Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkdin

Ingresa a

Sergiovirtual

INGRESA A MOODLE

Haz Clic Aquí

Incorrecto

Ingresa a

SergioNET

Comunidad Sergista en línea



Olvidé mi contraseña
¿Cuál es mi usuario?

Ingresa a

Tucorreo

Si eres estudiante


Si eres FUNCIONARIO

haz clic aquí

Menu

CAMILO NOGUERA: NUEVO MIEMBRO DEL CENTRO DE ESTUDIOS COLOMBIANOS

El claustro admitió a Camilo Noguera Pardo, director del Centro de Formación Continuada en Humanidades de la Universidad Sergio Arboleda, con el fin de fortalecer la actividad académica.

camilo-noguera-pardo-revista-colombiana-de-estudios-hispanicos-usahumanitas-universidad-sergio-arboleda-asesor-oficina-alto-comisionado-para-la-paz

El Centro de Estudios Colombianos le concedió la membresía a Camilo Noguera Pardo, director del Centro de Formación Continuada en Humanidades de la Universidad Sergio Arboleda. La ceremonia se llevó a cabo el martes 18 de junio, en casa de la Vicepresidente del Centro de Estudios Colombianos. Este centro, fundado por el conservatismo colombiano, ha sido un tanque de pensamiento y de influencia política conservadora en Colombia. Algunos de sus presidentes han sido Álvaro Gómez Hurtado, Mariano Ospina Pérez, Hugo Palacios Mejía, Belisario Betancur Cuartas y Álvaro H. Caicedo.

El Centro hizo miembro a Camilo Noguera Pardo con base en dos razones, a saber: primero, vigorizar el Centro de Estudios Colombianos y su actividad intelectual; segundo, profundizar la identidad conservadora del centro. Noguera Pardo, quien es cofundador y director de la Revista Colombiana de Estudios Hispánicos, revista, por cierto, de orientación cristiana, católica y conservadora, ha desarrollado una intensa actividad académica que actualiza y contextualiza el pensamiento conservador desde lo profundo. Esto se atestigua al revisar el trasfondo conservador de algunas de sus investigaciones, acogidas por casas editoriales nacionales e internacionales. Algunas de sus publicaciones más destacadas versan sobre tomismo, neotomismo, aristotelismo, neoaristotelismo, bioética y bioderecho personalistas, filosofía de la reacción, entre otras líneas temáticas de análogo tenor.

Desde su cargo como Asesor de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz de la Presidencia de la República de Colombia asumido en septiembre de 2018, Noguera Pardo ha desarrollado contenidos teóricos para vertebrar políticas de estado con el enfoque de “Cultura de la legalidad”, el cual ha soportado en la ética de la virtud y, por ende, en una juiciosa relectura de los clásicos y contemporáneos de orientación personalista.

A continuación se reproduce el párrafo con el que Noguera Pardo cerró su discurso de ingreso al Centro de Estudios Colombianos el 18 de Junio de 2019. El discurso se publicará completo en la próxima edición de la Revista del Centro de Estudios Colombianos.

El conservatismo padece una agonía lenta, que lo sume, cada vez más, en una soledad triste. Y esta soledad, que no podemos permitir desenlace en olvido, puede revertirse. Es menester recuperar la memoria de los principios y la belleza de la tradición que han sido ofuscadas por la demagogia, el caudillismo, la complicidad, la simpleza y la ignorancia. Y para eso el conservatismo tiene que robustecerse, no tanto ni solo políticamente, como suele pensarse, sino intelectualmente. Sucede que se caracterizó el conservatismo siempre por sus elevadas figuras intelectuales. Allí debe regresar, al pensamiento, a las ideas, a los entendimientos. Aristóteles lo sabía. Lo escribió en su ética. Sabía que la virtud moral se aprende por el hábito y la virtud intelectual por el pensamiento. Una ilumina a la otra. Bueno, que el pensamiento genuino y riguroso, anclado en las cimas de lo cristiano, esplenda de esperanza la oscuridad de la duda y encauce la mirada del conservatismo hacia lo alto y hacia lo grande.
Comparte este contenido