Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

“ENCONTRÉ EN LA SERGIO UN ESPACIO DONDE PUDE DESARROLLAR MI CONEXIÓN CON LA MÚSICA”, SOLO ETRA

Egresado del programa de Música, Solo comparte las enseñanzas que le dejó La Sergio y su experiencia en el emprendimiento desde el ámbito musical.

solo-etra-universidad-sergio-arboleda-escuela-artes-musica

Egresado del programa de Música de La Sergio, Solo Etra es también emprendedor. Gracias a las enseñanzas que tuvo en la Universidad, pudo llevar a cabo su proyecto de emprendimiento, el portal Quieromusicos.com, el cual funciona como un booking de músicos en línea que le permite a los interesados acceder a un amplio repertorio de artistas para sus eventos, incluyendo diferentes géneros musicales.

Etra, cantante, arreglista y compositor, es fiel creyente de que todo en la vida se hace por vocación. Este ha sido su modus operandi desde que unió sus dos facetas para convertirlas en una idea de negocio, pues también es publicista.

Esta disposición por desempeñar su profesión de la mejor forma, le ha traído grandes triunfos. Su emprendimiento dinámico e innovador lo llevó a ser galardonado con el premio “Ganador INNpulsa 2013”, a obtener el premio “Emtech Colombia 2012” y a ser seleccionado por el MIT como uno de los 20 proyectos empresariales de base tecnológica más innovadores de Colombia.

Desde de su experiencia como emprendedor, afirma que este no es un camino fácil de seguir pues siempre van a existir adversidades que hay que saber cómo afrontarlas sin desistir en la mitad del recorrido. Sostiene que el emprendimiento está dividido en varias etapas. A la primera la cataloga como idílica, porque cuando se tiene éxito temprano, todo está muy bien, pero después vienen los problemas y todo se cae. Por ello asegura que lo principal es tener resistencia ya que no hay nada que lo prepare a uno para enfrentar esas dificultades y agrega que es muy importante aprender rápidamente: “Moverse, asesorarse y unirse con personas que tengan los conocimientos y habilidades que uno no tiene”. “El hecho de emprender desde la música y lograr hacer que las personas tengan un rayo de alegría en su corazón todos los días, es muy gratificante. Eso es lo más importante para nosotros, lo que ha hecho que en los momentos difíciles, renovemos esas ganas de seguir adelante”.

Para emprender se necesita tener predisposición, un rasgo que no todas las personas tienen. Cuando existe, se debe aprovechar al máximo para sacar el mayor provecho posible. Este talante lo tiene Etra. Desde pequeño le ha apostado al emprendimiento. Según él, nunca pensó en dónde iba a trabajar ni en cual empresa, por el contrario, siempre reflexionó sobre qué iba a inventar cuando saliera de la Universidad. “Hay un rasgo personal que me llevó a emprender desde niño. Siempre estuve inventando empresas sin alguna razón específica. Creo que es una necesidad creativa más que una decisión consciente, fue el descubrimiento de una gran vocación”.

De acuerdo con su práctica como emprendedor desde la música, les recomienda a los músicos que quieren irse por este camino, que se asesoren bien desde el principio y que mediten sobre cómo le pueden aportar una solución a las necesidades de las personas: “Les diría que piensen en cómo generar valor, cómo aportarle al entorno y cómo impactar positivamente en una sociedad”.

Para este músico, ser Sergista significa tener una visión integral del ejercicio profesional. Sostiene que su formación abarcó todas las áreas necesarias de la música para tener un desarrollo satisfactorio en su campo de acción. “Es tener una visión que va más allá del oficio y que tiene que ver con los valores y con un enfoque más profundo de las relaciones con las personas”.

Igualmente destaca que ser Sergista es para siempre no es letra muerta, sino un principio que se cumple a cabalidad dado que la Universidad siempre se interesa por sus egresados, tal como a él le ha pasado. “Este lema es la impronta de una visión más profunda del ser humano, la que se lleva uno después de la Universidad y luego de haber tenido la oportunidad de aprender la filosofía Sergista”.

Dentro de los recuerdos de su paso por la Universidad, están los profesores, quienes se encargaron de impartirle el conocimiento necesario para poder desarrollarse satisfactoriamente como profesional y llevar a cabo su emprendimiento. Por otro lado, están sus compañeros de clases, quienes más que una competencia, se convirtieron en sus aliados para salir adelante en su proceso de formación. “Los profesores, sin lugar a dudas fueron unos maestros fantásticos. Además de esto, recuerdo la hermandad que se formó entre todos los que estudiábamos música, pues se creó un espíritu de colaboración muy bonito”.

Es innegable que La Sergio apoya el espíritu emprendedor de sus estudiantes. Todos tienen siempre la posibilidad de plantear sus ideas y llevarlas a cabo y Solo no fue la excepción. Los aportes que la Universidad hizo para que pudiera desarrollar su proyecto de emprendimiento fueron invaluables, como el ser aconsejado por profesores expertos en el tema y recibir los conocimientos necesarios. “La Sergio, a raíz de los espacios donde pude interactuar una vez me gradué, me ayudó muchísimo como emprendedor porque me permitió hacer unas conexiones que fueron claves en mi proyecto, además de brindarme las bases y conocimientos necesarios para poder desarrollarlo”.

La ética, la moral y el humanismo siempre están presentes en la formación de los Sergistas por las bases filosóficas que tiene la Universidad. Para Solo, el principio que tiene La Sergio para que todos sus profesionales tengan el humanismo como base de su ejercicio profesional, se cumple. “Un profesional Sergista se caracteriza por ser un individuo que le da importancia a los valores humanos y a tener un impacto positivo en su entorno y en las personas. Esa es la gran diferencia”.

Solo Etra lleva la música en sus genes, pues su padre, Pablus Gallinazo, es un reconocido músico santandereano. Como en la mayoría de familias de músicos, su padre no quería que siguiese sus pasos, por lo que su decisión inicial fue la publicidad, con miras a darle un enfoque más pragmático a su vida, sin embargo primó su don. “Estudié música por una necesidad vital, porque realmente quería darme el gusto de llevar mi vocación y lo que me apasiona a la mejor expresión posible, por eso tomé la decisión unos años después”.

Desde un principio ha sido entusiasta por la parte intelectual de la música, más allá de las habilidades con los instrumentos. Es por esto que cuando decidió dónde estudiar, lo hizo de una forma muy consciente, pues sabía que en La Sergio podría desarrollar sus capacidades y su disposición por aprender. “Yo encontré en La Sergio un espacio donde pude desarrollar mi conexión con la música y mi mundo interior intelectual en relación con esta”.

Frente a los retos que hoy en día tienen los músicos, considera que lo primordial es mantener la pasión viva y encontrar cómo brillar y cómo, con su talento, pueden generar un impacto en la sociedad. Asegura también que todos los que entran a formarse profesionalmente lo hacen movidos por una gran pasión y que lo más importante es mantener ese gusto por el hacer y por dedicarse fielmente a ese llamado. “El principal reto que tienen los músicos es mantener la pasión. Se trata de no querer ser algo en especial, sino en encontrar algo a través de vocación propia y saber dónde puede uno impactar más al mundo. Yo, por fortuna, puedo hacerlo como compositor, arreglista y cantante con mi banda vocal pero, sin lugar a dudas, también como empresario”.

Como recomendación para los nuevos profesionales Sergistas, especialmente para los egresados de Música, afirma: “aprovechen con pasión este tiempo. Aprovéchenlo con consciencia porque eso hace una gran diferencia. Procuren que sea un tiempo invaluable e inolvidable y que deje una huella en la vida. Durante la Universidad, uno realmente tiene que poner el 100% de su corazón y esfuerzo para disfutarlo. Apasiónense, disfruten y pónganla toda”.


LEA TAMBIÉN

Comparte este contenido