porque de lo que se trata es de compartir perspectivas y de llegar a consensos que deriven en la generación de tangibles e intangibles, de los cuales debe apropiarse la comunidad como meta ideal.

A su vez, el decano Luis Alejandro Ángel enfatizó en que en estos procesos comunitarios son más los intangibles que los tangibles que se producen. “Un intangible es aprender a validar al otro como un ser humano que tiene experiencia y conocimiento”, señaló el decano Sergista. Alex Freese ratificó esta afirmación, asegurando que el intangible más valioso que origina un proceso de cocreación es el empoderamiento de las comunidades.

Para finalizar, el decano Luis Alejandro Ángel aseveró que los indicadores de éxito de esta metodología son la capacidad de las comunidades para autoreplicar procesos de cocreación en sus comunidades y en otras y el desarrollo de liderazgos para capacitar en la creación de salidas conjuntas a problemáticas de diversa índole en los territorios.


LEA TAMBIÉN

Comparte este contenido
xpornplease pornjk porncuze porn800 porn600 tube300 tube100 watchfreepornsex