Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

SEBASTIÁN CUELLAR, UN TALENTO MATEMÁTICO DE EXCELENCIA

Egresado Sergista de Matemáticas y del programa de Talentos Matemáticos y Científicos que lidera la institución, Sebastián Cuellar es un ejemplo de excelencia académica, la cual le ha permitido que a sus 25 años esté por finalizar su primer doctorado.

sebastian-cuellar-programa-matematicas-escuela-ciencias-exactas-ingenieria-universidad-sergio-arboleda

El talento de Sebastián Cuellar con las matemáticas lo ha llevado a tener muchos reconocimientos a nivel nacional e internacional. Egresado del Programa de Matemáticas de la Universidad Sergio Arboleda, conoció la institución gracias a una nota en un periódico sobre el Programa de Talentos Matemáticos y Científicos. En ese momento, sus padres decidieron vincularlo y allí se enamoró de los números por la forma en la que los enseñaban y porque logró conocer a muchos otros niños que también disfrutaban de este tema.

Desde el inicio, Sebastián se destacó entre sus compañeros y con solo 13 años fue invitado a participar en las clases de matemáticas junto a estudiantes de primer semestre. “Ellos siempre fueron muy gentiles conmigo, nunca sentí que me trataran diferente por el hecho de ser un niño pequeño, inclusive terminaban pidiéndome ayuda”, recuerda Sebastián.

Después de aprobar con excelencia varias asignaturas, la Universidad le ofreció la oportunidad de vincularse totalmente al pregrado y empezar su carrera. Para ese entonces, Sebastián aún estaba en el colegio, por lo que decidió presentar el examen ICFES para obtener su diploma de bachiller académico. Y, aunque aprobó dicho examen y se vinculó al Programa de Matemáticas, siguió asistiendo a su colegio con el propósito de culminar sus estudios y compartir tiempo con sus amigos. A los 19 años obtuvo su título como matemático.

Con el Programa de Matemáticas y gracias a su activa participación en semilleros, proyectos de investigación y eventos pudo conocer por primera vez el mar. Hoy, a sus 25 años, se encuentra realizando el último año de doctorado en la Universidad Católica del Norte en Chile, y aún a miles de kilómetros de distancia, Sebastián mantiene contacto con La Sergio.

“A La Sergio le debo un montón de cosas y me encanta la idea de seguir teniendo contacto y colaborar en los proyectos que pueda. Lo que más me interesa en este momento es estar en un lugar donde logre apoyar a más personas y pueda hacer que las matemáticas les sirvan para cambiar vidas. Quiero seguir desarrollando proyectos con jóvenes colombianos, porque creo que mi experiencia puede ser útil a otras personas. En mi caso, yo pude continuar estudiando en talentos porque alguna vez alguien decidió pagarme la matrícula. Si yo logré todo esto seguramente otras personas podrán alcanzar muchísimo más con el apoyo adecuado”, expresó este egresado Sergista.

Para este apasionado por la educación matemática, la matemática pura y la matemática aplicada, esta disciplina está en todos lados y permite entender mejor el mundo. “Hace un tiempo tuve la oportunidad de ayudar en un proyecto de doctorado sobre temas de ergonomía a una estudiante de la Universidad Javeriana. Puntualmente sobre cómo diseñar el ambiente de trabajo para el recolector de café. Muchos pensarían que este tema no tiene nada que ver con las matemáticas, pero en realidad hay muchísimo detrás. Me encanta ver cómo sirven para mejorar la vida de otras personas a través de la investigación estadística”, explica Sebastián.

En ese sentido, agrega, “en todos los campos académicos hay algo de matemáticas”, por eso invita a todos los Sergistas a que se aproximen a esta área del conocimiento y se maravillen con todas sus aplicaciones”.

Igualmente les recomienda que aprovechen su paso por la Universidad. “La Sergio proporciona cosas únicas: un ambiente hogareño, de cariño, muy familiar y eso es algo que a uno lo marca. Al final, uno termina sintiendo a La Sergio como su casa y siempre se tiene deseo de volver”, afirmó.

“Si tienen una idea o un proyecto, la Universidad brinda herramientas para ayudarlos. Sigan sus sueños y su vocación, estudien lo que desean y luego hagan lo que quieran con sus vidas, es lo mejor que pueden hacer”, concluye este talento matemático que hoy deja en alto el nombre de nuestra Institución.


LEA TAMBIÉN

Comparte este contenido