Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

“BUSINESS THINKERS ME ENSEÑÓ EL VALOR DE UN BUEN EQUIPO DE TRABAJO”: ESTUDIANTE SERGISTA

Sebastián Gasca, estudiante de Administración de Empresas de la Universidad Sergio Arboleda y ganador de la segunda versión del programa para acelerar las mejores ideas de negocio, compartió su experiencia en el camino del emprendimiento.

Hasta el 26 de mayo estará abierta la convocatoria para participar en Business Thinkers, una iniciativa del Centro de Innovación, Emprendimiento y Empresa de la Universidad Sergio Arboleda, que tiene como propósito apoyar a los emprendedores que buscan valorizar su proyecto empresarial y, de esta manera, aportar al crecimiento del ecosistema corporativo en el país.

Business Thinkers otorga una beca al participante, que tenga la idea de negocio más innovadora, para formar parte del programa de aceleración empresarial ‘Transforma sueños en empresa’, que brinda a los emprendedores espacios de capacitación, asesoría y acompañamiento para el diseño, desarrollo y consolidación de sus compañías.

La convocatoria está abierta a estudiantes de últimos semestres, egresados de la Institución y a los colombianos en general, y es de carácter gratuito. Para hablar sobre su experiencia como ganador de la segunda versión de Business Thinkers, Sebastián Gasca, estudiante de Administración de Empresas de la Universidad Sergio Arboleda, compartió cómo fue su proceso en el programa y los aprendizajes que este le dejó.

¿De qué trata su emprendimiento?

El nombre de mi emprendimiento es The Opal Project. Allí nos encargamos de la creación de contenidos, desde su conceptualización y producción audiovisual hasta el desarrollo de experiencias digitales, en modelos híbridos, ya sean presenciales o virtuales.

Considero que, junto a mis socios, tenemos una muy buena idea de negocio. Estoy muy feliz de haberme encontrado con ellos porque contamos con un gran potencial, ya que una de nuestras fortalezas se basa en el recurso humano que tenemos, más allá de lo que ofrecemos y el desarrollo tecnológico, pienso que nuestra ventaja está en el equipo.

¿Por qué decidió postularse a Business Thinkers?

Mis socios y yo decidimos aplicar a Business Thinkers porque necesitábamos una orientación para reestructurar y continuar con el desarrollo de nuestra empresa entonces, para nosotros, esta iniciativa fue el punto de partida, que nos llevó a participar en el programa Transforma Sueños en Empresa.

¿Cómo fue su experiencia en el programa Business Thinkers?

Me acuerdo que desde el momento cero fue impactante porque nos inscribimos alrededor de 180 grupos, y yo pensaba que llegar a ser el primero de esa cantidad de personas iba a ser muy difícil. Sin embargo, nos esforzamos mucho para lograrlo y realizamos una presentación atractiva para resaltar entre los demás.

¿Cómo fue el proceso de preparar el pitch del programa?

Lo que hice fue tomar los consejos que nos dieron en la charla sobre cómo preparar un pitch, porque generalmente me gusta hablar y me extiendo, y solo teníamos 3 minutos para la presentación. Con mi equipo, creamos dos videos en los que explicamos muchas cosas, entre ellas, el por qué de la empresa, las necesidades que vimos en el mercado, cuántas empresas han migrado a lo digital, y el nicho de mercado.

¿Cuáles fueron los retos que evidenció durante el programa?

Uno de los mayores retos fue preparar el pitch de la presentación porque solo teníamos tres minutos para convencer al jurado de que nuestro proyecto era el mejor emprendimiento. No obstante, es ahí donde uno se da cuenta de la capacidad que puede tener. Durante el pitch me sentí muy bien, al principio los nervios me hicieron temblar, pero creo que justo ahí comprendí que amaba lo que hacía porque, a pesar de ello, me pude desenvolver y todo se dio de la mejor manera.

De otro lado, la competencia fue muy difícil, ya que los otros emprendimientos eran muy buenos. Hubo un momento en el que vi complicado llegar a ese primer lugar y me preguntaba si de verdad ganaría la beca que ofrecía este programa. Al final lo logramos, con llanto y todo, porque no puedo negar que eso sucedió cuando Diego Plata dijo mi nombre y me anunció como ganador del programa, ya que, en ese momento, a mi mente llegó todo lo que he pasado y los emprendimientos en los que fracasé.

Sin embargo, esto me dejó una enseñanza y es que debemos soñar porque todo es experiencia; yo he quebrado un par de veces, he tenido varias fallas en mi vida, pero tengo claro que lo único que se puede hacer en esos casos es levantarse y seguir aprendiendo de nuestros errores.

¿Qué le dejó Business Thinkers?

Creo que una de las cosas más significativas que me dejó Business Thinkers fue el reconocer la importancia que tiene contar con un buen equipo de trabajo. Recuerdo que uno de los criterios más relevantes para escoger el proyecto de emprendimiento ganador era la conformación del grupo de colegas de trabajo, ya que debíamos demostrar qué era lo que sabíamos hacer y la verdad mis socios tienen una gran experiencia porque han trabajado en empresas muy importantes, por ello, me di cuenta de que lo ganador en una compañía es contar con un equipo humano.

¿Por qué decidió ser emprendedor?

Yo digo que no hay nada mejor en la vida que trabajar en los proyectos propios, eso lo aprendí de mis papás. Creo que trabajar en otra empresa está bien, para adquirir experiencia, porque, aunque ahora estoy emprendiendo, en algún momento me gustaría trabajar en una compañía muy grande para aprender.

En este momento trabajo y emprendo porque la situación no me permite recibir ganancias de un solo lugar. Sin embargo, no hay nada como levantarse todos los días pensando en los despelotes que hay en una empresa propia, ya que siempre se van a presentar adversidades y uno, como emprendedor, es el que barre, el que reparte, el que vende, el que se encarga de la producción, en fin, de todo. Eso es desgastante, pero al mismo tiempo es muy gratificante, y no lo cambiaría por nada en la vida. Por el contrario, cuando se es empleado uno se levanta, tiene la misma rutina, y generalmente no cambian las actividades.

En mi experiencia como emprendedor, considero que hay mucho más dinamismo porque uno explora diferentes campos que son desconocidos. Por ejemplo, Opal me ha llevado a conocer de temas de diseño y edición de video, ya que mis socios me han enseñado bastante en cuanto a esas áreas, con las que no estaba relacionado, y de eso se trata la vida, de aprender y descubrir qué es lo que lo apasiona a uno de verdad.

¿Cuál es una de las mayores primiparadas que recuerda como emprendedor?

He tenido varias, pero creo que la que más me duele, porque aún estoy sufriendo las consecuencias de eso, es haberle dado una mala administración al dinero de mi empresa, utilizándolo para mis gastos personales. En mi primer emprendimiento hacíamos empaques y me fue muy bien, teníamos buenas ganancias, el problema es que empecé a creerme un dios, entonces usaba mal el capital que obtenía.

Yo creo que lo primero que uno debe tener claro es que, para obtener plata a partir del emprendimiento, se debe destinar una proporción de las ganancias de la empresa a la cuenta personal, pero el dinero que pertenece a la empresa debe ser sagrado, eso es algo que se debe aplicar en cualquier proyecto empresarial que se quiera ejecutar.

¿Recomienda el programa Business Thinkers?

Sí lo recomiendo. Quiero invitar a todos los estudiantes a hacer parte del programa Business Thinkers. Realmente la forma en la cual uno logra evaluarse para saber lo que puede alcanzar como emprendedor es impresionante, y demostrar de lo que uno está hecho es muy gratificante.

Para conocer más información sobre la convocatoria, los objetivos, la metodología y los términos y condiciones del programa, consulte aquí.


LEA TAMBIÉN

Comparte este contenido