Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

“LA INVESTIGACIÓN ES UNA VOCACIÓN, CASI UN MODO DE SER”: DIRECTORA DE LA DIVISIÓN DE INVESTIGACIONES E INNOVACIÓN DE LA SERGIO

Liliana Irizar, directora del área encargada de la convergencia de disciplinas para la generación de nuevo conocimiento en La Sergio, habló acerca de humanismo integral, investigación y de cómo esta actividad puede aportar a la sociedad colombiana.

investigación

Si bien la Sergio Arboleda desarrolló en 2007 el primer y único satélite colombiano lanzado al espacio, su interés en materia de investigación se enfoca en el ser humano. En palabras de la directora de la División de Investigaciones e Innovación de la Institución, Liliana Irizar, lo que se busca es “promover el desarrollo humano integral -corporal, intelectual, ético, cultural, científico, técnico- de cada colombiano”.

Con motivo de la entrega del Premio Anual de Investigación, que exalta a los investigadores y semilleros de la Institución reconocidos por Colciencias, la directora de la dependencia encargada de la convergencia de disciplinas y subdisciplinas para la generación de nuevo conocimiento en La Sergio, habló acerca de la impronta de la Universidad en sus trabajos de investigación, así como de los beneficios que esta actividad puede representar para un país como Colombia.

Asimismo, se refirió a las condiciones que se requieren a la hora de investigar, entre las cuales destacó la disciplina, la perseverancia, e incluso el silencio.

Lea también:Rodrigo Losada, una vida dedicada a la investigación

¿Por qué la investigación es una actividad fundamental para el desarrollo de una sociedad?
La investigación siempre implica un avance en el conocimiento tanto personal, del que investiga, como social. Y el conocimiento, cuyo fin primordial es la verdad, implica en sí mismo enriquecimiento y cultivo del espíritu. Esa es la principal contribución de la investigación. Pues, si los investigadores realizan su rol con ese sentido humano y social, ellos crecen, se enriquecen como personas y, por tanto, enriquecen e impactan la sociedad llevándola a un desarrollo integral y auténtico.

Si los investigadores realizan su rol con ese sentido humano y social, ellos crecen, se enriquecen como personas y, por tanto, enriquecen e impactan la sociedad

¿Qué aportes en esta materia realiza la Universidad Sergio Arboleda?
Pienso que la Universidad Sergio Arboleda, por su inspiración y trayectoria humanista, impulsa un tipo de investigación con las características que he mencionado. Considero que su interés institucional es resguardar y propiciar investigaciones que, sin descuidar los avances tecnológicos y económicos, sean investigaciones innovadoras en el sentido más profundo del término. Es decir, al darle a las Humanidades -que en alemán se denominan muy bien ciencias del espíritu- y a la formación humanista todo su valor y su lugar, la Universidad Sergio Arboleda asegura que el protagonismo sea conferido al espíritu, a la mente y al corazón de sus investigadores. De este modo, y sólo de este modo, puede haber innovación, esto es, modos de pensar y actuar cada vez más humanos y humanizantes. Estrategias que enriquezcan a sus inspiradores y que se dirijan a promover el desarrollo humano integral –corporal, intelectual, ético, cultural, científico, técnico– de cada colombiano.

¿Qué cree que se requiere para que una investigación sea de calidad y tenga posibilidades de aplicación en Colombia?
Pienso que se necesita que los investigadores se ocupen de temas en los que sean muy competentes, básicamente expertos o lleguen a serlo. Otra condición importante es que tengan tiempo y pasión por la investigación. La investigación es una vocación, casi un modo de ser. No se puede imponer ni mucho menos improvisar aquí, como en ninguna vocación se puede hacerlo. Finalmente, y de una relevancia decisiva, es que el investigador tenga deseos y voluntad de ayudar, de hacer una contribución a su país, a su gente. Que no utilice la investigación como un trampolín hacia el prestigio, la fama, el dinero. Si tiene estos móviles, Sócrates le diría de manera contundente que no es un investigador, sino un mercader de almas, tal como lo afirmó de los sofistas.

¿Cuáles son las competencias fundamentales para investigar?
Supuestas las condiciones que he mencionado, tal vez, las más importantes sean: disciplina, que implica orden y eludir la tentación de saber un poco de todo y no profundizar en nada; silencio, interior -es el más difícil- y exterior; paciencia, para no desalentarse ante los inevitables “fracasos” presentes en toda tarea humana; perseverancia, para comenzar lo terminado, cueste lo que cueste, para no dejar las cosas a medias.

Lea también: Investigadores séniores, un estandarte sergista para el avance del conocimiento y la sociedad

Usted es investigadora, ¿qué es lo más gratificante de esta labor?
Voy a comenzar por lo más gratificante. El investigador recibe muchas gratificaciones, primero la de conocer, esto, ya lo dije, es el mayor bien. Pero con el conocimiento, y como consecuencia de él, está el resolver problemas tanto teóricos como prácticos. Aportar, así, con su conocimiento, un servicio, un pequeño granito de arena a las personas y comunidades. Personalmente, es también un gran estímulo y gozo el poder formar las nuevas generaciones de docentes e investigadores.

¿Y lo más difícil?
En cuanto a lo más difícil, es el tener que responder a un sistema de medición de la ciencia y del trabajo de los investigadores que viene impuesto por centros de poder mundiales y que intentan conseguir un nuevo tipo de colonización ideológica. Me explico: son dos o tres grandes poderosos que establecen qué es investigación y qué no; quiénes son investigadores y quiénes no, etc. Y todo esto se mide a partir de figurar en unos índices, creados por ellos, y que pertenecer a dichos índices se reduce, dicho en pocas palabras, en sumas ingentes de dinero que deben invertir las Universidades. Un sistema realmente perverso que va en contra de la investigación y la desnaturaliza si tenemos en cuenta lo que dijimos antes del sentido humano de la investigación. Es un tema extenso y crucial que requiere un mayor debate que los mismos académicos debemos dar con más fuerza y unión entre nosotros.

El interés de La Sergio es resguardar y propiciar investigaciones que, sin descuidar los avances tecnológicos y económicos, sean investigaciones innovadoras en el sentido más profundo del término.


Notas relacionadas

La Sergio cultiva excelentes docentes para entregar los mejores profesionales

La Sergio es una comunidad de investigación

Noche de la Excelencia Sergista: docentes e investigadores fueron exaltados por su calidad académica
 

Comparte este contenido

ORI-NEWS SEPTIEMBRE 2018

En esta edición de ORI-NEWS descubre cuáles son los próximos destinos académicos de los estudiantes ...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE