Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

“LLEVO EN MI CORAZÓN, EN MI MEMORIA Y EN MI FORMACIÓN EL ESPÍRITU SERGISTA”: IVÁN DUQUE MÁRQUEZ, PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

La Universidad Sergio Arboleda condecoró a Iván Duque Márquez, Presidente de la República y egresado de la Escuela Mayor de Derecho, por su sólida formación en valores, su defensa de la institucionalidad y su contribución al fortalecimiento de la democracia en el continente.

presidente-republica-colombia-ivan-duque-marquez-medalla-fundadores-egresado-ilustre-universidad-sergio-arboleda-conmemoracion-centenario-natalicio-rodrigo-noguera-calderon

Iván Duque Márquez aún recuerda su primer día en la Universidad Sergio Arboleda. “Llegué con una chaqueta de cuero, recién rapado y desafiante a la oficina de José María del Castillo, para presentar la entrevista de admisión. Recuerdo que me dijo: ‘y usted, por qué viene con esa facha’, a lo que respondí: no se preocupe por la facha, que yo espero ser un egresado que enorgullezca a la Universidad”.

Con esta anécdota, el primer mandatario de la Nación evocó su paso por la Universidad Sergio Arboleda, durante la ceremonia en la que recibió la Medalla Fundadores por su destacada trayectoria personal, pero, ante todo, por su sólida formación en valores y sus calidades humanas.

Esta distinción, creada para conmemorar el centenario del natalicio del fundador de la Universidad Sergio Arboleda, Rodrigo Noguera Laborde, y para exaltar los 35 años de la institución, fue entregada el pasado 22 de octubre, en compañía de los fundadores y colaboradores más antiguos de esta casa de estudios.

“Me siento muy honrado porque la Universidad Sergio Arboleda ha sido mi casa, mi escuela. La recibo con mucha alegría conmemorando los cien años de ese gran visionario que era Rodrigo Noguera Laborde, pero además, en el aniversario 35 de la Universidad. Recibo esta distinción con mucha motivación y con muchas ganas de seguir dejando en alto el nombre de esta Universidad”, señaló el egresado de la Escuela Mayor de Derecho.

Durante su discurso, el presidente Duque aprovechó para recordar múltiples anécdotas personales con el fundador de la Institución. “A él le encantaba fumar Piel Roja sin filtro. Recuerdo que una vez me vio salir de la Universidad y me dijo: ‘Duque, venga y conversamos’. Él estaba fumando y me preguntó: ‘¿usted fuma?’. Le respondí que no, que de vez en cuando fumaba un tabaco. Entonces cometió la osadía de regalarme un Piel Roja sin filtro, que me costó un ‘tiempito’ dejarlo”, recordó entre risas.

Asimismo, rememoró cómo el día de su grado, Rodrigo Noguera Laborde, entonces rector de la Universidad, le dio el diploma a su padre para que fuera él quien se lo entregara. “Después, con una sonrisa picaresca, me pidió que lo acompañara a su biblioteca personal. Entré y me dijo: ‘Nunca logré volverlo conservador’”.

De manera particular, trajo a su memoria las palabras que el fundador de la Universidad compartió el día de su inducción. “Con su figura particular, con esa claridad de pensamiento, con ese tono, nos decía: ‘ustedes no están entrando a una universidad, ustedes están entrando a una Escuela de Derecho” porque, según les explicaba, la Universidad no era una fábrica de abogados sino una incubadora de jurisconsultos.

En su recorrido por el legado académico de Noguera Laborde, el egresado Sergista destacó obras ‘Kant, introducción a lo fundamental de su filosofía’, de la que aprendió que “en los imperativos categóricos está ese firme propósito de entender que la justicia no se aproxima al conocimiento a partir de los libros sino a partir de la propia conducta humana”.

Sobre Filosofía para Profanos, otra de las obras clásicas del fundador de La Sergio, el presidente Duque anotó cómo su autor tuvo la osadía de enfrentar, en el plano de la filosofía, a muchos intelectuales y a muchos diletantes que creían que la esta ciencia tenía que estar separada siempre de la fe.

“Él sabía, como lo manifestó en ese bello libro de Filosofía para Profanos, que la filosofía también tiene buscar, y puede buscar, una aproximación a Dios”, expresó.

En su intervención, el presidente Duque agradeció a varios de sus docentes que asistieron al evento, en especial a quien fuera su profesor de Derecho Penal General. “Dr. Gregorio, le quiero decir lo siguiente: En una de las tantas conversaciones maravillosas que tuve con el Dr. Rodrigo Noguera Laborde, me decía él que cultura es todo aquello que recordamos, después de haber olvidado lo que hemos aprendido. Le quiero hacer a usted ese reconocimiento, porque usted es de los profesores que nos ha dejado huella, mucho más allá de los conocimientos. Muchísimas gracias”.

Con esto, el Presidente de la República agradeció la distinción de su alma máter y ratificó su sentido de pertenencia a la Institución de la que se graduó el 3 de agosto del año 2000.

“Llevo en mi corazón, en mi memoria y en mi formación el espíritu Sergista, el espíritu de una Universidad que crece, que trasciende a nuevos sectores del conocimiento, que llega a nuevos territorios de Colombia, que llega a otros lugares del mundo. Una Universidad que enarbola la legalidad como principio, que enarbola con entusiasmo la ciencia, la tecnología, la innovación, de la mano con el humanismo para interpretar y buscar soluciones a los desafíos de hoy”, señaló.

Finalmente, el egresado refrendó su compromiso, no solo con los valores que distinguen a esta Comunidad académica, sino también con todos los Sergistas. “Lo hago además con el orgullo de ser el primer Presidente de la Universidad Sergio Arboleda y de trabajar incansablemente para que sean muchos más los presidentes egresados de esta Universidad”, concluyó.


LEA TAMBIÉN

Comparte este contenido