Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

ECONOMÍA CIRCULAR: UNA CONTRIBUCIÓN AL DESARROLLO SOSTENIBLE DE LA SOCIEDAD

De la mano de relevantes empresas nacionales e internacionales como Unilever, Ecopetrol y Natura, La Sergio actualizará a los próximos líderes de sostenibilidad de las organizaciones en su nueva competencia certificable en economía circular.

La Sergio 4-0 Economia Circular Cuarta Revolución Industrial

Con el objetivo de formar profesionales que desarrollen estrategias de impacto positivo para las organizaciones, la economía y el medio ambiente, la Universidad Sergio Arboleda creó la nueva competencia certificable en Economía Circular: modelos de producción y consumo sostenible en la práctica.

Junto a importantes empresas nacionales como Ecopetrol y Unilever, y en alianza con Waste to Worth, líder en la materia, este programa, transversal a todas las áreas del saber, desarrollará las habilidades y competencias de los profesionales en pensamiento crítico, toma de decisiones, innovación, y evaluación de productos y procesos, con un importante enfoque en la circularidad.

La competencia certificable en Economía Circular abordará módulos de cadenas de valor en los procesos productivos, aplicación de software para el análisis del ciclo de vida de sistemas productivos, índice de circularidad para toma de decisiones, y plataformas LMS (Learning managment system).

Para conocer más acerca de la economía circular y todas sus aristas, Johanna Vargas, decana del pregrado en Ingeniería Ambiental de la Universidad Sergio Arboleda, explicó en qué consiste el modelo y por qué es importante que los profesionales del mundo 4.0 se capaciten en este.

¿Qué es la economía circular?

La economía circular es un sistema económico enfocado en minimizar el derroche y aprovechar al máximo los recursos, promoviendo un modelo de producción de bienes y servicios desarrollado de manera sostenible. Es mucho más que el reciclaje, incluye la minimización en la generación de residuos, la reducción de emisiones y el cierre de los bucles de energía, agua y materiales. 

En cuanto a los productos, procesos y servicios, la economía circular promueve el diseño superior de materiales, sistemas y modelos comerciales, de cara a contribuir al capital económico, natural y social, motivo por el cual, este sistema restaurativo está diseñado para beneficiar a las empresas, creando valor compartido, a la sociedad y al medio ambiente.

¿Cuáles son los principios de la economía circular?

Es importante tener en cuenta que la economía circular tiene tres principios específicos: el primero promueve la preservación del capital natural y fomenta la importancia de seleccionar de forma consciente los recursos, las tecnologías y procesos, con el fin de que sean cada vez sean más eficientes dentro de las cadenas de producción.

Este primer principio convoca a dar prioridad a la utilización de flujos de recursos naturales y renovables, siempre que sea viable, por ejemplo: materiales orgánicos, fibras textiles, madera, y residuos vegetales que después de utilizarse pueden retornar al medio ambiente como compost o pueden aprovecharse en la generación de energía renovable.

El segundo principio se enfoca en la optimización en el uso de los recursos, los componentes o los materiales, de forma que puedan someterse a procesos de desmaterialización, reparación o reciclaje, y busca promover la implementación de ciclos internos en las empresas.

Por último, la economía circular fomenta la eco-eficacia del sistema identificando, desde el diseño, las externalidades negativas que puedan generarse como, por ejemplo, elementos tóxicos, y emisiones de contaminantes y vertimientos, que impliquen un daño a la salud y al medio ambiente.

¿Cuál es el aporte de la economía circular al medio ambiente y al bienestar social?

Muchos. En cuanto al aporte de la economía circular al medio ambiente, los beneficios se enfocan en la reducción de extracción de materiales y energía que, como sabemos, cada vez son menos, y en la reducción en la generación de residuos, emisiones y vertimientos, que tienen efectos directos en la calidad de vida y en la salud de las personas.

En cuanto a los beneficios sociales, se identifica la generación de nuevos empleos causados por el desarrollo de nuevas actividades y modelos de negocio; el fortalecimiento de tejido social, por medio de colaboraciones e intercambios, y el aumento de capacidades por el uso colectivo de productos y servicios. Finalmente, lo que se promueve en la economía circular es que el consumidor tenga mejores elecciones, más conscientes y con iniciativa por comprar productos más duraderos que impliquen procesos sostenibles.

¿Cómo la economía circular contribuye a la generación de valor de las empresas?

Actualmente, las empresas tienen un gran desafío que es reconocer que su valor ya no es solo económico, sino también social y ambiental. El éxito ya no se concentra solo en las utilidades, sino que invita también a contribuir al mejoramiento de sociedad y la sostenibilidad del planeta, además, porque cada día estas materias primas a razón de su agotamiento se van a reducir y tendrán un precio más alto, lo que afectará los costos de producción.

Por tanto, el modelo de economía circular, busca que, en vez de quedarnos solo explotando-produciendo-usando y desechando, nos concentremos en producir más consciente, es decir, en aumentar el ciclo de vida de productos, realizar ajustes en la selección de insumos por unos con menos impacto, generar innovación en nuevos materiales, y revolucionar la forma de hacer negocios de manera que se genere mayor valor compartido, en donde si gana uno, gana toda la red empresarial.

¿Cómo comprender la rentabilidad de la economía circular para las organizaciones?

El modelo económico actual, que es el lineal, es insostenible por varios factores. Lamentablemente los recursos naturales como los metales, minerales, el agua, entre otros, son limitados y en algún momento se agotarán o, en el mejor de los casos, serán cada vez más costosos de explotar.

Por tanto, qué sentido tiene que hoy muchos productos tengan una vida útil de cinco minutos y se desechen, como en el caso de las botellas de plástico, o que un residuo, ya sea sólido o líquido, se termine desechado cuando tiene el potencial de reúso en otra actividad productiva a menor precio.

Hoy, por falta de un cambio de pensamiento, estamos literalmente “enterrando el dinero” en rellenos sanitarios y vertederos. En este escenario, la economía circular busca aumentar la rentabilidad de corto, mediano y largo plazo empresarial, por medio de un mix de estrategias que logren reducir costos de producción, disminuir la huella ecológica, promover la innovación, mejorar el relacionamiento, el trabajo en red, y la reputación entre organizaciones.

¿Qué rol desempeñan las tecnologías 4.0 en los procesos de economía circular?

Es sencillo, solo lograremos llevar la economía circular como modelo de negocio, si la tecnología nos lo permite. La digitalización en los procesos productivos, las plataformas tecnológicas de colaboración, las redes empresariales virtuales, el internet de las cosas (IoT), la analítica de datos existentes, los software y modelos de análisis de ciclo de vida, son algunos de estos ejemplos, con los cuales se podrán viabilizar las demás acciones dirigidas al cambio de comportamiento del consumidor y la sociedad en general.

¿Cómo pueden las personas implementar prácticas de economía circular en casa?

Todos podemos implementar la economía circular a través de pequeñas acciones en nuestras casas. Lo más importante es cambiar nuestra manera de pensar, que actualmente se enfoca en el consumismo acelerado por nuevos productos y remplazarlos por la reutilización, alquiler, reparación, renovación y reciclaje de los productos todas las veces que sea posible.

Esto implica la disposición por aprender, a través de catálogos o videos, la reparación, por ejemplo, de los dispositivos que usamos. También conlleva al arreglo de nuestra ropa como lo hacían nuestras abuelas al ir a las costureras para continuar con el uso de las prendas con pequeñas modificaciones en los diseños.

De igual manera, la generación de redes e intercambios con los vecinos es fundamental. Por ejemplo, en el uso de libros, carro compartido, elaboración de compost. Otra forma de aplicar técnicas de economía circular en casa es la selección adecuada de los productos que consumimos diariamente.

Las personas también podrían cuestionarse ‘¿realmente necesito esto?’ antes de realizar cualquier compra. Asimismo, ser conscientes en el uso responsable de los servicios públicos en nuestro hogar, como la luz y el agua, ya que todo esto aporta a la reducción de emisiones y en la conservación de nuestros recursos naturales.

¿Por qué la economía circular se posiciona como una competencia del mundo 4.0?

Ahora mismo, en las grandes empresas, existe la oferta del “profesional circular” o “líder de sostenibilidad”, cargos que tendrán la ardua tarea de repensar las organizaciones, de plantear estrategias innovadoras, ágiles, que impliquen tecnología, que promuevan la supervivencia en el mercado y la sustentabilidad en el tiempo de las empresas.

Todo esto hace parte de la promesa de valor de la Competencia de Economía Circular que estamos ofertando en la Universidad, la cual está pensada para capacitar a los estudiantes, encaminarlos a que desarrollen estrategias que respondan a esta necesidad imperante de los país y del mundo, y que actúen a partir de la producción y el consumo consciente.

¿Cuál es el valor agregado de la nueva competencia certificable de la Universidad?

El valor agregado es la alianza entre la Universidad Sergio Arboleda y Waste to Worth, líder en la transición a la economía circular en Latinoamérica, para la creación de este programa, único en el país, que rompe con el paradigma de educación tradicional, por medio de la aplicación de metodologías y espacios de construcción conjunta, cocreación y el desarrollo de casos prácticos, y que cuenta con el respaldo y participación de empresas que han aplicado estrategias de circularidad a nivel nacional como Ecopetrol, Carvajal, Natura, Unilever y Casostenible.

¿Cómo aportará la nueva competencia certificable en economía circular al desarrollo de un mundo sostenible?

La gran meta conjunta con nuestros aliados estratégicos Waste to Worth, y las empresas anteriormente mencionadas, es que, por medio de la educación, la sensibilización y entrega de herramientas prácticas, cada persona que curse la Competencia Certificada, pueda tomar acciones concretas y dirigidas en sus propios emprendimientos, microempresas y grandes organizaciones.

De esta manera, queremos generar una semilla de cambio en todos sectores y niveles de las cadenas empresariales. De otro lado, ha sido muy gratificante encontrar que el programa fue cursado, en su primera versión, por estudiantes de distintas profesiones, que tienen una sensación común, y es que, el modelo económico debe ser más sostenible para que nuestra existencia en el planeta, y tomar acciones contundentes a favor de esto.


LEA TAMBIÉN

Comparte este contenido